VENDEDORES DEL 7 DE AGOSTO, PARA OTRA PARTE

VENDEDORES DEL 7 DE AGOSTO, PARA OTRA PARTE

La construcción del metrobús, aunque no ha comenzado, parece enredarse cada vez más y todo por la confusión que hay en el proceso de cesión de los corredores férreos del sur.

21 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Todos esperaban la orden para que empezara el desalojo, el mismo que debió haberse hecho hace seis años, cuando se dio la primera orden, pero que las diferentes administraciones de Barrios Unidos nunca ejecutaron.

A las seis de la mañana, se presentaron algunos disturbios entre la Policía y los vendedores. Estos últimos afirman que fueron agredidos con gases lacrimógenos, mientras que los agentes dicen que los vendedores levantaron barricadas, tiraron piedra y quemaron llantas.

Aunque en 17 oportunidades se trató de levantar las 250 casetas de los andenes, nada pasó del intento.

Solo ayer el alcalde Antanas Mockus decidió aplicar la Resolución 43 de 1989 que ordenaba recuperar el espacio público del 7 de Agosto, a pesar de que no había un sitio para dónde trasladarlos.

Primero el desalojo Y no había sitio previsto, porque según la secretaria de Gobierno, Alicia Eugenia Silva, la administración no puede entrar a concertar con personas que estén en la ilegalidad y ellos contravienen la ley al invadir el espacio público .

Por eso, ayer, cuando las autoridades comenzaron a despegar las casetas empotradas a punta de soplete, se las llevaban para las instalaciones de la Policía donde quedarán guardadas hasta cuando la administración concerte con la comunidad, los comerciantes y los vendedores para dónde los pueden trasladar.

La diligencia duró todo el día. Cuadrillas de obras y agentes de la Policía trabajaron hasta bien entrada la tarde en el desmonte de las casetas.

Mientras tanto, los vendedores ambulantes intentaban una negociación con el Alcalde local, José Fernando Bocanegra.

Hace varios años, en uno de los tantos intentos, el Fondo de Ventas Populares del Distrito tenía listo un edificio en la calle 66 con 27 para albergar 400 vendedores.

Como el tiempo pasó, dicen los vendedores que el edificio se perdió, a pesar de que ellos estaban dispuestos a trasladarse.

De todas maneras, una vez los andenes de la carrera 24 estén totalmente recuperados, se iniciará la concertación con el fin de asignarles un sitio de trabajo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.