HOMMES CAMBIÓ DE DISCURSO

HOMMES CAMBIÓ DE DISCURSO

Quien lo creyera. Uno de los más duros críticos de la administración Samper, el ex ministro de Hacienda Rudolf Hommes cambió su discurso: A pesar de las nubes negras veo la economía bien .

21 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Como vamos, vamos bien , sostuvo el ex funcionario al destacar el crecimiento de la economía, el descenso de la inflación y la reducción en la tasa de desempleo.

Contrario a lo que todo el mundo esperaba Hommes no se fue lanza en ristre contra el Gobierno (como lo ha hecho en sus columnas de EL TIEMPO), sino que en un tono moderado y conciliador destacó el buen manejo de la economía y la necesidad de una nueva reforma tributaria.

Con los planteamientos dejó perplejos a quienes esperaban un abierto enfrentamiento de sus tesis con las del actual ministro de Hacienda, Guillermo Perry Rubio.

Sin embargo, advirtió que en el horizonte se presentan algunos nubarrones que pueden empañar un mejor desempeño económico: las altas tasas de interés, el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos y el pacto social, son algunos de ellos.

El pacto social no está bien parado y si baja la inflación es más por el drástico apretón monetario que por el acuerdo de productividad, precios y salarios .

Aunque reconoció que en el Gobierno Gaviria el gasto público creció mucho, no dejó de inistirle a la actual administración que modere sus gastos porque un crecimiento real del 10 por ciento es alto y no es sostenible .

Reforma seria Hommes, quien llegó de Washington, donde presta asesoría al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), intervino en un seminario realizado por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif).

Reconoció que el proyecto de reforma tributaria presentado por el Ejecutivo es serio y que demuestra el compromiso de mantener una situación fiscal equilibrada.

El ex ministro no quiso desaprovechar la oportunidad para darle unos consejos al Gobierno. Aparte de pedir mayor austeridad en el gasto, se mostró partidario de restringir el consumo y evitar incertidumbres para los empresarios en torno al proceso de apertura ya que hay señales de que se van a proteger algunos sectores improductivos.

Pero también le jaló las orejas a los empresarios al señalar que los trabajadores asumieron el sacrificio de menores salarios, hecho que no se ha visto compensado por el sacrificio de los accionistas, que en lugar de repartir mayores dividendos deberían hacer reinvertir sus utilidades.

Otro de los cuestionamientos fue al Plan de Desarrollo que calificó de incoherente ya que no define una prioridad entre una mayor inversión social o una mayor inversión en infraestructura.

Ojo con los intereses Durante el evento intervino Perry Rubio quien nuevamente formuló un llamado de atención al sistema financiero para que modere el crecimiento de las tasas de interés y de los préstamos.

Según el funcionario los altos intereses son el lunar de la economía y el principal riesgo que tenemos .

Para Perry la reacción de las entidades de crédito para moderar la cartera ha sido muy lenta, y resulta insólito que después de un año de restricción monetaria no hayan bajado más los préstamos.

Precisamente dijo que la junta directiva del Banco de la República está estudiando fórmulas que permitan una mayor liquidez de la economía, sin que ellas representen un aumento de los medios de pago por encima de las metas fijadas.

El presidente de Anif, Javier Fernández dijo que los bancos esperan que esas medidas conduzcan a una reducción de los encajes.

El Gobierno insistió que va a mantener en equilibrio las finanzas públicas a cualquier costo para lograr un menor descenso en la inflación y que este año vamos a estar muy cerca del 18 por ciento .

Por su parte el informe de Anif sostiene que si la inflación no baja pronto el manejo económico se complicará, al tiempo que reconoció que el Gobierno se encuentra auto atrapado en el pacto social. El gremio prevé un crecimiento del costo de vida del 19,5 por ciento si continúa el apretón monetario.

En torno al crecimiento de la economía pronostica un menor aumento al esperado por que el menor crecimiento de la construcción, las altas tasas de interés y la mayor carga tributaria.

La Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (Fedesarrollo) también formuló sus reparos y señaló que el nivel de gasto público es alto y peligroso. Apoyamos la reforma tributaria si es para el Gobierno ahorre, no para que se la gaste , dijo el director de la Fundación, Eduardo Lora.

Anif coincidió en este sentido y dijo que a menos que el gobierno modifique su plan de gastos esta puede ser la primera pero no la última reforma tributaria de la administración Samper .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.