CON COHETES ELN ATACÓ UN REMOLCADOR

CON COHETES ELN ATACÓ UN REMOLCADOR

Un remolcador que transportaba hidrocarburos hacia Barranquilla fue atacado con cohetes por guerrilleros del Eln, cuando cruzaba por un sector despoblado de Morales, sur de Bolívar, dijeron las autoridades.

17 de abril 1995 , 12:00 a.m.

El navío resulto con serias averías en la maquinaria, pero no hubo víctimas.

El hecho ocurrió el jueves en la tarde, pero solo el sábado fueron informadas las autoridades de Barrancabermeja.

Según informes del Batallón Nueva Granada, la embarcación Gelvez-4 salió desde el puerto petrolero hacia Bocas de Ceniza, en Atlántico.

Cuando el capitán de la embarcación tomó uno de los brazos sobre la orilla occidental del río, fue atacado con artillería pesada. La tripulación maniobró rápidamente y se alejó, pero la nave fue alcanzada por un cohete. Los 10 tripulantes resistieron durante 20 minutos, pues la embarcación quedó a la deriva, hasta cuando llegó una patrulla de la Marina, que asumió la defensa de la embarcación y puso en fuga a los guerrilleros.

Desde Barrancabermeja se despacharon refuerzos para perseguir a los insurgentes, pero las operaciones no arrojaron resultados positivos.

En lo corrido de este año se han registrado cuatro ataques a lo largo del río, el peor de ellos en febrero, cuando un hombre murió y tres más quedaron gravemente heridos.

La vigilancia por el río se intensificó desde los primeros días de abril, pero no es suficiente el patrullaje, dijeron voceros de las empresas fluviales en Barrancabermeja.

Fusilado comerciante Por otra parte, fuentes oficiales confirmaron que un comerciante fue fusilado por guerrilleros del Eln en El Playón, a 35 kilómetros de Bucaramanga.

Los guerrilleros -según la Policía- interceptaron el vehículo en que Ricardo Paredes García viajaba con su familia, y tras obligarlo a bajar lo llevaron a un matorral y lo mataron de siete tiros.

Las autoridades dijeron que Paredes era copropietario de un molino de café y muy conocido en el sector de Rionegro. Sus parientes dijeron desconocer los móviles del asesinato.

El comerciante viajaba generalmente los fines de semana al corregimento La Tigra, entre Rionegro y El Playón, para atender a negocios particulares y labores de su finca ganadera.

Luego del crimen, los guerrilleros huyeron hacia las montañas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.