Cómo anticiparse al efecto crisis

Cómo anticiparse al efecto crisis

Para nadie es un secreto que la época de las vacas gordas llegó a su fin. Sin embargo, la convulsión en los mercados internacionales y la desaceleración de las economías no es una catástrofe. Esta no es la primera ni será la última vez que ocurra, por lo cual las empresas y los consumidores han aprendido lecciones para protegerse e incluso sacar partido de la situación.

21 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

La premisa general es que ante la evidencia de la desaceleración y el riesgo de que esta se profundice, no solamente el Gobierno debe adoptar medidas. Lo ideal es que el sector privado y los ciudadanos también tomen precauciones.

Por el lado de las empresas, las recomendaciones son varias, pero todas ellas pasan por la obligación de ser más eficientes. El presidente de Acrip Bogotá y Cundinamarca, Hernán Valderrama, dice que “el gerente debe administrar siempre como si estuviera en crisis” y para ello, es importante que la compañía se enfoque en lo que realmente sabe hacer bien y prescindir de aquello que no le resulte rentable. Otro elemento a tener en cuenta es que mucha diversificación puede convertirse en un problema si no está en capacidad de atender como se necesita.

Uno de los temas más sensibles en las crisis, es el recurso humano. Los expertos aseguran que lo clave en estas épocas no es despedir personal sino buscar una mayor productividad. Reducir la planta de empleados puede afectar seriamente la calidad del producto o servicio.

“Esto también podría causar un deterioro del posicionamiento ya logrado, que le pueda salir más caro que lo que cuesta mantener la nómina”, explica Valderrama.

El director del Centro de Estudios Económicos de la Escuela de Ingenieros, Eduardo Sarmiento, indica que lo fundamental es no asumir grandes riesgos, pues “en situaciones difíciles hay que mantener el capital, no perderlo”.

CABEZA FRÍA Aunque el tema requiere atención, el principal llamado que los dirigentes gremiales hacen a los empresarios, es mantener la calma y tomar decisiones con cabeza fría.

Una de las actividades sobre las que recae buena parte de la preocupación, es el comercio exterior. Con el enfriamiento de la economía mundial, se corre el riesgo de que baje la demanda, especialmente en los principales socios comerciales de Colombia como Estados Unidos y la Unión Europea; así como una reducción en los precios de las materias primas, que son más de la mitad de las ventas colombianas al exterior.

El presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz Molina, indica entre las lecciones que han quedado de crisis anteriores, es “no meter todos los huevos en la misma canasta” y por eso es importante no dejar de lado la tarea de diversificar mercados.

Además, considera que “en toda situación de crisis hay oportunidades, Colombia puede abrir puertas incluso en los lugares donde hay dificultades, por ejemplo hay amplias posibilidades para rubros como energía y alimentos”.

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía, señala que para sobrellevar la situación, hay que enfocarse en lo que el cliente necesita.

Mejía dice para generar utilidades en el sector rural hay que empresarizar a los productores y tener en cuenta que los precios de venta no son lo único clave, sino los costos de producción, de tal forma que se puedan ganar eficiencia en el uso de insumos, semillas, mano de obra, etc.

LECCIÓN: NO SOBREENDEUDARSE.

Aparte del enfriamiento de las economías, uno de los temas que es visto con lupa, es la reducción de la liquidez. Por eso, la reco- mendación es, en lo posible, pagar la mayor cantidad de deudas po- sible y, de ser necesario adquirir préstamos, la idea es que se orienten a asuntos indispensa- bles.

Por lo pronto, los empresa- rios no creen que el sector financiero colombiano tengan los mismos problemas que se están viendo en otros países.

Pero en el caso de los exportadores, lo que han visto es una reducción en los plazos y un aumento en las tasas de los créditos de corto plazo para operaciones de comercio exterior, pero esperan que sea coyuntural.

3,5 por ciento es la nueva meta de crecimien- to para el año entrante, de acuerdo con los cálculos del Ministerio de Hacienda, luego de la revisión a la baja, pues al comienzo de 2008 había proyectado un aumento del PIB del 5 por ciento para el próximo año.

La clave es tener visión hacia el largo plazo.

Aunque hay temores de una profundización de la crisis, tanto así que los cálculos están entre 3,5 y 4 por ciento para el 2009, los empresarios ya tienen sus planes de contingencia.

La presidenta de Andigraf, María Reina, indica que hay mucha cautela y a la hora de invertir están orientando los recursos hacia elementos que hagan la diferencia en los productos, por ejemplo, comprar más software especializado que maquinaria. “En este momento las inversiones deben tener mucha visión de largo plazo y los empresarios deben tener un plan estratégico de mercados de exportación e importación”.

Por lo pronto, lo que están haciendo las empresas del sector, es trabajar articulados y desarrollar proyectos conjuntos. Por ejemplo, estas compañías van a aprovechar las ventajas que trae el régimen de Zonas Francas.

El presidente de la Asociación Colombiana de Productores Textiles (Ascoltex), Iván Amaya, indica que a pesar de la desaceleración de la economía nacional, la oportunidad para tener funcionando a las empresas, es el decaimiento de los mercados en el exterior.

Pero más allá de esto, en este momento no hay mucho optimismo. “Con tanta incertidumbre y signos débiles de las economías, preferimos esperar más para identificar posibilidades mejores”, indica.

“En estos momentos, lo mejor es asegurar el flujo de caja con este instrumento, porque aunque el dólar está subiendo, la volatilidad es muy fuerte y los empresarios no están dedicados a la especulación”, dice Javier Díaz, presidente de Analdex

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.