EL DESCENSO RESULTÓ UNA PENOSA CHANZA PACHUNA

EL DESCENSO RESULTÓ UNA PENOSA CHANZA PACHUNA

El espectacular tapete de claveles rojos y rosados con que se cubrió el último kilómetro para la llegada de la segunda etapa de la XLV Vuelta a Colombia-Colmena, terminó convertido en el marco de un impresionante final cargado de espinas que le arruinó la fiesta a más de uno de los favoritos.

21 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Porque el único que lucía feliz era José Jaime Chepe González, de Pony Malta-Kelme, actual campeón, que ganó y se puso la camiseta de líder.

Ayer era más fácil preguntar quién no se cayó, porque a partir del Alto del Empalizado, a 28 kilómetros de Pacho, empezaron a rodar los hombres como si fueran un castillo de naipes.

Durante la silenciosa noche en Villa de Leiva, Carlos Mario Jaramillo, el capo de Aguardiente Antioqueño-Lotería de Medellín, lo había dicho: si en el descenso el piso está seco, no vamos a tener problemas; de lo contrario, eso va a ser de miedo .

Y así fue. Las palabras de Millo se cumplieron al pie de la letra. Apenas sobre el primer kilómetro ya no se veía nada. La neblina, la lluvia menuda y el piso jabonoso se encargaron de seleccionar la carrera.

Germán Ospina (Ron Medellín-Lotín), hasta ayer tercero en la general, y Luis Espinosa (Manzana Postobón) iniciaron la impresionante jornada de visitas al suelo. De ahí en adelante, Javier Zapata (Aguardiente Antioqueño-Lotería de Medellín), que aterrizó contra una casa; Martín Farfán (Pony Malta-Kelme), que se fue a una cuneta; Celio Roncancio (Gaseosas Glacial), que se fue al piso cuatro veces, Carlos Mario Jaramillo, Héctor Iván Palacio (Aguardiente Antioqueño-Lotería de Medellín), Henry Cárdenas (Gaseosas Glacial) y Libardo Niño (Pony Malta-Kelme), entre otros, besaron por lo menos una vez con el piso mojado.

Los primeros 170 kilómetros de la etapa nadie los recordaba al final de la tarde. Pero los 28 del descenso hasta Pacho fueron el tema de conversación. Porque hubo de todo. Veamos: 1. Cambio de líder: Pedro Rodríguez, Pony Malta-Avianca, le cedió su puesto a José Jaime González, de Pony Malta-Kelme. Chepe pasó del décimo al primer lugar, mientras Rodríguez bajó a la undécima casilla con una desventaja de 57 segundos.

2. El desempate: Chepe González y Libardo Niño quedaron igualados en el primer puesto de la general. De acuerdo con el reglamento de la UCI, en caso de empate en el primer lugar de la clasificación individual, el líder quien tenga menor número de centésimas en la contrarreloj que se haya disputado. En el prólogo, Chepe marcó 33 centésimas, contra 65 de Niño.

3. La rabia de Marín: Rúber Albeiro Marín, de Manzana Postobón, terminó furioso. Cuando estaba a punto de coronar la etapa y sumar así su segundo triunfo, se enredó con los claveles, se fue al piso y debió conformarse con la cuarta posición. Más mala suerte para la banda del Pollo López, pues Luis Espinosa y Luis Alberto El Pollo González perdieron precioso tiempo.

4. No fue el día de los favoritos de EL TIEMPO: Chepe fue el único que se salvó. De ahí en adelante, Roncancio, Jaramillo y Espinosa se cayeron, mientras Rodríguez perdió tiempo y la camiseta amarilla.

5. El drama de los pelados : Elder Herrera y Germán Ospina, ambos del equipo Ron Medellín-Lotín, perdieron el segundo y tercer lugares. Elder se colgó en el ascenso, justo antes del premio de montaña, y allí perdió más de un minuto. Ospina, por su parte, fue a parar a una cuneta y debió ser auxiliado por un compañero para salir de allí. Terminó muy golpeado en la pierna izquierda.

6. Se adelantó la selección: Hasta antes de la etapa de ayer, todo era tranquilidad en la Vuelta. Se esperaba que solo mañana, cuando la caravana saliera de Honda a Manizales, pasando por el obligado y exigente paso por Letras, empezara la coladera.

Después de todo esto, no quedó más remedio que secarse la cara, limpiarse el barro, tragarse la rabia y llevarse unas naranjitas pachunas para el hotel en Bogotá, donde durmió anoche la caravana. Porque, al fin y al cabo, esto apenas empieza.

Hoy, a las 8: 30 a.m., la Vuelta a Colombia-Colmena saldrá de Funza hacia Mariquita, sobre 157,1 kilómetros. Sobre el papel, debiera ser una jornada de transición. Será que sí?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.