LA RUSIA PROFUNDA DEFINIRÁ ELECCIONES

LA RUSIA PROFUNDA DEFINIRÁ ELECCIONES

Las regiones, con su élite dividida entre los principales candidatos y su economía desigualmente penetrada por las reformas, muchas mayoritariamente comunistas y todas con un alto porcentaje de electores nuevos o indecisos, tendrán un peso decisivo en la votación del próximo domingo en Rusia.

15 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Las simpatías de las grandes ciudades rusas, en particular Moscú y San Petersburgo, están claras: Yeltsin gana de lejos. Pero las dos capitales rusas no cuentan sino con el 10 por ciento de los 105 millones de electores rusos. Quienes deciden la elección presidencial del 16 de junio son los otros 87 integrantes de la Federación Rusa.

Poco conocida, desigualmente considerada por las encuestas y fuente de toda clase de paradojas a la hora de votar, la Rusia Profunda es una colección de feudos y caciques locales, a menudo estancado en un marasmo semi-soviético, con algunos kioscos, productos importados y algún pintoresco millonario que defiende las reformas que se trazan en una capital ubicada a miles de kilómetros.

Hay regiones agrarias, de pueblitos olvidados y granjas estatales que sólo cambiaron de nombre a sociedades por acciones y siguen postradas con sus campesinos cambiando una pieza de tractor por una botella. Hay zonas de fábricas gigantes semi-paralizadas, de criminalidad y desempleo rampantes.

Territorio comunista Pero en general, las posiciones comunistas en las regiones son sólidas. En diciembre el partido de Ziuganov ganó de lejos en 32 regiones, que cuentan con 41 millones de electores, y con leve mayoría en otras 33, con otros cuarenta millones de votantes. Dos tercios de las regiones rusas que albergan a tres cuartos del electorado. En las ciudades de provincia los diversos partidos de inclinación comunista lograron el 28 por ciento de los votos. Y en las zonas rurales pasaron del 40 por ciento.

Las posiciones del partido de gobierno y de los liberales son más débiles.

Claramente democráticas son Moscú, San Petersburgo, una región vecina a la capital, Yaroslavl, y otra, Kamchatka, en el Pacífico. Oficialistas, cinco repúblicas y otras tantas regiones. Ambos, liberales y gobierno, lograron lo esencial de su votación en las dos grandes urbes y en algunas de las regiones más industrializadas que tienen en total cerca de 16 millones de electores.

Yeltsin de viajero Para contrarrestar la evidente ventaja comunista, Yeltsin emprendió una ofensiva a nivel regional. Ha viajado a cerca de veinte lugares y, a diferencia de Ziuganov, que pasará su última semana en Moscú, el presidente sigue viajando. Además, se aseguró el respaldo de los jefes locales. Según un análisis reciente, 48 de los 89 presidentes y gobernadores lo respaldan activamente y 18 al menos dicen hacerlo (de ellos 42 han sido designados por el propio Yeltsin). Sin embargo, muchos jefes de parlamentos y asambleas regionales están con los comunistas.

Ayuda importante. Hay analistas que opinan que los jefes locales pueden influir hasta 15 por ciento de la votación en su región. Prensa y televisión del lugar normalmente están bajo su control y son mucho menos libres que en Moscú.

Yeltsin atacó otros frentes. Prohibió adelantar paralelamente a las presidenciales elecciones de gobernadores, que en el 95 los distrajeron o los llevaron a hablar contra el centro para ganar votos. El presidente, además, aceleró la firma de los tratados bilaterales que regulan las relaciones entre el centro y cada región suscribiendo durante la campaña ocho, casi un tercio de los concluidos en los últimos dos años. Por último, ha dado a varias regiones las acciones que el Estado a nivel federal posee en empresas claves.

La gran sorpresa de las elecciones va a venir de las regiones. Un tercio del electorado o bien vota por primera vez (18 por ciento del total), o bien está indeciso (17 por ciento). Los ánimos de la Rusia Profunda son volátiles y opositores: el Extremo Oriente votó en el 91 por Yeltsin, en el 93 por el fanático Zhirinovsky, y en el 95 por el partido de Ziuganov.

Entonces se votaba por partidos; hoy por nombres propios. Ayer se elegía un parlamento que no decidía mayor cosa; ahora un presidente que lo resuelve todo.

Los comunistas se apoyan en la disciplina de su electorado; Yeltsin en su nombre. Ambas cosas, partido y persona, tienen profundas raíces en el ruso común y corriente a la hora de votar. Es, pues, muy difícil predecir cómo vaya a hacerlo.

Breves EL PRESIDENTE RUSO Boris Yeltsin, puso fin a su campaña ayer ante una multitud de jóvenes de su patria chica Yekaterimburgo, donde prometió una reestructuración cardinal del Gobierno tras los comicios.

LOS NUEVOS RICOS rusos no quieren que les tome desprevenidos una eventual victoria del jefe del Partido Comunista, Guennadi Ziuganov y se preparan arreglando las residencias que compraron en Europa, tramitando visas de seis meses para el extranjero o invirtiendo en antigedades.

EL LIDER ultranacionalista Vladimir Zhirinovsky, que de acuerdo a los sondeos recibirá la tercera mejor votación el domingo próximo, denunció ayer que el Kremlin tiene preparado el fraude electoral y, que en caso de que su plan fracase, recurrirá a represiones masivas.

MAS DE MEDIO millón de rusos con derecho a elegir que viven fuera de su país, comenzaron desde ayer a emitir su voto en los comicios que por adelantado se llevan a cabo en las sedes diplomáticas de cerca de 106 países.

CERCA DE MIL observadores extranjeros se registraron ante la comisión electoral para ser testigos de los procedimientos de votación en los 93.000 centros situados en la extendida Federación Rusa.

EL PRIMER MINISTRO de Rusia, Víctor Chernomirdin, afirmó ayer que de todas formas habrá cambios en el Gobierno si el actual número uno del Kremlin, Boris Yeltsin, renueva su mandato en los comicios presidenciales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.