AHORA NICARAGUA

AHORA NICARAGUA

Después del super- show organizado por nuestro ágil Mindefensa para notificarles a los gringos que San Andrés es muy nuestra, que no queremos que la invadan los marines y que vamos a sacar corriendo de allá a todos los narcos, los nicaragenses están refritando caducos argumentos para poner en duda nuestra soberanía sobre el archipiélago.

17 de abril 1995 , 12:00 a.m.

El más reciente aventón corrió por cuenta del Embajador nicaragense en nuestro país, Ernesto Salmerón en unas extrañas declaraciones que le concedió al Noticiero TVHoy el sábado pasado.

Tales declaraciones no sólo resultan impropias de un funcionario de su rango por lo descuidado de su lenguaje y lo desobligante de su tono, sino que además son absolutamente inaceptables para Colombia.

Tres perlas para la muestra.

Primera. Tampoco se puede determinar que Nicaragua por esos Tratados le quede agua nada más para que se bañen los pies los ciudadanos .

Segunda. Porque si le aplicamos las 200 millas a San Andrés, llegan ustedes a tener hasta 60 millas en el Pacífico, nuestras Tercera. La realidad es que la plataforma por la cual navegan esos barcos es perteneciente al área marítima de Nicaragua. Lo que Nicaragua plantea hoy día es una revisión de los Tratados dado que existen nuevas leyes en el Derecho Marítimo Internacional .

Lo que más sorprende, sin embargo, es que esas declaraciones provengan del mismo Embajador que la semana pasada, durante la celebración del Día de las Américas, había sido pródigo en melcochudas expresiones integracionistas.

Qué tal esta? Lo que debemos hacer es unirnos los hermanos mayores con los menores y tomarnos de la mano para desarrollar estrategias como los planes de desarrollo sustentado .

En esa misma oportunidad había dicho -a pesar de los incidentes asociados con la retención irregular de las embarcaciones Miss Tina y Sea Dog, afiliadas a pesqueras colombianas- que Nicaragua no tenía actitud de confrontación y que lo relativo a los Tratados sólo sería discutido a nivel de Cancilleres.

Qué le pasó a Salmerón? Le jalaron las orejas por su entusiasmo retórico del Día de las Américas? TVHoy lo pilló enguayabado? Le gusta salir en televisión? Se arrepintió, él solito, y decidió, más bien, aventurarse con unas declaraciones osadas que irritaran a los colombianos? Le pareció más divertido generar un conflicto que evitarlo? Se aburrió en la lluviosa Bogotá de Semana Santa y quiere devolverse pronto a su país? Quiere poder pasearse por San Andrés y Providencia jugando de local? Quiere experimentar lo que se siente cuando a alguien lo declaran persona no grata en Colombia? Recibió instrucciones de la Cancillería o de la Presidencia nicaragense que lo obligaron a endurecer su tono? Está intentando piruetas para alguna jugada a tres bandas con Estados Unidos? Quiere hacer campaña política en Nicaragua? Se dedicó a estudiar Derecho Internacional... y no entendió? ... o, simplemente, metió la pata - a cualquiera le pasa!- y pedirá que este incidente no tenga mayor trascendencia? Al momento de escribir esta columna, en la mañana del domingo de Pascua, no se conocen reacciones de la Cancillería colombiana. Es de esperar que en las próximas horas se divulgue la posición oficial sobre este episodio que no puede pasar inadvertido.

Sin duda, nuestro Canciller, fiel a su estilo prudente y mesurado pero firme y oportuno, encontrará el mejor camino para que entre oraciones pascuales y jolgorios de resurrección, Salmerón no nos meta un gol en una portería que está amparada por los principios superiores del Derecho Internacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.