PARA SALIR DEL MONTÓN HAY QUE GANAR LA VUELTA

PARA SALIR DEL MONTÓN HAY QUE GANAR LA VUELTA

No importan los años, ni la divisa que se defienda esta temporada, ni los intentos fallidos ni el ya haberlo logrado. Lo único que vale es, tarde o temprano, subirse por primera vez o de nuevo, al podio de la Vuelta a Colombia-Colmena, con la camiseta de campeón.

16 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Ganar la Vuelta es casi que una obligación para todo aquel ciclista que quiera cruzar algo más que una simple meta... Y la de este año comienza el próximo martes en Paipa.

Por su importancia, EL TIEMPO consultó tres puntos de vista diferentes sobre lo que significa ganar la Vuelta a Colombia-Colmena con Fabio Parra, que la consiguió dos veces 1981 y 1992; Carlos Mario Jaramillo, campeón en 1993, que este año quiere repetir, y Luis Espinosa, quien apenas sueña con ganarla.

Si uno gana la Vuelta de joven, eso quiere decir que puede llegar a ser un gran corredor. El simple hecho de triunfar indica que es bueno , dice Fabio Parra recordando su triunfo en 1981, cuando tenía 21 años.

Según Parra ser campeón es el pase para seguir adelante; además, un título de Vuelta a Colombia garantiza un mejor contrato para la temporada siguiente.

Un corredor que quiere dejar de ser del montón, no se conforma con cualquier puesto. Solo le sirve ganar .

Siempre será un sueño Uno primero sueña con ser un buen ciclista, después con ser campeón de la Vuelta , dice Carlos Mario Jaramillo, ganador en 1993.

A mí, el campeonato me llegó en la penúltima etapa, cuando no me quedaba sino un circuito. Por eso siempre he creído que es mejor no ponerse la camiseta muy ligero. Lo más importante es estar ahí a la espera para poder dar el zarpazo y conseguirla. De nada sirve lucirla unos días si al final se la quitan , opina Jaramillo.

Parra y Jaramillo coinciden en que después de haberse consagrado una vez, repetir es casi que necesario.

Puede que a nivel internacional la Vuelta a Colombia no signifique mayor cosa, pero para nosotros es lo máximo que puede alcanzar un ciclista en su tierra. Es el orgullo de ganar en casa y de hacerlo compitiendo contra la gente más fuerte del país. Cada Vuelta es como la primera, siempre se quiere ganar , dice Jaramillo.

Ganar una nunca es suficiente, cada vez cuesta más. Siempre hay que estar bien rodeado; contar con un equipo que haga presión, que ataque o defienda según las circunstancias, porque en la Vuelta nadie da tregua.

Y aunque el ciclista de ahora es más tranquilo -agrega Parra-, el líder de una Vuelta tendrá que manejar emociones distintas: tranquilidad y nerviosismo, porque cada día es una experiencia diferente .

Uno ve enemigos en todas partes. Todos los que están cerca del líder, quieren la camiseta. Por eso hay que andar con los ojos bien abiertos y correr con mucha inteligencia. Esa es la clave del éxito en una Vuelta a Colombia , recalca Jaramillo.

La camiseta de líder es la que da valor, la que agranda y ayuda cuando llega la hora de tener que defenderla, a como dé lugar , piensa Parra.

Cada vez más atractiva Y en el lote, como en las Vueltas a Colombia que se fueron al olvido, viene Luis Espinosa que no ha podido ganarla. Espinosa se encuentra con la almohada y todavía sueña.

Desde que empecé a ser ciclista siempre he querido ganarme la Vuelta , dice el corredor de Manzana Postobón, que emprende desde este martes, una nueva aventura por la camiseta.

Cuando se ha estado cerca, como me ocurrió en el 92, cuando fui segundo detrás de Fabio Parra, los deseos de triunfar aumentan.

La camiseta de líder es cada vez más atractiva. Y más en mi caso que, hasta ahora, nunca me la he puesto ni siquiera un día.

Este año desde que arranque la carrera estaré todos los días detrás de ella. Lo que vale es conseguirla. Esa constancia, ese deseo, es lo único que me puede ayudar para que, tarde o temprano, me la ponga en el podio .

Para esta, la XLV de la Vuelta a Colombia-Colmena, que parte este martes, EL TIEMPO decidió consultar entre la prensa especializada del ciclismo en Colombia las virtudes y debilidades de un grupo de corredores escogidos por la Sección de Deportes de este diario, como candidatos para el título.

Ellos son: Celio Roberto Roncancio, de Gaseosas Glacial; Carlos Mario Jaramillo, de Aguardiente Antioqueño-Lotería de Medellín; Pedro Rodríguez, de Pony Malta-Avianca; Luis Espinosa, de Manzana Postobón, y José Jaime Chepe González, Kelme-Pony Malta Quién ganará? RECUADRO MAC

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.