ALERTA MÁXIMA POR EL SUMAPAZ

ALERTA MÁXIMA POR EL SUMAPAZ

En estado de máxima alerta se encontraban ayer varios municipios de Cundinamarca y Boyacá debido al aumento en las crecientes de los ríos Magdalena y Sumapaz, principalmente.

22 de abril 1995 , 12:00 a.m.

En Cundinamarca, en el sector comprendido entre los municipios de Venecia y Cabrera, 22 familias se encuentran aisladas debido al represamiento del Sumapaz a la altura del puente El Silencio.

Anoche, los voluntarios de los organismos de socorro trataban de llegar al puente para rescatar a las familias. Sin embargo, la labor ha sido difícil por que algunos deslizamientos han bloqueado las vías.

El coronel Clímaco Rodríguez Quintero, de la Defensa Civil de Cundinamarca, informó que se adelantan las diligencias para conseguir un helicóptero y lograr la evacuación.

Entre tanto, la Dirección Nacional para la Atención y Prevención de Desastres decretó ayer la alerta amarilla en la zona del Magdalena Medio, en los municipios de Puerto Salgar, Puerto Boyacá y Puerto Berrío debido al incremento del caudal del río Magdalena.

Según reportó el director del Comité Departamental de Emergencia, Jaime Matíz Ovalle, la creciente estaba anoche cerca a Puerto Salgar (Cundinamarca).

El aumento del caudal podría ocasionar agrietamientos en los taludes de las riberas, por lo que se solicitó a los alcaldes y juntas voluntarias de los municipios cercanos como San Bernardo, Arbeláez, Pandi, Nilo, Venecia, El Boquerón, Melgar y Ricaurte activar los comités locales, para hacerle frente a la situación.

También, se presentaron deslizamientos en las veredas Georgina y Venecia jurisdicción de Icononzo, límites entre Cundinamarca y Tolima.

Según el ingeniero Jaime Matiz Ovalle, director de prevención de desastres de Cundinamarca, el deslizamiento del jueves en la tarde, que accionó la alarma en los organismos de socorro, afectó tres viviendas del lugar.

Lo que se registra es un movimiento progresivo en masa de material suelto que el mismo cauce del Sumapaz está arrasando , dijo Matiz, quien indicó que aunque no se puede determinar con exactitud si ocurrirá un represamiento, es una situación que aún no se puede descartar.

Dijo que la quebrada Las Lajas, cercana al deslizamiento, se encuentra represada, y que un grupo de geólogos de la Dirección Nacional de Prevención de Desastres, recorren la zona detectando los problemas.

Matiz solicitó a los comités municipales de prevención estar atentos de la situación, informando a la comunidad del problema y tener listo un plan de evacuación en caso de ser necesaria.

Indicó que se debe tener especial cuidado en las riberas de todos los ríos de Cundinamarca, pero especialmente en Tabacal, Tobia, Ríonegro y Magdalena, así como en la zona de Utica, La Vega y Nimaima.

En Agua de Dios se desbordaron las quebradas Puná e Islá, impidiendo durante varias horas el paso de vehículos por la vía que comunica con Tocaima.

Por su parte, desde Melgar (Tolima) se informó que el cauce continúa alto, pero estable, y que la Policía, Personería, Defensa Civil y Cruz Roja realizan patrullajes para controlar la situación e informar a los aproximadamente 150 moradores de la zona, desde El Boquerón hasta Melgar.

La Gobernación de Cundinamarca también dispuso mecanismos de emergencia, pues algunas zonas del departamento están sobre las riberas del Sumapaz.

Por otro lado, la llegada del invierno empieza a hacer estragos en las carreteras y viaductos del Huila. La gobernación pidió ayer al Instituto Nacional de Vías decretar la emergencia vial.

El invierno aumenta los retrasos en las carreteras troncales y el puente del río Patá, donde las crecientes socavan la base.

El Patá está en reparación debido a una creciente registrada meses atrás. Actualmente solo hay tránsito para carros de hasta tres toneladas. El resto debe someterse a cruzar por el río, lo que conlleva riesgos. El paso por esta vía es clave para la comunicación de Huila y Caquetá con el centro del país.

Anoche continuaba interrumpido el paso hacia Pitalito, San Agustín y Putumayo luego de que se cayera la placa del puente sobre el río Timaná y la quebrada El Criollo destruyera una variante habilitada, mientras que se construye un puente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.