POLÉMICA POR AMPLIACIÓN DE LA AVENIDA CAÑASGORDAS

POLÉMICA POR AMPLIACIÓN DE LA AVENIDA CAÑASGORDAS

Como inconveniente calificaron los representantes de las Juntas de Acción Comunal de las parcelaciones Cañasgordas, El Retiro, La Finca, La María y Alférez Real la ampliación de la Avenida Cañasgordas contemplada dentro de las obras del Plan de Desarrollo para ejecutar este año.

20 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Según se lo hicieron saber a la administración municipal, ellos como representantes de la comunidad de Ciudad Jardín se oponen a que la citada vía se convierta en tráfico intermunicipal entre Cali y Jamundí porque se deterioraría el sector, se le cambiaría el uso de suelo residencial, traería contaminación y se cambiaría la calidad de vida a los habitantes del exclusivo sector del sur de la ciudad.

Además dicen con la ampliación de esta avenida no solo proliferarían los vendedores ambulantes, los griles y el comercio sino que el flujo vehicular se aumentaría por lado y lado al construirse el puente sobre el río Claro que prolongaría la avenida y sería paso obligado hacia los populosos desarrollos de Jamundí.

Por ello propusieron no tocar la Avenida Cañasgordas sino que amplíen la existente carretera Cali-Jamundí y la Avenida de los Cerros que por ser de carácter nacional no se cobrarían por valorización.

Ante estas peticiones, el director del Departamento de Valorización municipal, ingeniero Luis Fernando González Williamson, manifestó no estar de acuerdo porque es inconcebible que esta comunidad se oponga al desarrollo de la ciudad por beneficiar a unos cuantos pobladores.

Y recordó que la ampliación de esta avenida se contempló para este año dada la sentida necesidad de la comunidad de tener una amplia vía de acceso debido al alto tráfico vehicular que se da en las horas pico. No podemos olvidar dijo que el interés general prima sobre el particular y esta es una obra para todos los caleños .

El abogado Luis Tobar compartió la posición de González, pues considera que esta petición general no es ni tan general sino de unos cuantos que ven cómo la obra por valorización les toca el bolsillo de plano.

Y advirtió sobre la posibilidad de que al final la salgan pagando los caleños que tienen sus hijos en colegios y universidades del sector o los socios de los clubes a quienes los afectados les pueden cobrar por reflejo la obra al subir las matrículas o las acciones.

En cuanto al tráfico vehicular la secretaria de Tránsito municipal, Estela Ramírez de Potes, dijo que esta obra ya está contemplada y es de obligatoria ejecución. Sin embargo, ya tiene diseñado un plan de mitigación mientras la ampliación se da y es hacer un reordenamiento vial en la zona.

Por eso a partir del primero de mayo la vía quedará en un solo sentido desde la entrada a Ciudad Jardín hasta el Callejón de Las Chuchas. También se quitarán los controles de los buses Blanco y Negro en la Universidad de San Buenaventura para que en este sitio solo se permita el retorno de estos y se acondicionarán bahías para dejar y recoger pasajeros.

Sin embargo, estas soluciones temporales no fueron vistas con buenos ojos por David Enrique Barberena, residente de Ciudad Jardín, quien dice que la gente que allí vive tiene derecho a exigir porque paga los impuestos más caros de Cali, los servicios públicos en estrato seis y la zona es considerada como residencial y exclusiva. Si se amplía dice se corre el riesgo de que Ciudad Jardín se vuelva popular y los residentes sigan pagando altas tarifas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.