SIGUE EL DRAMA EN LAS CANTERAS

SIGUE EL DRAMA EN LAS CANTERAS

Los deslizamientos en el sector de las canteras de los cerros nororientales continúan y aunque la alcaldesa de Usaquén, Beatriz Elena León, aseguró que desde el 12 de abril están selladas cuatro canteras de esa localidad, dentro de las cuales mencionó a la del Cedro, en esta ayer los obreros continuaban picando piedra y cargando material en las volquetas.

20 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Aunque la alcaldesa le dio orden a la Policía de vigilar que allí no se estuviera trabajando, según los obreros de la cantera, nadie ha ido a decirles que deben suspender su trabajo y la policía solamente ha pasado por allí como lo hace usualmente.

La alcaldesa manifestó su preocupación porque, según ella, es absurdo que se estén desobedeciendo las órdenes.

Las otras canteras que según la alcaldesa están selladas son las de Servitá, el cerro Ibiza y La Roca.

Por otra parte, los habitantes en zona de riesgo del barrio Soratama se niegan a abandonar sus viviendas e inclusive en la cuadra del barrio de mayor riesgo, a pesar del peligro, se están construyendo dos casas nuevas, pero no fue posible hablar con sus dueños.

Los que no quieren irse dicen que no les han ofrecido un sitio dónde refugiarse, sino que les han dicho que se alberguen en casas de familiares.

No nos vamos porque no tenemos otra casa a dónde llegar. Además si abandonamos lo que nos ha costado tanto trabajo conseguir, después nadie nos lo va a devolver , dijo uno de los habitantes.

Otro que no quiere irse aunque conoce el peligro es Rafael Pedraza, cuya casa está frente a la que fue derribada por un alud de tierra el pasado Jueves Santo.

El tiene 58 años, 17 de los cuales los ha vivido allí con su esposa, y actualmente se sostiene económicamente del arrendamiento de las habitaciones de la vivienda, por lo que le da temor abandonarla.

Yo no me muevo de aquí hasta que me den una garantía, porque esta casita es lo único que tengo y la compré con lo que me ganaba en la época en que era celador. Si la dejo, cuando vuelva ya está invadida y me han llevado mis muebles y mis otras cositas , dijo el señor Pedraza.

El y otros vecinos aseguran que no es justo que si ellos llegaron allí cuando esta era una tierra buena , mucho antes de la explotación, ahora sean quienes se tengan que ir a buscar una nueva casa.

Lo que más preocupa a quienes viven allí es que no creen que en estos cerros se esté haciendo un trabajo de recuperación como todos dicen.

Antes esto estaba lleno de bosque y árboles, y ellos lo único que han hecho es explotar la tierra y quitarnos lo verde que había en esta zona. Entonces no creo el cuentico de la recuperación , dijo una de las mujeres que asegura que vive allí desde hace 27 años.

Muchos de los vecinos aseguran que pasan las noches sin dormir por el miedo que tienen de que la loma los aplaste en la noche , pues en este barrio siguen los deslizamientos. El pasado martes, según los habitantes, se cayó un pedazo de tierra y en el sector del Codito se presentó una emergencia por otro deslizamiento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.