AHÍ DIOS... QUE MARTIRIO NO CONTAR CON SERVICIO DE AGUA

AHÍ DIOS... QUE MARTIRIO NO CONTAR CON SERVICIO DE AGUA

Mientras esperaba su turno para recibir un poco de agua enviada por la Gobernación del Atlántico y sofocada por el fuerte sol que hacia las 12 del día cubría a Palmar de Varela, Yolanda Pacheco sólo alcanzó a decir Ahí Dios...Que martirio , como para desintoxicar su corazón de la rabia que sentía por no contar con el preciado líquido.

10 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Y es que a Yolanda Pacheco le tocó esperar más de 20 turnos para recibir dos baldes de agua que debía distribuir de tal forma que le alcanzara para consumir, cocinar, bañarse y lavar los utensilios de casa.

Pero ella no era la única que estaba molesta, la rabia también la compartía el resto de la comunidad de Palmar de Varela que desde el pasado jueves quedó sin agua luego que el Departamento Administrativo de Salud (Dasalud) comprobara su alto índice de contaminación y ordenará a la Alcaldía suspender el servicio.

Luis Antonio Vergara, un hombre de avanzada edad, contó con suerte este sábado porque recibió un balde del agua, los días anteriores tuvo que recorrer 15 kilómetros, distancia que hay entre Sabanagrande y Palmar de Varela para proveerse del líquido.

Esta emergencia sanitaria ha generado una serie de circunstancias, como el revivir la Ley del más vivo , porque mientras algunas personas apenas llegaban con dos baldes, otras aparecían con tanques en donde podían almacenar agua hasta para dos días.

La situación es difícil, aquí uno tiene ahora que ser avispao porque hay personas que tienen vasijas grandes y nosotros, quienes poseemos tanques pequeños salimos perdiendo, por eso tenemos que meternos en la fila dos o tres veces , anotó Pacheco.

Tal vez por no comprender la realidad que afronta el Municipio, los niños estaban felices de correr a recibir el agua o agacharse para bañarse con las gotas que caían de la pluma del carrotanque.

Es el caso de Farid Alberto Hernández, quien en compañía de sus amiguitos, jugaba con los pozos de agua que quedaban por donde transitó el vehículo.

Cualquier transeúnte desprevenido que pase en estos momentos por Palmar de Varela creerá que el Municipio se encuentra de fiesta por el bullicio y la cantidad de gente que se aprecia en las calles.

Favorecidos Quienes más favorecidos han resultado con la emergencia sanitaria que afronta Palmar de Varela son los distribuidores de agua en bolsa.

Los habitantes de la población, debido a la escasez del líquido, se han visto en la necesidad de comprar agua en bolsa para el consumo y la preparación de los alimentos.

El precio del producto se ha disparado, hace una semana una bolsa de agua costaba 90 y 100 pesos, ahora la venden hasta en $150.

Lila Castro, expendedora al por mayor de agua potabilizada, es una de ellas.

Aun cuando lamenta la situación que padece Palmar de Varela porque en parte también resulta afectada, expresó que el negocio durante los últimos días se ha vuelto más productivo.

En los actuales momentos vende 2.500 bolsas de agua al día, antes en una semana podía colocar 300 unidades.

La comunidad está comprando el agua especialmente para el consumo y bañar a los niños para evitar que resulten con infecciones en la piel , anotó.

Castro reconoció que económicamente le ha ido bien pero no siente satisfacción porque comprende que existen muchas personas de escasos recursos que no tienen para adquirir el agua potable.

Afortunadamente la emergencia sanitaria no ha originado perturbación del orden público, por el contrario ha existido comprensión por parte de la población para con la Administración Municipal.

Esta emergencia, según el alcalde de Palmar de Varela, Rafael Manjarrés, puede estar superándose en unos seis días.

Mientras, la comunidad seguirá cumpliendo el víacrucis de quedarse hasta altas horas de la noche recogiendo el agua que bombean desde Sabanagrande o estar atentos para cuando lleguen los carrotanques.

Eso sí, todos seguirán aplicando la Ley del más vivo , porque en estos momentos lo más importante es proveerse de agua.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.