VIVIENDA SOCIAL UN MERCADO CON FUTURO

VIVIENDA SOCIAL UN MERCADO CON FUTURO

La Vivienda de Interés Social se constituye en una muestra positiva de la oferta y la demanda en la construcción...

15 de junio 1996 , 12:00 a. m.

La gran mayoría de cajas de compensación, en el último semestre, han redoblado sus esfuerzos en construir o terminar nuevas soluciones de vivienda.

Por su parte, algunos constructores ya entraron en la onda de levantar soluciones de ese tipo y dar alternativas de pago, como una prueba de la diversificación del mercado.

Además, las cifras reafirman ese panorama. Según los datos del Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana (Inurbe), a diciembre de 1995, se superó la meta global en un 3,8 por ciento, lo cual se explica por el volumen de subsidios asignados, en programas de mejoramiento y vivienda nueva, a familias con ingresos de hasta dos salarios mínimos.

Sin embargo, 1995 se constituyó en un período de transición de la política de vivienda, que motivó -según el Inurbe- la atención a la demanda pendiente del Gobierno anterior.

Situación que se dio porque durante la actual administración se han asignado subsidios a programas de mejoramiento puro y a programas de lotes urbanizados.

De todas formas, el mercado se movió y las metas financieras para 1995 también se superaron.

Por ejemplo, se tenían programados 91.481 millones de pesos y se le asignaron, por Ley de Presupuesto para el programa de subsidio, 108.729 millones. Un 18,8 por ciento adicional.

En ese orden de ideas, la demanda presentó un fenómeno de estabilidad. Además, del total asignado se ejecutó el 96,4 por ciento (104.797 millones de pesos) porque había partidas de destinación específica que, legalmente, no podían ejecutarse.

Actualmente, ese movimiento continúa. En lo que va del actual Gobierno, el Instituto ha realizado tres asignaciones que benefician, directamente, a 103.998 familias, cerca de 158.467 millones de pesos.

Las apreciaciones del Instituto de Corporaciones de Ahorro y Vivienda (ICAV) aportan, aún más, a la visión del Inurbe.

Para el ICAV, hay varios aspectos para tener en cuenta. Existe demanda y, efectivamente, hay razones de peso para estar en el sector de la Vivienda de Interés Social.

Hay normas gubernamentales para que las Corporaciones expidan créditos en ese orden y, según la entidad, ellas están cumpliendo a cabalidad su función.

Probablemente el año pasado la situación fue un tanto compleja. Para las Corporaciones era difícil prestar, además no existían proyectos y, por lo tanto, no había a quien darle crédito.

Sin embargo, para el caso de Inurbe, el balance es positivo en términos de cumplimiento de los compromisos aprobados en la Ley del Plan de Desarrollo. Algo para rescatar, si se tienen en cuenta las dificultades que enfrentaron por la atención a la cola de postulantes y el inicio de la operación del programa integrado a la Red de Solidaridad Social.

Ese fenómeno se acerca, en gran medida, a la opinión de Ernesto Alarcón, representante de Servivienda. Hay algo claro, el mercado de Vivienda de Interés Social es inagotable. Nosotros lo experimentamos a diario con las construcciones que realizamos en Antioquia o en Bogotá, con la obra de Potosí, cerca a Ciudad Bolívar, para citar solo dos ejemplos .

Con esas necesidades latentes, es importante retomar las propuestas y tener en cuenta que el desarrollo del mercado depende, en gran medida, de la seriedad de las proyecciones.

Visión de la VIS Según documento Conpes, a mediano y largo plazo, los recursos y las metas para el programa de vivienda social urbana provendrán del Inurbe, la Caja de Vivienda Militar, las Cajas de Compensación, según lo establece la Ley 49/90, y los municipios.

Para el caso de mejoramiento de la vivienda y el entorno, se complementarán con los recursos del Fondo de Cofinanciación para la Infraestructura Urbana que maneja Findeter, de la Red de Solidaridad Social y del Fondo de Inversión Social.

También, tendrán cabida los créditos dirigidos a la población con ingresos inferiores a cuatro salarios mínimos, otorgados a través del Fondo Nacional del Ahorro, las Corporaciones de Ahorro y Vivienda y los sectores bancario y cooperativo.

Para ir más allá, entre 1994 y 1998 se invertirán 2,5 billones, de los cuales, un billón son recursos no reembolsables. De esos, el 82 por ciento se destinará a la población con ingresos inferiores a dos salarios mínimos. Así se garantiza el otorgamiento de 500 mil subsidios.

Sin embargo, según el ICAV, en lo que concierne al futuro de la VIS, es necesario hacer replanteamientos, ya que el 25 por ciento que cumplen los subsidios, aún no es suficiente para ayudar a la gente a adquirir vivienda.

Definitivamente, es importante pensar en la construcción progresiva, lotes con las condiciones mínimas, pero con espacios óptimos para ofrecer, hacia el futuro, más desarrollo.

Y, finalmente, concientizar a algunos constructores para que atiendan el sector de la VIS, porque hay un esquema comercial que no permite atender a gente de escasos recursos. Un esquema que los tiene en el techo y no en el suelo, donde están las necesidades , concluyó Alarcón.

Obras Hay varias obras de Vivienda de Interés Social que vale la pena resaltar: -La quinta etapa de la Ciudadela Cafam. 360 apartamentos ubicados en la calle 143 No. 115-43, en Suba.

-La Caja de Compensación también tiene 458 apartamentos en la urbanización Calabria, situada en la calle 62F sur con carrera 79. Vía al Perdomo.

-Avenida el Mirador, con 300 apartamentos en la carrera 15 No. 3-95 de Engativá.

-Molinos de Cafam, 125 casas ubicadas en la carrera 17 A este con calle 42 A sur.

-Otro proyecto que vale la pena resaltar es el que ofrece Compensar en la calle 38 sur con carrera 104, sector de El Tintal. Se trata de Riveras de Occidente, con 700 casa de dos plantas.

-Colsubsidio también tiene vivienda para ofrecer. La Ciudadela Colsubsidio se construirá en una extensión de 2 mil metros cuadrados. Está en el noroccidente de Bogotá, entre la autopista Medellín y la calle 90.

-También se destaca el Conjunto habitacional 20 de julio. Son edificios multifamiliares de cinco pisos situados en dos manzanas y conformados por q76 apartamentos de una y dos alcobas.

-Adicionalmente Colsubsidio también tiene la modalidad de Promoción de Vivienda para la venta de proyectos construidos por terceros. Es el caso de Ibaró, Bosque y Vegas de Maryland, entre otros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.