PLIEGO DE CARGOS CONTRA EX DIRECTOR DE LA DIAN

PLIEGO DE CARGOS CONTRA EX DIRECTOR DE LA DIAN

La Procuraduría General de la Nación abrió pliego de cargos contra el ex jefe de la Dirección Nacional de Impuestos y Aduanas (DIAN) Carlos Espinosa Pérez, por el caso específico de la supuesta devolución ilegal de 35 buses a la empresa Sidauto S.A., de Cartagena. Otros casos por los que se investiga a Espinosa, en cumplimiento de sus funciones ante la DIAN, aún no se resuelven.

19 de abril 1995 , 12:00 a.m.

El Ministerio Público encontró que Espinosa pudo haber incurrido en irregularidades al cumplir los actos administrativos que concluyeron con la devolución de 35 buses, que la aduana de Cartagena había ordenado decomisar, tras comprobar que los carros no correspondían al modelo que Sidauto presentó al momento de importarlos.

Como se informó en forma oportuna, el director de la DIAN devolvió los vehículos por encima de una decisión oficial previa, ya que la administración de Aduanas de Cartagena, tras una investigación, había logrado confirmar, por peritazgos, que los carros importados por la firma Sidauto eran modelo 1990, mientras que la empresa los hizo pasar como modelo 1993, motivo por el cual ordenó su decomiso.

Por el mismo caso, pero desde otra perspectiva, el Ministerio Público confirmó ayer que adelanta formal averiguación disciplinaria contra varios miembros de la junta directiva y algunos empleados del Banco del Estado. En este caso, investiga presuntas irregularidades cometidas en la tramitación a favor de Sidauto, de los créditos destinados a adquirir los vehículos antes mencionados.

No obstante, el Procurador, Orlando Vásquez Velásquez, se abstuvo de suministrar los nombres de los miembros de la junta directiva y de los empleados del Banco del Estado a los que se les sigue la investigación disciplinaria.

Según el funcionario, es necesario mantener por ahora en el anonimato a estas personas, porque aún no se tiene certeza de que la totalidad de los miembros de la junta directiva del Banco, o algunos de sus empleados, hayan participado en la decisión para otorgar a Sidauto esos créditos.

Además, la Procuraduría no tiene certeza de que con esta transacción el Banco del Estado haya tenido pérdidas o al menos haya puesto el dinero en riesgo de pérdida. Este hecho concreto lo investigan expertos del Ministerio Público y una vez se establezca el riesgo, cada miembro de la junta directiva y cada empleado involucrado en la aprobación del crédito serán llamados a rendir descargos.

Buses modelo 90 El caso de la supuesta devolución ilegal de los 35 buses a la empresa Sidauto S.A., de Cartagena, no es la única investigación disciplinaria que afronta el ex director de la DIAN. Espinosa deberá responderle a la Procuraduría por su proceder en supuestas exportaciones ficticias de la Editorial Oveja Negra y por presuntas negociaciones con contrabandistas, para devolverles miles de metros de telas incautadas a la empresa Megamar, de Medellín.

No obstante, la Procuraduría aclaró que por ahora adelantará la investigación disciplinaria relacionada con el caso de los 35 buses, porque es la primera denuncia que aparece en todos los cargos que se le imputan al ex funcionario, y una vez la concluya, pasará a estudiar las otras denuncias existentes.

De acuerdo con los hechos, el 24 de diciembre de 1993, la administradora de Aduanas de Cartagena, María Raquel Ayala, produjo la resolución 10021, para decomisar 35 buses de contrabando avaluados en más de 800 millones de pesos.

La administradora de Aduanas de Cartagena había logrado comprobar que los buses eran modelo 1990 y que Sidauto pretendían hacerlos ingresar al país como si fueran modelo 1993.

Entonces, los abogados de Julio César Cortés el transportador más grande de Bogotá -dueño de la firma Sidauto- interpusieron recursos de reposición y apelación, pero la DIAN de Cartagena se ratificó en su decisión, porque comprobó, mediante peritajes, que se había violado la resolución 012901 del Incomex, que prohibe importar automotores que no son nuevos.

Lo que se investiga en Procuraduría es por qué Espinosa, en forma inexplicable y de manera irregular, echó para atrás esta decisión, al firmar la resolución de revocatoria 0247, medida que no era permitida por la ley ya que los apoderados de Sidauto habían agotado todos sus recursos jurídicos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.