SANTA FE SE HIZO EL HARA-KIRI ...

SANTA FE SE HIZO EL HARA-KIRI ...

El edificio que Santa Fe construyó brillante, paciente y laboriosamente en 45 minutos, ladrillo por ladrillo, se derrumbó en forma estrepitosa en solo 180 segundos. Porque ese fue el lapso en que el América resucitó y le arrebató dos puntos que el cuadro de Julio Avelino Comesaña tenía bien guardados en el bolsillo.

21 de abril 1995 , 12:00 a.m.

El primer tiempo del cuadro rojo fue, como lo reconoció después el propio estratega uruguayo, lo mejor del año. No solo porque se mantuvo la solidez defensiva que ha caracterizado al onceno en este torneo, sino porque se salió del bache ofensivo. Es decir, de mitad del campo hacia adelante Santa Fe ofreció alternativas, fue punzante, tuvo sorpresa, llegó con peligro y marcó gol.

Durante toda la semana trabajamos en la función ofensiva. Mire cómo son las cosas: pensábamos que el dolor de cabeza iba a estar en la zona de atrás y estamos atascados adelante. El trabajo se ha cumplido, con repeticiones. Se trata de que los jugadores, a punta de hacer una y otra vez la misma jugada, la interioricen. Vamos a ver si en el campo eso queda plasmado , le decía Comesaña al periodista Javier Hernández Bonnet pocos minutos antes de comenzar el partido.

Y el trabajo de la semana se vio. Porque Santa Fe fue una tromba ofensiva, en especial en los diez minutos iniciales, cuando sumó tres claras opciones de gol con Wittingham (minutos 2 en un tiro libre), Tilger (5, remate desviado) y otra vez Pacho (9, media distancia que controla Córdoba).

La clave de esa mejoría estuvo en que el paraguayo Víctor Hugo Avalos dejó la apatía en el camerino y se decidió a ser el volante atrevido, encarador, de llegada hasta el fondo. Igual sucedió con Jorge Salcedo, que con su acostumbrada gambeta, con su pausa, desequilibró el sistema defensivo americano.

Por eso, el gol era una lógica consecuencia. Llegó tarde, al minuto 45, pero fue premio al mejor equipo de la cancha. Avalos aprieta y recupera el balón, toca de pared con Wittingham, encara, forcejea, va hasta el fondo y pone el centro al segundo palo, donde el solitario Salcedo la emboca. 1-0, brillante colofón a un primer tiempo para enmarcar.

Sin embargo, el sufrimiento regresó en la segunda parte. Y, otra vez, porque Santa Fe bajó la guardia, no porque América reuniera los méritos. En forma increíble, al cumplirse el cuarto de hora, cuando Ricardo El Gato Pérez (que había ingresado por Alex Comas) se hizo expulsar en forma irresponsable por agredir a Eduardo Orozco, el rojo capitalino comenzó a nublarse.

Cedió la iniciativa del balón a su rival, se enredó en la marca y se quedó sin salida en el ataque. Aun así, en el minuto 26 pudo liquidar el juego. Desdoblamiento de Wilson Gutiérrez para dejar solo a Daniel Tilger entre un mar de piernas americanas, obligando a Arley Dinas a cometer falta. Penalti indiscutido. Pero el argentino volvió a equivocarse en la ejecución y no solo permitió el lucimiento de Oscar Córdoba, sino que resucitó a un muerto que no merecía esa suerte.

Lo demás es historia conocida, algo que se está volviendo una tormentosa costumbre en este Santa Fe de 1995. Producto del desespero viene el error: sin necesidad alguna, porque no hay peligro inminente, Orozco empuja a Henry Zambrano dentro del área. Penalti y James Cardona acierta para el 1-1.

Luego Dinas ve la roja por doble amonestación y el árbitro Porfirio Pérez decide poner su granito de arena a la angustia roja, cuando expulsa a Salcedo en una jugada donde ni siquiera hubo falta.

Santa Fe, como aquel arquitecto novato, construyó un lindo edificio. Pero de nuevo las bases no fueron sólidas y el primer temblor echó por tierra el sueño...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.