SE PERDIERON TRES CHEQUES DE UN JUZGADO

SE PERDIERON TRES CHEQUES DE UN JUZGADO

Si es necesario que caigan las cabezas de todos, que caigan. Aquí lo que hace falta es escarmiento , dijo con una mezcla de rabia y tristeza la juez 14 civil del circuito de Bogotá. Estaba sentada en su despacho, el mismo de donde desaparecieron tres cheques por 30 millones de pesos, que servían como prueba fundamental en un proceso judicial.

20 de abril 1995 , 12:00 a.m.

En la cara de la juez, bogotana de 49 años y a punto de jubilarse, se nota lo dramático que ha sido para ella el problema.

Todo empezó hace unos 10 meses, cuando el abogado Alvaro Polanco Sánchez comenzó a llevar un negocio para recuperar 200 millones de pesos que Henry León Díaz, arquitecto, debía pagarle a una dama bogotana que le había vendido una casa en el exclusivo barrio Rosales.

Por su parte, Díaz le vendió la casa a una constructora, por casi el doble del precio con que la compró. Sin embargo, empezó a dilatar el pago al abogado de la señora a quien se la había comprado.

Con el tiempo accedió a pagar 100 millones y a entregarle al abogado cheques por 30 millones como pago por sus honorarios. Sin embargo, los cheques resultaron sin fondos y el abogado Polanco resolvió entablar su propia demanda en marzo de este año.

Tres semanas después, el viernes antes de la Semana Santa, al ir revisar el proceso en el juzgado, el abogado se dio cuenta de que los tres cheques no estaban. Polanco, entonces, decidió demandar también a la juez Stella María Reyes Neira y a los seis empleados del juzgado.

Toda la Semana Santa, después de enterarse de la pérdida de los cheques, la juez fue acosada por una enfermedad gástrica, producto del estrés.

Ahora, no confía ni en sus empleados. A pesar de que permanece en el juzgado, cierra con llave los archivadores y tiene una cadena para ponerle al armario en donde tiene los procesos.

Según consta en el denuncio que el abogado instauró ante la Procuraduría, el Tribunal Superior de Bogotá y la Fiscalía, la juez le habría dicho que los empleados son unos pícaros, ladrones .

Ella no sostiene ahora exactamente lo mismo. Dice que no le consta que hayan sido los empleados. Yo pacientemente he aguantado todo agrega porque el doctor Polanco tiene razón. Los cheques estaban aquí .

Más allá del drama de la juez y del proceso de embargo contra el arquitecto, suspendido por falta de pruebas, lo que se dejan entrever son las irregularidades en los juzgados.

Precisamente, el 7 de septiembre de 1994, esta misma juez demandó ante la Procuraduría la pérdida de otro expediente. Y al abogado Polanco, por su parte, también se le había perdido un poder en otro proceso. En otros juzgados civiles del circuito se han llegado a perder procesos completos dice Polanco, lo que pasa es que la gente por no complicarse o por miedo, no denuncia .

En los últimos seis meses, la Procuraduría Delegada para la Vigilancia Judicial ha abierto pliego de cargos contra 73 fiscales y 19 jueces y magistrados, por supuestas actuaciones que van en contra de la ley. Algunas de ellas específicamente por omitir constancias.

El jefe de la Procuraduría Delegada, Jairo Medina Vergara, explica que a veces se presentan pérdidas, pero no siempre se suprimen de mala fe, sino que el desorden que existe es tal, que se traspapelan .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.