UN CUENTO DE NUNCA ACABAR

UN CUENTO DE NUNCA ACABAR

Para nadie es ya raro que Villavicencio sufre el mal de mas de medio país: deficiente suministro y agua no apta para el consumo humano; pero no por ser muchos los afectados por este problema, es mas justificable.

04 de abril 1995 , 12:00 a.m.

La capital del Meta tiene aproximadamente 40 mil suscriptores del servicio de agua, que reciben el líquido en el mejor de los casos cada tercer día, haciendo que los habitantes de la ciudad, deban aprovisionarse del preciado líquido de cualquier forma, pues hay barrios en que el agua llega a faltar 25 días al mes.

La demanda del servicio de acueducto en Villavicencio se ha multiplicado a raíz del aumento en la construcción, lo que llevó incluso a que fuera interpuesta una tutela porque la oferta en vez de aumentar, cada vez se reduce mas. Para nadie es un secreto que en Villavicencio una casa vale en la proporción del tamaño de su tanque subterráneo o si está ubicada en un barrio con acueducto propio, lo que cada día se ve mas.

Sin embargo, los habitantes de Villavicencio han visto Gobierno tras Gobierno, la repetida inauguración de su acueducto y es así como con calles rotas y el cambio de unos tubos de PVC a finales del 94 se esperó la conclusión del acueducto por gravedad, que con un costo superior a los 7 mil millones de pesos, aún no se perfila como una solución y para la muestra, durante los primeros meses del año, léase enero, febrero y parte de marzo hubo el consabido racionamiento a causa del verano, el Guatiquía se secó y no llegaba a la bocatoma y ahora que empezó a llover, el racionamiento continúa, porque la tierra que arrastra el agua tapona los desarenadores.

Adicionalmente, informes entregados por la Contraloría General de la República, Seccional Meta, detallan la pésima calidad del agua que entrega el acueducto de Villavicencio, pues aproximadamente 5 mil familias que habitan los barrios subnormales, en las riberas de caños y ríos, arrojan a ellos sus basuras, además el déficit que en cobertura de alcantarillado existe, que según el informe llega al 34%, obliga a los habitantes a conectar las redes de aguas residuales directamente a los cauces y es este líquido, que no cuenta con tratamientos bacteriológicos ni fisicoquímicos, el que es consumido tanto para la preparación de alimentos como para el aseo personal y del hogar.

Sin embargo y a pesar de todo lo que padece, los villavicenses seguimos esperanzados que de Quebradahonda, llegue pronto la solución a este sufrimiento, que ya hace parte de nuestra vida cotidiana.

Un viejo muy saturado Villavo posee una red de alcantarillado que cubre entre el 90 y 95% de la ciudad, aunque el informe de Contraloría de la República, seccional Meta, existe un déficit de este servicio, que alcanza el 34%.

De la red existente, solo un 15% evacua en forma separada las aguas lluvias y las residuales y el resto lo hace combinando ambos por una sola tubería y éstas van a parar finalmente al Río Guatiquía (el mismo del que se toma el agua para el acueducto).

El sistema de alcantarillado de Villavicencio, a causa de las precarias condiciones en que se encuentra, el aumento poblacional y los altos caudales tanto de aguas lluvias como residuales, presenta graves problemas de inundaciones que se dejan ver con las primeras lloviznas del año.

Un informe de la administración municipal, da a conocer, que a pesar de que las empresas Públicas de Villavicencio hacen mantenimiento de las redes, este es muy precario por la falta de equipos y de un plan operativo que permita que sea preventivo y no correctivo. Además las tuberías de concreto con que cuenta el sistema, se han deteriorado por las características físico- químicas del agua.

El alcantarillado de aguas negras presenta un buen funcionamiento a excepción de los taponamientos que se presentan por acumulaciones de residuos sólidos domésticos, contrario al de aguas lluvias que ante la cantidad de basuras arrojadas en la calle por los habitantes y residuos no recogidos de las obras que se adelantan en la ciudad, se taponan ocasionando las ya normales inundaciones.

Aseo, problema de todos Una de las características de las personas que habitamos la Puerta del Llano, es la casi total falta de civismo que se ve reflejada en las cantidades de basura que diariamente arrojamos desde ventanas, autos y cuando caminamos por cualquier sitio de la ciudad. Problema que se incrementa por la falta de cumplimiento en el servicio de recolección de basuras que a pesar de establecer días de recorrido, deja permanecer las canecas y bolsas con los desperdicios en frente de las viviendas.

En el diagnóstico ambiental realizado por la Contraloría General de la República, seccional Meta, estableció que este servicio presenta un déficit del 25.4%, lo que se traduce en aproximadamente 27 toneladas de desperdicios que dejan de recogerse diariamente.

Villavicencio cuenta con 10 vehículos recolectores, dividiendo la población en 15 sectores que son atendidos 2 veces por semana y se estima un promedio de 150 a 170 toneladas diarias, las cuales se disponen en un relleno sanitario provisional en la granja Campo Alegre de propiedad de la secretaría de agricultura. Sin embargo las deficiencias que se presentan en este campo, son motivo de preocupación, pues las consecuencias sanitarias cada vez son mas graves y es necesario tomar cartas en el asunto, máxime, cuando la alcaldía está haciendo esfuerzos por ver a Villavo limpia, a través de campañas como a barrer se dijo .

La electricidad en Villavicencio Un servicio con poca energía.

El suministro del servicio de energía, está a cargo de la Electrificadora del Meta, empresa de economía mixta que adquiere energía a través de ISA para distribuirla a todo el departamento. En Villavicencio, a raíz de su crecimiento, la demanda se ha incrementado paulatinamente de cuyo total el sector doméstico consume mas del 50 %, mientras que la industria y el comercio consumen aproximadamente un 30%, el resto es utilizado por el sector oficial y otros.

Las subestaciones que surten de energía a Villavicencio son Barzal, con una capacidad de 35.000 Kv, Idema con una capacidad instalada de 10- 12.5 megavatios, Caños Negros con una capacidad inicial instalada de 5 mva, la cual está siendo ampliada en la actualidad y La Reforma la cual tiene una capacidad generadora de 230- 115 Kv, la cual entrará en funcionamiento en junio de este año. Estas suministran energía tanto para Villavo como para los municipios y zonas interconectadas.

Igualmente se cuenta con la Termoeléctrica del Meta, la cual empezó a generar con ACPM y en mayo será con gas natural de Apiay y Cusiana y la segunda etapa de la Termoeléctrica de Ocoa, que comprende la inclusión de un ciclo combinado que aumenta su capacidad generadora a 38 mva, lo que es suficiente para atender el 70% de la demanda del municipio.

Causa de poca inversión Una de las causas que aducen las diferentes empresas del país que quieren pero no pueden invertir aquí, es la poca capacidad energética del Departamento y por ende de la ciudad, la cual se agrava en ciertas zonas de la ciudad en donde a pesar de estar en funcionamiento Termo Ocoa y La Reforma, los transformadores están tan saturados que la utilización de un vatio mas de energía, hace que el sistema se dispare. Por ello, los industriales y comerciantes prefieren dejar de invertir aquí porque aunque rica y próspera, la región no puede ofrecerles los servicios mínimos para su funcionamiento.

Cabe anotar que el año pasado, la Cámara de Comercio de Villavicencio pasó una propuesta a la administración municipal y al Concejo de la ciudad para ofrecer atractivas exenciones de impuestos a aquellas empresas que se establecieran en la ciudad, logrando como respuesta de los ediles, muy realista por cierto, que esas prerrogativas ya existían, pero que no podían esperar inversión en un municipio que no puede ofrecer agua, luz y teléfono que es lo mínimo que necesita una empresa para funcionar.

La esperanza en el aspecto energético es la subestación La Reforma y la utilización de otras fuentes de energía, como el gas domiciliario, que se ha convertido en alternativa para el desarrollo de este importante sector de la economía regional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.