VACACIONES COMO EN CASA

VACACIONES COMO EN CASA

Noches gratis en un hotel, carrera de taxis sin ningún costo, invitaciones a desayunar almorzar o comer e incluso unos cuantos dolaritos serán los ofrecimientos que muy seguramente le harán en su próximo viaje.

13 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Usted irá desprevenido por la calle con su típica pinta de turista, o quizás sea cautivado desde antes de iniciar su viaje con una buena tarifa hotelera.

Todo esto para quitarle unos minutos quizás dos horas de su tiempo y así contarle los pormenores de una nueva tendencia que se impone en el mercado turístico: el Tiempo Compartido.

Aunque realmente ya no es tan nueva. A Colombia el concepto arribó hace cinco años y a marzo de este año se registraron 9.158 semanas de vacaciones vendidas bajo esta modalidad.

Y es que cada día son más los adeptos a este sistema que ofrece básicamente programas en los que se pre-paga el hospedaje o alojamiento de vacaciones futuras por un término de tres años o más, al precio de hoy.

El precio del plan depende del número de semanas que se adquieran la venta se realiza por módulos semanales, la temporada vacacional que se elija alta o baja, el número de personas que quieran tomar el servicio y la calidad de la suite, villa o habitación que se elija.

Vacaciones como en casa El producto es normalmente una mezcla de unidades hoteleras, estudios, y unidades de una y dos recámaras que frecuentemente cuentan con cocinas o cocinetas equipadas y otro tipo de amenidades.

Esto porque los desarrolladores de tiempo compartido han entendido la necesidad de ofrecer un producto que le proporcione al consumidor las ventajas de vacacionar como en una segunda casa.

Las áreas públicas tienden a compararse con las de los hoteles de lujo o forman parte de un complejo hotelero incluyendo campos de golf, tenis, deportes acuáticos y esquí, entre otros.

Uno de los ganchos de este sistema es el intercambio que le da al usuario la facilidad de cambiar su semana (unidadcapacidad, destino y fechatemporada) para lo cual existen dos empresas en el país: Interval y RCI, quienes se encargan de coordinar y organizar esta operación.

Con este sistema puede disfrutar del tiempo de vacaciones adquirido en cualquiera de los complejos turísticos del mundo afiliados a estas compañías. Para ello, deben pagar un cargo por el servicio y una afiliación a una de estas dos empresas.

Por ejemplo, Interval brinda servicios de intercambio de vacaciones a casi 700 mil familias de socios y cuenta con cerca de 1.400 complejos afiliados en más de 60 países, entre quienes están Marriott Vacation Club, Disney Vacation Club y Hyatt Vacation Club.

El programa incluye la posibilidad de cambiar de destino de vacaciones. Una alternativa que está sujeta a la disponibilidad del complejo turístico al que se desee viajar y que debe ser equivalente en cuanto a las características y los servicios del hotel en el que se adquirió el derecho.

Se puede aspirar a intercambiar con un hotel de mejor categoría, dependiendo de la disponibilidad del establecimiento.

Es muy probable que para las altas temporadas estos cambios se dificulten, con mayor razón si se intenta viajar a destinos muy apetecidos.

Los intercambios tienen un recargo, en caso de que sea a nivel nacional es aproximadamente 115 dólares, e internacional no supera los 250 dólares.

Un producto alternativo El propietario del programa de tiempo compartido tiene las opción de venderlo, alquilarlo o cederlo a la persona o grupo de personas que desee.

Igualmente, tiene la posibilidad de invitar a personas no asociadas adquiriendo un bono especial para este efecto.

Los compradores no se ven obligados a hacer uso de su tiempo de vacaciones si no pueden. El período adquirido podrá ser usado posterior a la fecha de compra y tiene la posibilidad de acumular hasta tres períodos consecutivos.

Algunos programas ofrecen la posibilidad de tomar el plan a último momento, realizando las confirmaciones con 24 horas de anticipación, aunque lo más conveniente es hacer las reservas con la mayor anterioridad posible.

Otros ganchos con los que cuenta el sistema de tiempo compartido son: descuentos en pasajes aéreos, alquiler de vehículos, seguros de viajes, paquetes turísticos, cruceros, e información sobre aduanas, inmigración y requisitos de salubridad.

Más puntos a favor Algunos de los clubes y resort que ofrecen tiempo compartido están desarrollando un sistema conocido como puntos , el cual por un precio de compra que se paga una vez y unas cuotas anuales, los compradores reciben una cantidad anual de puntos que se usan para vacaciones en el resort. La persona escoge cómo va a usar sus puntos cada año ya sea para unas vacaciones largas o para una serie de vacaciones más cortas.

En clubes como el de Disney el cual opera por puntos es posible hacer uso de estos adquiriendo otros servicios turísticos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.