INTERESES SEGUIRÁN POR LAS NUBES

INTERESES SEGUIRÁN POR LAS NUBES

Los clientes del sistema financiero tendrán que seguir cargando la cruz de los altos intereses ya que no se vislumbra una solución rápida para que las tasas bajen en el corto plazo.

19 de abril 1995 , 12:00 a.m.

La junta directiva del Banco de la República no está dispuesta a tenderle la mano a las entidades de crédito, ya que desea evitar que el sistema continúe otorgando préstamos sin ningún control.

En este sentido la advertencia es muy clara: el Emisor no aflojará en el control monetario mientras la cartera del sistema financiero siga creciendo por encima del 45 por ciento anual.

La codirectora del Banco María Mercedes Cuéllar de Martínez dijo ayer que la demanda de crédito tendrá que moderarse por la vía de unas mayores tasas de interés, ya que la autoridad monetaria no va a recurrir a medidas de control administrativo para frenar el crecimiento de los créditos, como lo hizo en el pasado.

Es decir, que los empresarios, y los usuarios de los préstamos en general tendrán que seguir poniendo su cuota de sacrificio y pagar un costo mayor por los recursos que necesitan para financiarse.

La razón es que un aumento de la cartera por encima del 35 por ciento, que es la meta fijada para este año, disparará la demanda con lo cual se podría complicar el logro de la meta de inflación del 18 por ciento.

No más salvavidas Y aunque el sistema financiero ha pedido medidas de ayuda, como una baja en los niveles de encajes (recursos que congelan los bancos en el Emisor), este hecho no se ve venir en el corto plazo.

La autoridad monetaria ha recurrido a los operaciones de recompra de títulos como una manera de ayudar a las entidades a afrontar agudos períodos de iliquidez de recursos y evitar fluctuaciones muy grandes en la denominada tasa interbancaria.

Sin embargo, no está dispuesta a lanzar nuevos salvavidas en espera de una reacción de los banqueros.

El sistema ha captado las señales y reconoce que de seguir el apretón monetario los créditos se tendrán que ajustar al crecimiento esperado. En este sentido se han pronunciado la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras (Asobancaria), la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) y el Instituto Colombiano de Ahorro y Vivienda (Icav).

Además, las entidades son conscientes que a mayores tasas de interés aumenta el peligro en el deterioro de los préstamos, ya que la capacidad de pago de los usuarios se reduce.

Por su parte el ministro de Hacienda, Guillermo Perry Rubio reconoció que los actuales niveles de intereses (cerca de 50 por ciento para créditos y 40 por ciento en promedio para depósitos) son excesivos y tienen que ir descendiendo en la medida en que baje la inflación.

Espera que al finalizar el presente año la rentabilidad para los ahorradores no supere el 28 o 30 por ciento, máximo y que el costo de los créditos esté ocho puntos por encima.

Han bajado encajes Según Cuéllar de Martínez en los últimos años se ha registrado una reducción en los encajes sin necesidad de una intervención directa del Emisor.

Este hecho se debe a una recomposición en los recursos que maneja el sistema financiero. Mientras en 1980 el nivel promedio de los encajes de las entidades de crédito era del 28,5 por ciento, en 1983 había descendido a 22,5 por ciento y en 1993 se encontraba en 24 por ciento. Hoy los encajes promedio del sistema son del 16 por ciento.

Es decir que en los últimos años se ha registrado una disminución de cinco puntos porcentuales en los encajes del sector financiero , indicó.

Lo que ha pasado es que las cuentas corrientes que tienen un encaje del 41 por ciento está creciendo menos. Actualmente el aumento no supera el 13 o 14 por ciento cuando un año atrás era del 40 por ciento.

Muchos de esos recursos se están canalizando a través de certificados de depósito a término (CDT) que sí reconocen mayores intereses y que sólo encajan al tres por ciento.

Es decir, que de cada 100 pesos que le ingresa a una entidad financiera puede disponer de 97 pesos para prestar, si se trata de un CDT. En cambio, con una cuenta corriente sólo disponen de 59 pesos ya que los restante 41 pesos los debe congelar en el Banco de la República.

Una decisión de la junta para disminuir el nivel de encajes se podría demorar en espera de los resultados sobre descenso de la cartera financiera y sobre la evolución de los precios al consumidor.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.