RACISMO:

RACISMO:

13 de junio 1996 , 12:00 a.m.

En los Estados Unidos no ha sido extraña la virulencia del racismo, del que se ha hecho víctima la nutrida población afro-americana que tan numerosa es de manera especial en el sur del país, vastísima zona en la que los racistas hacen permanentemente su agosto. El sentimiento racista, como se sabe, se halla simbolizado en la tétrica y bárbara congregación del Ku Kux Klan. Por épocas el fenómeno aparece parcialmente superado, pero de tiempo en tiempo recobra toda su magnitud. En la década de los sesenta, cuando los negros realizaban sus campañas por los derechos civiles, la segregación tuvo no pocas de sus peores manifestaciones.

Mas ahora el problema tiende a resurgir con caracteres agudos. De 1990 a esta parte, por ejemplo, han sido incendiados cincuenta y tres templos frecuentados por la población negra, y de esos incendios veintidós se han registrado en lo que va corrido de este año. En esta semana fueron provocados otros dos incendios.

No puede negarse que en la lucha contra la discriminación racial los gobiernos norteamericanos han logrado notables progresos. Por lo menos ya no están al borde de otra guerra de secesión. Pero el problema recobra periódicamente su primitiva magnitud.

En plena campaña electoral, en la que desde luego la población negra activa tiene muy notoria participación, el problema adquiere mayores proporciones, que con seguridad no serán ajenas a la observación del resto del mundo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.