HORROR EN OKLAHOMA CONMOCIONA A EE.UU.

HORROR EN OKLAHOMA CONMOCIONA A EE.UU.

Cuando apenas las oficinas abrían sus puertas, una violenta explosión, una espesa humareda y gritos desgarrados sumieron el centro de Oklahoma (ciudad con cerca de 450.000 habitantes, especializada en el sector terciario, bancos y comercios) en la pesadilla del terrorismo.

20 de abril 1995 , 12:00 a. m.

Todas las ventanas estallaron brutalmente. La atmósfera se volvió negra y los techos se hundieron , relató Carole Lawton, una secretaria de 62 años que se encontraba en el inmueble Alfred Murrah, reventado por la onda expansiva de la deflagración.

Cuerpos despedazados, niños quemados, víctimas enterradas entre los escombros pidiendo ayuda, mujeres y hombres sangrando en las aceras... Qué produjo todo esto? Al principio las autoridades pensaron en un escape de gas. Después, y ante la magnitud de los hechos (en la noche estaba confirmada la cifra de 26 muertos pero la cadena CNN habló de 78 víctimas mortales y más de 200 heridas) se pensó en un atentado terrorista.

Con el transcurrir del día, lo que era presentimiento se confirmó. Fuentes del FBI citadas por CNN informaron que la bomba utilizada en el atentado contra el edificio gubernamental en Oklahoma City que contenía 550 kilos de explosivos y hasta combustible y que por eso pudo estar ubicada en un carro es de fabricación casera similar a la utilizada en 1993 en el atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York.

En esa medida las sospechas sobre el atentado se centran en los grupos extremistas de Oriente Medio cosa que ya se sospechaba porque en la tarde el canal 8 de televisión de Oklahoma informó que el FBI estaba tras tres sospechosos que ayer fueron vistos frente al edificio en una camioneta Chevrolet color marrón.

El canal agregó que dos de los pasajeros son del Medio Oriente y tienen barbas y cabellos negros, y que uno de los pasajeros tiene de 20 a 25 años y el otro de 30 a 35.

Davidianos en la mira Pese al hecho de que todos los móviles apuntan hacia esto, también está vigente la tesis de que detrás del atentado está la secta de los davidianos, aquella que justo hace dos años, ocupó las primeras planas de los periódicos cuando fue incendiada la granja de Waco (Texas).

El asedio de la secta de los Davidianos empezó con un primer y sangriento asalto de la policía, el 28 de febrero de 1993, y terminó 51 días después, en un infierno de llamas, con un balance de unos 80 muertos.

La relación con la bomba de ayer tiene que ver con el hecho de que la sede de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego la misma que prendió fuego al rancho funcionaba en el edificio federal que ayer quedó en ruinas.

Pena de muerte para autores La indignación colmó los EE.UU.. Tras el emotivo discurso de Bill Clinton en el que prometió encontrar a los culpables, la procuradora general de Justicia, Janet Reno, informó que hay entre 100 y 250 personas (de las 550 que trabajaban en el edificio) cuya suerte se desconoce.

Su rueda de prensa finalizó con una drástica afirmación: el gobierno buscará la aplicación de pena de muerte a los responsables del atentado que cegaron las vida de muchos inocentes, sobre todo niños, los más afectados.

Y es que la explosión ocurrió al inicio de la jornada laboral, cuando los padres dejaban a sus pequeños hijos en la guardería del edificio federal.

Aunque socorristas afirmaron que habían hallado vivos a dos niños (cuyas edades oscilaban entre los uno y siete años), la socorrista Heather Taylor, contó que había llevado a la morgue 17 cadáveres de niños (de 40 que estaban en la guardería), dos de ellos calcinados sin posibilidad de ser identificados.

La guardería, que quedó totalmente destruida, estaba en el segundo piso del edificio Albert Murrah, de nueve pisos, justo sobre el lugar donde estaba estacionado el auto con explosivos.

Ayer, entre los escombros, se vieron juguetes entre los vidrios y escenas dramáticas como la de una mujer que sobrevivió a la explosión y que gritaba frente al edificio en busca de su hijo.

Signos de vida Al cierre de esta edición los socorristas y bomberos trabajaban incansablemente para sacar posibles sobrevivientes de los escombros.

El jefe adjunto de los bomberos de Oklahoma City, Jon Hansen, dijo a la prensa que los equipos de rescate han utilizado perros amaestrados en su búsqueda de más víctimas durante las últimas tres o cuatro horas.

Hay algunas áreas donde es posible que haya algunas personas con vida , dijo.

Vamos a encontrar a los culpables : Clinton Washington (AFP-Efe) Con el rostro taciturno y visiblemente conmovido, el presidente Bill Clinton prometió a los estadounidenses que los responsables del atentado de la ciudad de Oklahoma, unos cobardes diabólicos , serán perseguidos sin piedad.

En una breve declaración a la prensa en la Casa Blanca, Clinton prometió a sus conciudadanos, con un nudo en la garganta, que la justicia será rápida, determinada y severa con los asesinos. Esta gente son unos asesinos, y como tales deben ser tratados , dijo indignado.

Clinton inició su declaración describiendo el atentado como un ataque contra niños inocentes y ciudadanos indefensos, un acto cobarde y diabólico que Estados Unidos no va a tolerar .

Que no quede ninguna duda -advirtió Clinton-. Vamos a encontrar a los culpables .

Agregó que se va a enviar a los mejores investigadores del mundo tras los responsables.

Después de examinar la situación, Clinton encargó a una célula dirigida por el FBI (seguridad federal) complementar la investigación.

Además, declaró el estado de emergencia en Oklahoma e indicó que el Estado ha tomado todas las precauciones para tranquilizar y proteger a la gente que trabaja en otros edificios federales o vive en las inmediaciones .

Finalmente, el presidente Clinton, que no quiso contestar a ninguna pregunta, pidió que se rece por las víctimas del atentado y por sus familias.

Peores atentados en EE. UU. desde 1920 EL WORLD TRADE CENTER, de Nueva York, fue blanco de un atentado el 26 de febrero de 1993. La bomba estaba escondida en una camioneta ubicada en el aparcadero subterráneo de una de las torres gemelas. Seis muertos y más de 1.000 heridos fue el balance. Cuatro extremistas musulmanes fueron condenados cada uno a 240 años de prisión.

UNA BOMBA ESTALLA en un muro del Senado, el 7 de noviembre de 1983. No hubo víctimas.

EN 1981, el 16 de mayo, una explosión estremece los servicios del terminal PanAm en el aeropuerto Kennedy de Nueva York: un muerto. La autoría es reclamada por el grupo Resistencia armada portorriqueña .

11 MUERTOS y 75 heridos causa un atentado con bomba en una consigna del aeropuerto La Guardia, el 29 de diciembre de 1975.

EN UNO DE LOS 49 atentados atribuidos, entre 1974 y 1977 (en Nueva York), a las Fuerzas Armadas Liberación Nacional Portorriqueña, el 24 de enero de 1975 una explosión en una taberna deja cuatro muertos.

EL 27 DE ENERO de 1972 un atentado contra un empresario de artistas soviéticos en Nueva York causa un muerto.

AL DETONAR una bomba, el 24 de agosto de| 970, activistas pacifistas mataron a un investigador de la universidad del Ejército en Madison (Wiscosin).

TRES MIEMBROS de un grupo clandestino revolucionario mueren el 6 de marzo de 1970, al estallar los explosivos que manipulaban en el barrio de Greenwich Village, en Nueva York.

EN 1920, el 16 de septiembre, una bomba estalla en zona de Wall Street en Nueva York y causa la muerte de 40 personas y deja heridas a otras cien. La policía atribuye el atentado a anarquistas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.