CÁTEDRA A LA GRANDEZA ESPIRITUAL

CÁTEDRA A LA GRANDEZA ESPIRITUAL

Mientras las emisoras tocan con insistencia las canciones de los Beatles y los Rolling Stones, las páginas de opinión de los periódicos reseñan con preocupación la inminente guerra en Vietnam; el recién graduado músico Glen Holland (Richard Dreyfuss) se halla ante la disyuntiva de emplearse como docente, con el fin de subsistir, o dedicarse a la pasión de su existencia, la composición de música clásica.

07 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Secundado por su joven y amorosa esposa Iris (Glenne Headly), Holland toma la decisión de ingresar como profesor al colegio John F. Kennedy, al parecer, como un escampadero , mientras su vida obtiene la solidez económica suficiente para dedicarse a la composición.

Sin embargo, los años van pasando y Glen Holland encuentra día a día un nuevo motivo para amar la docencia y respetar profundamente la misión de guiar a diferentes grupos de adolescentes por el camino de la formación profesional, emocional y espiritual.

Según él, la verdadera música no se encuentra sólo en el pentagrama, sino que proviene del corazón. Holland es un auténtico hombre orquesta que vibra al escuchar las notas de una delicada melodía, consiguiendo llevar a sus pupilos al éxtasis musical, transformándolos en seres humanos con objetivos claros y metas justas en sus vidas.

Maestro de ilusiones, uno de los filmes más taquilleros de 1995 (ha recaudado más de 150 millones de dólares), es un bello homenaje a todos los maestros del mundo, en cualquier cátedra.

Al mismo tiempo, la cinta explora el mundo diferente de las personas sordomudas, en particular las que nacen con este defecto, y deben enfrentar la vida y a los otros seres humanos, a punta de señas. El director Stephen Hereck, eligió para el papel del hijo sordomudo de Glen Holland, a tres actores sordos: Nicholas John Renner, quien interpreta a Cole durante su niñez; Joseph Anderson, Cole a los 15 años; y Anthony Natate, como Cole a los 28 años, éste último miembro del Teatro Nacional de Sordos.

Durante dos meses, los actores protagónicos, Richard Dreyfuss y Glenne Headly, estuvieron aprendiendo el lenguaje de señas para sordomudos.

Por otra parte, los realizadores buscaron el máximo realismo en las escenas con los estudiantes y en los claustros destinados a salas de música, tal como eran en los años 60, 70 y 80 s.

Jan Bergstrom y su equipo de decoradores construyó un cuarto de música en la escuela donde se filmó la película, colocándole techo y pisos nuevos para el rodaje de las escenas. Estudiantes y músicos que aparecen en la cinta, fueron escogidos por el director de drama del colegio real que se utilizó, con el fin de llegar a la más fiel autenticidad ambiental.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.