TNP, OTRA BRECHA ENTRE NORTE Y SUR

TNP, OTRA BRECHA ENTRE NORTE Y SUR

Los representantes de las naciones del mundo se reunieron ayer en Nueva York para iniciar un mes de debates acerca de la extensión del Tratado de No Proliferación nuclear (TNP), el imperfecto pero vital instrumento básico del control global de armas atómicas que busca disminuir la posibilidad de una guerra nuclear e instaurar una cooperación internacional para la utilización civil de la energía nuclear.

18 de abril 1995 , 12:00 a.m.

No obstante, y pese a las buenas voluntades, dos bloques difieren en sus posiciones sobre el tema.

Por un lado están los Estados Unidos y otras potencias nucleares que desean extender indefinida e incondicionalmente el tratado firmado hace un cuarto de siglo, el 5 de marzo de 1970, .

Paralelamente, algunas naciones tercermundistas preferirían verlo prorrogado por un lapso limitado, pero incluyendo nuevas condiciones ya que piensan que la extensión del tratado sería perpetuar el desequilibrio entre países no nucleares y nucleares pues estos últimos no hicieron esfuerzos considerables para desarmarse en los últimos 25 años.

Y es que el TNP ha dado varios traspiés desde su creación. Dos ejemplos: tres países no signatarios Israel, India y Pakistán han adquirido capacidad nuclear. Dos países signatarios Irak y Corea del Norte han intentado manufacturar bombas atómicas.

Asimismo, muchos países no nucleares se quejan de que las cinco potencias atómicas (Gran Bretaña. Francia. ex URSS, Estados Unidos y China) se han mostrado renuentes a cumplir el Artículo Seis del tratado, de encaminarse de buena fe hacia el desarme nuclear total.

Ghali pide desarme Con estos antecedentes de por medio, durante la inauguración de la conferencia, el secretario general de la ONU, Butros Ghali, pidió la eliminación de todas las armas nucleares.

La forma más segura y rápida de enfrentar la amenaza de las armas nucleares es eliminarlas, lo que debería ser nuestra meta futura , recalcó Ghali ante los 178 signatarios del TNP reunidos para esta conferencia.

En muchos sentidos el mundo se ha convertido en un lugar más seguro durante los veinticinco años desde que se firmó el TNP. Pero en otros aspectos el mundo actual presenta crecientes peligros , agregó Ghali citando, sin nombrarlos, a los países que no quieren ratificar el TNP.

Críticas al TNP Pese a los esfuerzos que hacen las 178 naciones para evitar la posibilidad de una guerra nuclear, hay pronósticos pesimistas. El ex consejero del presidente Francois Mitterrand Jacques Attali, concluyó en un informe enviado al secretario general de la ONU que los cambios políticos derivados de la desintegración del bloque soviético han hecho irrisorios los controles instaurados durante la Guerra Fría para impedir la proliferación de armas nucleares.

En opinión de Attali, la desintegración de la URSS ha puesto fin a 50 años de un orden basado en el miedo recíproco y la voluntad de las dos superpotencias de impedir la diseminación del armamento nuclear.

Según el documento, de cuyo contenido informó ayer el diario Liberation, Attali afirma que el TNP no ha impedido que una veintena de países se doten de la bomba nuclear o de los medios para poder fabricarla en menos de dos años.

El Tratado no precisa cómo prohibir la transferencia de tecnología. Tampoco define el régimen de verificación eficaz para las actividades que permiten pasar de la posesión de materias nucleares a la fabricación del arma , agregó.

Además, señaló, el TNP favorece la dispersión de las tecnologías civiles, cada vez más fáciles de utilizar por una población militar clandestina y no prevé modos de advertencia ni sanciones .

Por otra parte, en el informe se denuncia la escasez de inspectores en la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), el insuficiente presupuesto para esta misión, que es un 34 por ciento del total de esa organización, y la imposibilidad de hacer inspecciones inesperadas.

Frente a estas limitaciones, el ex consejero de Mitterrand subraya que en los últimos cinco años, la oferta de materiales nucleares, de expertos capaces de realizar la bomba atómica y de tecnologías adecuadas no ha cesado de desarrollarse .

El TNP en pocas palabras París (AFP) LOS ESTADOS dotados de armas nucleares se comprometen a no transferir, ni ayudar a fabricar dispositivos nucleares a estados que no poseen armas nucleares.

TODO ESTADO no dotado de armas nucleares se compromete a no fabricar y no aceptar de nadie la transferencia de armas nucleares.

LOS ESTADOS no dotados de armas nucleares se comprometen a aceptar las garantías estipuladas en un acuerdo con la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), para impedir que la energía nuclear sea desviada de sus utilizaciones pacíficas.

NINGUNA DISPOSICION del Tratado será interpretada como una traba al derecho de desarrollar la investigación, la producción y la utilización de la energía nuclear con fines pacíficos.

CADA ESTADO se compromete a tomar medidas apropiadas para garantizar que los logros de las aplicaciones pacíficas de las explosiones nucleares, sean accesibles a los estados no dotados de armas nucleares.

CADA UNA de las partes se compromete a realizar negociaciones de buena fe sobre la disminución de la carrera armamentista nuclear.

EXISTE LA posibilidad de acuerdos regionales y de modalidades para revisar el Tratado.

ES CONSIDERADO estado nuclear todo país que ha hecho explotar un arma nuclear antes del 1 de enero de 1967.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.