OTRA VEZ LA ERRE O ERE

OTRA VEZ LA ERRE O ERE

Los mamíferos percibimos los olores porque tienen quimioreceptores . Antetítulo de la página Tiempo de Ciencia de El Tiempo, martes 21 de marzo, página 13A.

17 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Cuando en EL TIEMPO o en cualquier otro medio de comunicación aparecen titulares como este, hay gozo inocultable y júbilo sublime entre los defensores del lector, ombudsmen y miembros de los consejos de lectores y, muy especialmente, entre los pescadores de perlas y cazadores de gazapos de todos los medios informativos y academias de la lengua española.

Pero, como no hay risas sin llantos, ni luces sin apagones, ni telenovelas sin alargues, entre los redactores y editores responsables del texto titulador hay sonrojo, desilusión, vergenza y deseos de desaparecer de la Vía Láctea.

En efecto, desde el más primíparo lector hasta el más ilustrado académico advierten que el texto comenzó en primera persona del plural ( percibimos ) y terminó en tercera ( tienen ).

Ahora, qué tienen? O, mejor, qué tenemos los mamíferos? Dice el texto que tenemos quimioreceptores .

Por favor, lea la palabra quimioreceptores en voz alta y advierta el sonido de la ere.

Ya lo hizo? Para mayor claridad, extraiga esa parte de la palabra y analícela: ore . Léala en voz alta. Oye el sonido suave de la ere? Pues bien, ahí tiene usted una vez más el frecuente error de escribir palabras compuestas cuyo segundo componente empieza por erre y no doblar la ere para que siga sonando erre.

En efecto, la erre inicial de receptores suena fuerte; pero, la ere intervocálica de quimioreceptores suena suave, como toda ere sencilla intervocálica: foro, ara, muro, Lara... debe doblarse para que mantenga el sonido fuerte de arras, forro, ferrocarril...

Por eso, debió escribirse el titular así: Los mamíferos percibimos los olores porque tenemos quimiorreceptores .

La observación vale para numerosos nombres comerciales: Multirevistas, Chocoramo, Aerorepública, Colorápid, Festiropa, que pretenden sonar Multirrevistas, Chocorramo, Aerorrepública, Colorrápid y Festirropa.

Y para numerosas palabras del lenguaje administrativo: vicerector, contrareloj, portaretrato, publireportaje y servirecaudo, que pretenden sonar -y, por ende, deberían escribirse así- vicerrector, contrarreloj, portarretrato, publirreportaje y servirrecaudo.

La erre suena fuerte al comienzo de palabra -rato, reto, Rita, roto, ruta- y entre consonante y vocal: Israel, enriquezco, Ulrica, Enrique. Por eso, es incorrecto escribir Enrrique , como a veces se ve en créditos de televisión.

Y el sonido es suave entre vocales: Uzuriaga.

Con este apellido se arman violentas polémicas radiales, pues el cronista de Cali dice Uzurriaga y el de Bogotá le responde Uzuriaga , sin detenerse por un momento, abrir un paréntesis a los comentarios futbolísticos y aclarar la pronunciación correcta: la ere de Uzuriaga es suave, pues va sencilla entre vocales. Y ya está, señores polemistas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.