UN DÍA DE TERROR

UN DÍA DE TERROR

ESTADOS UNIDOS Estados Unidos vio ayer con horror que el terrorismo no es una amenaza lejana ni débil.

20 de abril 1995 , 12:00 a.m.

A las nueve de la mañana, cuando apenas las oficinas abrían sus puertas en la pequeña y tranquila Oklahoma City, una violenta explosión, una espesa humareda y gritos desgarrados sumieron en el caos el centro de esta ciudad.

Casi de inmediato, las televisiones de todo el país se llenaron de cuerpos despedazados, de víctimas enterradas entre los escombros pidiendo ayuda, de mujeres y hombres sangrando en las aceras...

El presidente Bill Clinton, indignado, calificó el acto de cobarde y diabólico y dijo que los autores serán localizados cueste lo que cueste. De éstos, son pocas las pistas. Mientras las autoridades buscan a tres sospechosos de tipo árabe , también existe la tesis de que podría ser una venganza de la secta davidiana, ya que ayer hace dos años, en Waco (Texas) la policía de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego atacó el rancho de la secta. En el edificio atacado ayer funcionaba una sede de este organismo.

ESPAÑA José María Aznar, el líder de la oposición española logró ayer escapar con vida a un atentado con carrobomba perpetrado -según el gobierno- por terroristas del grupo separatista vasco, ETA.

La detonación en Madrid de un Fiat cargado con 25 kilos de dinamita no alcanzó a tomar la vida de Aznar gracias a que el auto en que se desplazaba el líder derechista estaba completamente blindado.

Catorce personas fueron lesionadas por la onda explosiva, dos de ellas de gravedad. Aznar sufrió heridas leves -un fragmento de metralla le fue extraído del rostro- pero pasó la noche en una clínica en observación.

Indignación contra ETA en España.

JAPON El terror silencioso de los gases neurotóxicos volvió a sacudir al Japón.

Al menos 400 personas resultaron afectadas por un gas similar al mostaza -utilizado en la primera guerra mundial-, en una estación de trenes del puerto de Yokohama.

Pese a que no hubo víctimas mortales, el ataque recordó por su características al ocurrido el 20 de marzo en la ciudad de Tokio, cuando 12 personas murieron y 5.500 recibieron atención médica por intoxicación con gas sarín.

Un vocero de la policía dijo que 261 personas fueron trasladadas al hospital, 80 hombres y 181 mujeres, pero que únicamente 21 de ellos tuvieron que permanecer hospitalizados después de recibir los primeros auxilios de rigor.

El incidente ocurre tres días después de la mayor operación de seguridad desplegada por Japón en tiempos de paz como consecuencia de la amenaza del líder de la Iglesia de la Verdad Suprema (principal sospechoso del ataque en Tokio), que predijo que el sábado pasado habría un desastre más grave que el terremoto de Kobe.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.