Renta de autos, negocio en movimiento

Renta de autos, negocio en movimiento

La seguridad democrática impuesta por el Gobierno no solo ha permitido dinamizar la venta de vehículos, en todos los segmentos, sino que también le ha dado un nuevo ritmo a otros negocios íntimamente ligados a esta materia, como lo es el alquiler de carros, un mercado que ha evidenciado un importante crecimiento en sus ingresos, en gran parte por el aumento del turismo y porque las empresas ahora muestran un mayor movimiento comercial. Y lo cierto es que la esencia se sostiene sobre el servicio corporativo, pues hoy muchas empresas requieren de camionetas para cargar mercancías o vans para transportar personal hacia actividades laborales.

14 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

Aún así, los vehículos particulares, desde la gama económica hasta la de más alta especificación, parecen contar con muchos más usuarios, desde prestantes ejecutivos hasta turistas nacionales e internacionales. Así lo corrobora Paola González, asistente administrativa de National Car Rental, quien dice que estos modelos son rentados por los empresarios para atender socios que vienen del exterior o, simplemente, para realizar diligencias o viajes de trabajo.

A esto hay que agregar el incremento del número de viajeros internacionales y la alta ocupación hotelera, dos factores que también han ayudado a fortalecer este negocio, que adquiere una mayor fuerza.

“Aunque las reservas desde el exterior son importantes, el foco del arrendamiento vehicular se concentra en el país, especialmente porque la mayoría de las firmas son netamente nacionales. De ahí la preocupación por fortalecer la calidad de la atención y contar con un portaffolio más completo”, dice José Galvis, subgerente de ABC Rent Car.

Sin embargo, hay quienes opinan que aunque las cosas marchan bien, a Colombia todavía le hace falta cultura para hablar con propiedad del alquiler de vehículos, especialmente si se compara con Panamá, Chile, Argentina, Brasil o Estados Unidos, en donde el consumo percápita es muy alto. “Existe todavía mucha informalidad y poca vigilancia. Este es un oficio que amerita desarrollarse de una manera mucho más profesional y permitir que el cliente obtenga un mayor grado de satisfacción y de beneficio”, agrega Galvis.

De igual forma, el sugerente de ABC Rent Car afirma que existe competencia desleal por parte de firmas que no están legalmente constituidas, que operan en garajes, que no pagan impuestos parafiscales y que no cumplen con los requisitos exigidos. “Esto exige un seguimiento exhaustivo de parte de las autoridades competentes”.

Tipos de arrendamiento La carta de servicios que ofrecen las empresas profesionales en el campo del alquiler de vehículos se resume en tres vertientes importantes: la corporativa, la de personas naturales y la de turistas. La primera se enfoca a las compañías que buscan un automotor, ya sea una van o una sedán, para que se transporte alguno de sus empleados, para trasladar a varios funcionarios o para movilizar productos o mercancías.

“Para focalizar esta negociación, es indispensable que la empresa contratante envíe información básica, como su registro de Cámara y Comercio, balances y cuentas bancarias; además de pagar por anticipado el valor del alquiler. Antes de hacer un contrato, se verifican cada uno de los datos, y se sella con la firma del representante legal”, comenta Jorge Ramos, director comercial de Tedecol. Mientras a las personas naturales se les exige tarjeta de crédito con un cupo mínimo de un millón y medio de pesos, cédula, licencia de conducción y que tenga, mínimo, 25 años de edad. “Aquí también se requiere la cancelación del ciento por ciento de la renta, antes de la entrega del vehículo”, agrega González.

Finalmente, la atención a turistas se hace a través de la web de la compañía especializada, en donde el interesado llena un formulario y aporta toda la información para saber el día en que llega a Colombia, la hora y el vuelo, para así poder llevarle el vehículo al aeropuerto.

DURACIÓN DEL SERVICIO.

El tiempo del servicio difiere de acuerdo a la empresa, pues algunas alquilan los vehículos desde dos horas en adelante; mientras otras exigen que sea, mínimo, un día o hasta dos. La duración del uso también se establece de forma diferente, ya que algunas son radicales en decir que no se puede exceder de una semana o de un mes; y otras son más flexibles al estipular acuerdos hasta por años. El arrendatario debe cumplir con el día y la hora de la entrega del carro que alquiló. Usualmente las agencias esperan 60 minutos más, pero si el atraso supera las tres horas, se cobra un día más

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.