CONCEJALES TENDRÍAN 9 Y NO 16 ASISTENTES

CONCEJALES TENDRÍAN 9 Y NO 16 ASISTENTES

En caso de aprobarse, cada concejal de la ciudad no tendría 16 sino 9 asistentes, los cuales tendrían un sueldo que oscilaría entre el millón de pesos y los 300 mil pesos.

20 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Así aparece en el proyecto de acuerdo sobre la planta de personal del Concejo que fue presentado por el alcalde Antanas Mockus.

El Grupo Normativo estaría conformado por tres asesores, tres asistentes, una secretaria, un conductor y un escolta.

En la iniciativa se propone que ese personal tendría una vinculación por contrato y no tendría derecho a prestaciones sociales.

A cambio de reducir el número de asistentes, la administración propone una escala salarial para este grupo que va entre los 15 y 3 salarios mínimos mensuales.

La segunda iniciativa presentada por Mockus propone un incremento salarial para los empleados del Concejo que sería así: para auxiliar, asistencial y técnico, 20 por ciento; para profesional, 19 por ciento, y para directivo y ejecutivo, 18 por ciento.

La Administración también presentó una iniciativa en la que solicita un cupo de endeudamiento por 230 mil millones de pesos.

El dinero estaría distribuido así: 170 mil millones para deuda interna que cubriría a la Administración Central y a los establecimientos públicos (no incluye a las empresas de servicios públicos).

La otra parte es un crédito por 65 millones de dólares (50 mil millones de pesos) para financiar el Programa de Transporte Urbano.

El objetivo de ese programa es la construcción y adquisición de equipos para troncales y manejo de corredores, accesos a barrios, consolidación de la red vial y fortalecimiento institucional.

La Administración también radicó una iniciativa en la que se autoriza al Alcalde Mockus por el término de un mes para que reglamente la elaboración, aprobación y ejecución de los planes de desarrollo local.

Justifica el proyecto en que se busca facilitar a las localidades su trabajo.

Los tres últimos proyectos tienen por objeto resolver una duda jurídica en torno a las empresas de Acueducto, Energía y Telecomunicaciones.

Pretende convertirlas en empresas industriales y comerciales, ya que un fallo del Consejo de Estado dictaminó que no es el Alcalde sino el Concejo de Bogotá el que transforma a las empresas en industriales y comerciales.

El ex alcalde Jaime Castro había asumido esas funciones y fue ese decreto el que derogó el Consejo de Estado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.