EL BILLETE VERDE DE UN DÓLAR PODRÍA DAR PASO A UNA MONEDA DE COBRE

EL BILLETE VERDE DE UN DÓLAR PODRÍA DAR PASO A UNA MONEDA DE COBRE

En sus esfuerzos por ahorrar un dólar, los republicanos del Congreso de Estados Unidos consideran eliminarlo.

18 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Estudian en específico el reemplazo del billete de un dólar por una moneda. No se trata de una idea original, pero tras languidecer durante años en el Congreso, la mayoría republicana la resucitó como una forma relativamente indolora de reducir el gasto federal.

La mayoría de los expertos en divisas, al igual que la Oficina de Fiscalización General, brazo investigativo del Congreso, coinciden en que el dólar en moneda es más práctico y barato que en billete. De hecho, Estados Unidos es casi el único país industrializado que todavía usa billetes para transacciones de un valor aproximado de US$1.

Pero a pesar de todos sus méritos políticos, la idea todavía enfrenta un obstáculo formidable: Estará dispuesto el público de EE.UU. a renunciar a este símbolo del poder y prestigio de su país? El liderazgo de los republicanos en la Cámara de Representantes apuesta a que sí. Como parte del proyecto de presupuesto que se dará a conocer en mayo, los asistentes dicen que la Comisión de Presupuesto de la Cámara propondrá el cambio que ahorraría alrededor de US$112 millones durante los próximos cinco años.

Fervientes defensores El presidente de la cámara baja, Newt Gingrich, apoyó la idea el año pasado, mientras que Pete Domenici, senador por Nuevo México y presidente de la Comisión de Presupuesto del Senado, es desde hace mucho tiempo uno de sus más fervientes defensores. El gobierno de Clinton sigue sin fijar una posición al respecto.

Los defensores de la moneda de un dólar _incluidos los expertos en divisas, las máquinas tragamonedas, los dueños de los parques de diversiones y las mineras de cobre_ confían en que una exposición exhaustiva del tema ayudará al caso. No es sólo una buena idea, sino que tiene un atraso de 20 años , dice Kenneth Bressett, experto en monedas.

El cambio a la moneda de un dólar, que demoraría alrededor de tres años en diseñarse y acuñarse, le ahorraría al Departamento del Tesoro un promedio de US$395 millones al año durante los próximos 30 años, según la Reserva Federal. Producir una moneda cuesta ocho centavos, en comparación con cuatro centavos por billete. Pero las monedas duran 30 años, mientras que los billetes sobreviven un promedio de 18 meses.

También está el factor de conveniencia: los estadounidenses compran más de US$1.500 millones de bienes al año en máquinas tragamonedas y se espera que la cifra suba. El uso de teléfonos públicos, máquinas de lavandería y parquímetros sería menos complicado, alegan los defensores de las monedas.

Además de eso, dicen, las décadas de inflación han dejado al billete obsoleto. Hoy, con un dólar se compra sólo la cuarta parte de lo que se compraba en los años 60. En reacción a la inflación de sus propias monedas, otros países industrializados, incluidos Gran Bretaña, Canadá, España, Francia, Alemania y Japón, han reemplazado durante los últimos años los billetes por monedas en sus unidades monetarias.

Pero el plan todavía enfrenta una fuerte oposición política y un público reticente. A diferencia de países como Gran Bretaña y Canadá donde los bancos centrales toman las decisiones sobre la moneda, en EE.UU. el Congreso es el que aprueba este tipo de resolución. Por supuesto, eso aumenta las posibilidades de que los grupos de interés ayuden a delinear sus resultados.

Al notar el interés que muestra el Congreso en la moneda, los sindicatos de las fábricas de billetes, además de los de las compañías de papeles y tinta formaron el año pasado la Coalición para Salvar el Billete. Por su parte, el Congreso contrató a Powell Tate, prestigiosa firma de relaciones públicas de Washington, para ayudar a su causa. Y las encuestas demuestran que la coalición puede jugar un papel significativo en las dudas del público.

Sus bolsillos estarán llenos de metal, en lugar de papel liviano y flexible , explica Arthur Brimmer, consultor de Salvar el Billete. Los defensores del papel también afirman que cambiar a una moneda eliminaría un reconocido símbolo mundial de EE.UU.

(Ver cuadro de países que han cambiado los billetes por monedas)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.