3 EMPRESAS BARRANQUILLERAS BUSCAN EVITAR EL CONCORDATO

3 EMPRESAS BARRANQUILLERAS BUSCAN EVITAR EL CONCORDATO

Si las cosas se dan como espera la Superintendencia de Sociedades, los propietarios y acreedores de las empresas barranquilleras Remaches Industriales, Jassir e Hijos y Constructora de Vivienda Ltda. lograrán suscribir unos acuerdos que les permitan superar sus dificultades financieras antes sin necesidad de acudir al concordato.

12 de junio 1996 , 12:00 a.m.

El superintendente delegado para procedimientos mercantiles, Oscar González Arana, dijo que en el caso de Remaches Industriales --empresa productora de remaches, tornillos, botones, ojetes, etc.-- se realizó una asamblea el viernes por la tarde en la cual se acordó redactar un borrador del texto de acuerdo.

En la empresa textil Jassir e Hijos, ya se dio una reunión con cuatro de los grandes acreedores y se inició un proceso de acercamiento. Y en Constructora de Vivienda Ltda., empresa promotora de construcciones turísticas, se definió una reunión de socios y acreedores en la sede de la Superintendencia Delegada el próximo 24 de junio.

Las tres firmas barranquilleras habían solicitado hace 20 días su admisión al concordato preventivo como salida para superar la iliquidez transitoria que afrontan.

La primera experiencia positiva en materia de conciliaciones preconcordatarias se dio en Bogotá con la cervecería Ancla, y todo indica que algo similar ocurrirá con las empresas Loren Forn y Pfaff de la misma plaza.

El mecanismo ha tenido tan buena aceptación que ahora la Superintendencia lo está ensayando en Barranquilla para luego estimular su práctica en el resto del país.

González Arana advirtió que para todos los casos es necesario tener en cuenta que el concordato no es un objetivo en sí mismo porque lo realmente importante es superar los conflictos.

Lo que estamos estimulando es que en casos de iliquidez transitoria se firmen acuerdos antes de que se judicialice el conflicto, y que estos acuerdos sean expresión de la voluntad de las partes , dijo González Arana.

Manifestó que la solución preconcordataria es la más sensata y rentable porque en un proceso de concordato pasa un año antes de que se convoque a la audiencia preliminar, y puede pasar otro año más si no se logra ningún acuerdo en esa instancia.

El peor enemigo de un proceso de estos es el tiempo porque la deuda sigue creciendo. De allí lo saludable de estas conciliaciones preconcordatarias , dijo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.