Brasil construye su nuevo sueño

Brasil construye su nuevo sueño

En el centro geográfico de Brasil se está levantando Tocantins un nuevo Estado de apenas 20 años de existencia. Una región privilegiada con tierras fértiles, sobre incalculables cuerpos de agua, desde donde se produce un cambio que redundará en la competitividad de la economía suramericana.

20 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

Con 42 grados de temperatura, un ejército de obreros avanza a velocidades impresionantes en la construcción de la ferrovía, uno de los proyectos más ambiciosos de la infraestructura en la historia del Brasil, porque unirá, antes del 2013 el norte con el sur del gigantesco territorio logrando ahorros en desplazamientos de personas y carga superiores al 30 por ciento.

Además, ayudará para sacar los productos hacia los océanos Atlántico y Pacífico y para comunicar a Brasil con Bolivia, Venezuela y Colombia.

Se tiene presupuestado que toda esta megaobra concluya en el 2013.

Los Gobiernos, la prensa y los industriales anuncian que aquí se está formando el nuevo centro de negocios continental, la gente aún no es consciente del histórico cambio.

Mañana, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva inaugurará uno de los tramos más importantes del proyecto, el que une a Araguainas con Colinas, muy cerca de Palmas, la capital de Tocantins, la última ciudad planeada del siglo XX, que goza de grandes infraestructuras, organización ciudadana y belleza arquitectónica.

La misma urbe que se prepara para recibir los emigrantes que vendrán a disfrutar de la bonanza y el desarrollo de la región con la ferrovía.

Tocantins, que por siglos fue un territorio olvidado, al volverse Estado en 1989 por estar en el centro del país, se está transformando con velocidad en un eje estratégico de esa nación y Palmas, su capital, tiene desde entonces el ritmo de crecimiento sostenido más acelerado y elevado del Brasil: un 28 por ciento anual.

Los medios de comunicación dicen que las nuevas vías generarán un ciclo de riqueza que transportará unos 9 millones de toneladas de soya por la ferrovía en el año 2013.

De la noche a la mañana, la poco poblada ciudad de Palmas, ha estado invadida por corredores de tierras, investigadores de todo tipo de temas, inversionistas que desean hablar con el Gobierno para revisar la posibilidad de hacer negocios y evaluando tierras para ser compradas, productores de televisión internacional firmando contratos, movidos por la proximidad de la puesta en marcha de la Ferrovía Norte Sur.

La multinacional Bungue, por ejemplo, ya compró 15.000 hectáreas al lado de la ferrovía para plantar exclusivamente caña, y espera antes del 2012 tener sembradas 60.000 hectáreas.

Con estos anuncios se estima que ya hay listos negocios alrededor de la Ferrovía que superan el billón de reales.

BENEFICIOS PARA COLOMBIA Pero ¿en qué podría beneficiarse Colombia? En mucho. El Cónsul de Colombia en esta parte de Brasil, el empresario barranquillero, Carlos Franco Amastha viene adelantando una serie de gestiones lideradas por el presidente Álvaro Uribe y el director de Proexport en Brasil, Carlos Rodríguez, con miras a acelerar un proceso de acercamiento entre inversionistas de ese país y Colombia.

“Tanto las dos hidrovías, como la ferrovía, son fundamentales para Colombia.

La salida de Brasil al Pacífico generaría en Colombia un fuerte movimiento económico, de estructuras de puertos, carreteras, servicios. La salida al Atlántico acerca muchísimo el Centro-Oeste y el Norte de Brasil a Colombia.

Estas regiones tienen un enorme potencial y sería mas fácil crecer con Colombia que con los vecinos del sur”, puntualizó Carlos Franco Amastha quien al tiempo que ejerce como diplomático adelanta dos proyectos empresariales de gran magnitud, uno educativo y otro comercial.

En noviembre vendrá al país con una misión empresarial de Tocantins, un estado pequeño de Brasil comparado con sus gigantes vecinos: tiene unos 400.000 kilómetros cuadrados, equivalente a una tercera parte de Colombia.

LA CONEXIÓN CON EL OCÉANO PACÍFICO .

En mayo pasado, el presidente Álvaro Uribe le había preguntado ¿cómo equilibrar la balanza comercial?, a lo cual Franco, radicado en ese país hace 26 años, le respondió con honestidad que eso es imposible, por lo cual habría que sacar provecho a través de la infraestructura.

“Es estableciendo una relación con el Océano Pacífico desde el río Tocantins que fortalecería las relaciones comerciales entre Brasil, Perú, Bolivia, Venezuela y Colombia que tendría un tramo de salida por el río Amazonas, un sueño del presidente Uribe”, anotó.

La ferrovía y la hidrovía se complementan, pero no son indispensables una para la otra.

Un señor empresario colombiano en Brasil.

Un centro comercial inspirado en el Manhathan Village se levanta en un punto visible de Palmas.

El creador y director de la obra es el Cónsul colombiano en Brasil, el empresario barranquillero, Carlos Franco Amastha, quien además dirige la más grande universidad a larga distancia de ese país, Eadcon.

Su nombre es Campim Dourado Shopping por la planta de la región con la cual se fabrican artesanías.

En un terreno de 58.000 metros cuadrados, el lugar tendrá adelante un hotel, al lado un hipermercado, una megatienda de electrodomésticos y muebles, así como grandes marcas de reconocido prestigio internacional.

“Rompe el modelo latinoamericano pues se elimina aquí lo que llamamos un corredor de la muerte que nadie visita y estará la tienda de ropa por secciones, Riachuelo, que ocupará 2.800 metros cuadrados”, explicó.

Distribuirán los locales estratégicamente a fin de que cada inversionista tenga el máximo de ganancia por metro cuadrado.

Estará Centauro, un almacén de ropa e implementos deportivos dividido por secciones de baloncest, hípica, tenis, fútbol, que tendrá una pista de atletismo pintada por toda la tienda.

El diseño del Capim Dourado Shopping incluye espacios tomados de escenas del cine que recrean un ambiente hogareño.

Franco inició su negocio de shoppings con el primero que construyó en la próspera región brasileña de Florianápolis, bajo la asesoría del Consejo Internacional de Centros Comerciales (Icsc), del cual es miembro.

El segundo lo hizo en Maringá, el Maringá Park, con un socio al que le acaba de comprar su 50 por ciento para ampliarlo.

Al de Palmas invitó a participar al mayor franquiciador de perfumería del mundo, el Boticario, con más de 3.000 tiendas a nivel global y adquirió la marca argentina de ropa femenina French b con 7 tiendas, una de ellas en Sao Paulo.

Casado con una brasileña hace unos 26 años, es uno de los pocos colombianos de la colonia en el estado de Tocantins, entre los cuales se destacan el oncólogo Jorge Luis Saade Cormane y un legendario narrador oral heredero de Aracataca en el centro del Brasil

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.