AMENAZADO EL BANANO DE COLOMBIA

AMENAZADO EL BANANO DE COLOMBIA

El presidente Bill Clinton expresó su apoyo a la transnacional bananera Chiquita Brands. Esto significa que sobre Colombia y Costa Rica se hace más evidente la amenaza de retaliaciones comerciales unilaterales por parte de Estados Unidos, mediante la temida Ley 301.

19 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Así, Colombia queda con dos amenazas de bloqueo comercial en Estados Unidos: la del senador Helms, con su proyecto de ley con un cronograma para erradicación del narcotráfico, y la Sección 301 por el conflicto bananero.

Chiquita Brands se considera perjudicada por el acuerdo bananero firmado el año pasado entre la Unión Europea (UE), Colombia y Costa Rica.

El ex ministro de Comercio Exterior, Juan Manuel Santos, autor del acuerdo bananero, dijo que aplicar la 301 es claramente ilegal ante las reglas de juego de la Organización Mundial del Comercio, que el propio Clinton firmó con bombos y platillos hace un par de meses y que mostró como un gran triunfo ante la opinión pública internacional .

Por ello, la compañía estadounidense pidió al Departamento de Comercio de su país que investigue a Colombia y Costa Rica para aplicarle la ley 301.

Según informaciones procedentes de San José, la capital del país centroamericano, Clinton envió un mensaje a Costa Rica donde le pide que se retire del acuerdo firmado con la UE).

Según el canciller Fernando Naranjo, el Presidente de Estados Unidos envió ese mensaje no sólo al presidente de su país, José Figueres, sino al de Colombia, Ernesto Samper.

Con el apoyo del presidente estadounidense, Bill Clinton, a la transnacional bananera Chiquita Brands, dos amenazas de bloqueo comercial penden sobre Colombia: el proyecto de ley del senador Jesse Helms y la Sección 301 del Departamento de Comercio.

La 301 contempla retaliaciones comerciales unilaterales por el acuerdo bananero que firmaron Colombia y Costa Rica con la Unión Europea (UE).

Costa Rica está preocupada por el apoyo del presidente Clinton a Chiquita Brands, en el asunto del acuerdo bananero con este país y Colombia, dijo el Canciller costarricense.

Me da la impresión de que el apoyo del presidente Clinton a la transnacional estadounidense no ayuda a resolver el problema , dijo en conferencia de prensa el ministro Fernando Naranjo.

Naranjo se refirió a una carta del presidente Clinton, dirigida a los gobernantes de Costa Rica, José Figueres, y de Colombia, Ernesto Samper, en la que les pide reconsiderar la posición de sus países en materia de exportaciones de banano a Europa.

Según el diario La Nación de Costa Rica, Clinton habría calificado el régimen de comercialización bananero suscrito con la UE y vigente desde el 1 de enero de 1995, como discriminatorio contra Chiquita.

Chiquita denunció un acuerdo marco suscrito con la UE por cuatro naciones latinoamericanas para regular las exportaciones bananeras a los países europeos, considerando que lesiona sus intereses.

La transnacional, con operaciones en Costa Rica, Panamá y Colombia, pidió en septiembre de 1994 al gobierno de Washington que abriera una investigación sobre las negociaciones bananeras entre América Latina y Europa.

Clinton saltó así a un primer plano en la disputa que mantienen Costa Rica y Colombia con las autoridades de Estados Unidos, las cuales investigan a esos dos países por suscribir el Acuerdo Marco.

El responsable del acuerdo es la UE y no Colombia y Costa Rica. Es injusto que se nos quiera castigar. Nosotros queremos el libre acceso del mercado, pero ante la política bananera restrictiva de los europeos no podíamos desamparar a nuestros productores , remarcó Naranjo.

La misiva es una respuesta a otra carta que enviaron Figueres y el presidente de Colombia, Ernesto Samper, a mediados de enero pasado, para solicitarle a Clinton que velara por una investigación objetiva sobre el acuerdo bananero.

El Acuerdo Marco Pese a que también Venezuela y Nicaragua son suscriptores del denominado Acuerdo Marco, sólo Colombia y Costa Rica lo han puesto en marcha por lo que son las naciones sobre las que pesa la investigación.

El convenio con la UE establece en 2,2 millones de toneladas la cuota global para América Latina, de la que asigna a Costa Rica una cuota de 23,4 por ciento, a Colombia el 22 por ciento y a Nicaragua y Venezuela entre 1,9 y el 4,5 por ciento El ministro costarricense de Comercio Exterior, José Rossi, manifestó que es extraño que si se realiza una investigación objetiva el presidente estadounidense haya adelantado criterio y juzgado a priori .

En el proceso de investigación, a cargo de la Oficina del representante comercial de Estados Unidos, Mickey Kantor, ha habido consultas en Washington y San José, para decidir si ese país aplica sanciones comerciales contra los signatarios del pacto.

El gobierno costarricense sostiene que lo óptimo sería contar con un libre mercado de la fruta, pero firmó el convenio ante el sistema restrictivo de importación de la fruta impuesto por la UE en julio de 1993, que incluía una cuota global menor para América Latina y aranceles prohibitivos.

Costa Rica es el segundo productor mundial de banano, después de Ecuador, y obtuvo 528 millones de dólares de la venta de 100 millones de cajas de la fruta el año pasado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.