LOS SINDICALISTAS, SITIADOS EN BOLIVIA

LOS SINDICALISTAS, SITIADOS EN BOLIVIA

El gobierno boliviano confinó ayer en remotas poblaciones rurales a más de 100 dirigentes sindicales, en el primer día de estado del estado de sitio para frenar una creciente ola de protestas.

20 de abril 1995 , 12:00 a.m.

La medida de excepción, que regirá durante 90 días, según determinan las leyes, fue anunciada por el ministro de Gobierno, Carlos Sánchez Berzaín el martes en la noche, como la única forma para terminar con las protestas callejeras que desde hace seis semanas se sucedían por una huelga magisterial.

Los profesores -que suspendieron las clases en los colegios públicos- rechazan la reforma educativa emprendida por el gobierno y en demandan un aumento salarial mayor al 7,5 por ciento promedio decidido por el presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

El ministro Sánchez Berzaín, dijo que los dirigentes permanecerán confinados hasta la plena normalización del orden público y que en sujeción a lo que manda la Constitución Política del Estado, están prohibidas las reuniones de grupos políticos, sindicales, sociales y cívicos del país .

La Central Obrera Boliviana, que hace tres semanas se había sumado con una huelga nacional indefinida al paro magisterial agravando las tensiones, fue desmantelada con el encarcelamiento de sus principales dirigentes y con el sellamiento de sus sedes.

También fueron capturados 25 dirigentes de los productores de hojas de coca la región del Chapare. El ministro de Gobierno dijo que fue detenido el máximo dirigente de los productores de hojas de coca, Evo Morales cuando realizaba una reunión conspirativa con ciudadanos peruanos, colombianos, cubanos y una persona de Brasil en la población de Copacabana, a 180 kilómetros de La Paz, en la frontera con Perú, El presidente Sánchez de Lozada, quien dictó el estado de sitio con apoyo de las Fuerzas Armadas y sectores empresariales, dijo el martes que si Bolivia si no cambia se muere al defender la reforma educativa, la capitalización de empresas estatales y otras medidas de cambio de su gobierno que son cuestionadas por los sindicatos y la oposición.

La iglesia católica condenó ayer el Estado de Sitio diciendo que es una derrota de la razón y un olvido de los compromisos revividos en estos días de pascua .

El secretario general de la Conferencia Episcopal boliviana, monseñor Jesús Juárez, dio a conocer a la prensa un comunicado en que se afirma que el estado de sitio no puede ocultar las lacerantes situaciones inhumanas que tocamos por doquier. Sólo atacando las causas de estos fenómenos, con el concurso de todos, seremos fuertes para impedir que Bolivia se sumerja cada vez más en imposiciones foráneas, ideológicas o económicas .

Estados Unidos también se declaró preocupado por el estado de sitio en Bolivia y manifestó a través del Departamento de Estado que espera que el gobierno y los sindicatos bolivianos superen pacíficamente sus diferencias.

Desde la restauración democrática boliviana de 1982, el neoliberal Gonzalo Sánchez de Lozada es el tercer presidente consecutivo que apela al estado de sitio para restablecer el orden y frenar las protestas sindicales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.