NOTARIOS DEJARÍAN DE SER CUOTA POLÍTICA

NOTARIOS DEJARÍAN DE SER CUOTA POLÍTICA

Quienes conocen el funcionamiento de las notarías aseguran que el negocio gordo de estas se encuentra en el trámite de las escrituras.

16 de abril 1995 , 12:00 a. m.

Una firma constructora, por ejemplo, edifica 50 apartamentos. Cuando estos se encuentran en venta, aparece el protocolista o intermediario entre la compañía que hace las viviendas, y las notarías.

De inmediato el protocolista ofrece a la firma los servicios de una notaría para elaborar todo lo relacionado con las escrituras públicas.

Como generalmente los costos de la escritura se cancelan por mitades entre vendedor y comprador, el protocolista ofrece un descuento de hasta el 20 por ciento a la parte que corresponde pagar a la constructora.

Luego, es la propia notaría la que otorga otro descuento, esta vez al protocolista , por los clientes conseguidos . De esta forma, el beneficio para el intermediario alcanza muchas veces el 50 por ciento del valor total de una escritura.

El negocio es tan rentable que un notario de Medellín dijo hace unos años que se convertiría en protocolista tan pronto dejara su cargo como titular.

Esto explica, en parte, fenómenos como la desproporcionalidad que se presenta en los ingresos de las notarías. Mientras unas pocas son capaces de generar recursos hasta por mil millones de pesos al año, otras no llegan siquiera a los 50 millones.

Interinos permanentes El otro problema tiene que ver con la interinidad de los notarios, funcionarios cuyos cargos responden cada vez más a una cuota burocrática del gobernante de turno.

Según la Superintendencia de Notariado y Registro, de 843 notarios que hay en el país, 282 se encuentran en interinidad.

El departamento con mayor número de funcionarios en esta condición es Cundinamarca, que de un total de 118 notarios, tiene 61 en interinidad; le siguen Antioquia con 39; el Valle con 20 y Tolima con 19.

Pero las críticas alrededor de las notarías se hicieron más evidentes al conocerse la intención del ex notario 27 de Bogotá, que quiso quitarse un año de vida para permanecer más tiempo en el cargo.

Hace pocas semanas, el notario cuarto de Cali en interinidad, Elver Arango Correa, se vio envuelto en un escándalo tras comprobarse que a través de su despacho uno de los hermanos Rodríguez Orejuela dio poder, con firma y huella dactilar, a una abogada.

Revolcón a la fe pública Estos antecedentes contribuyeron en gran medida a volver los ojos sobre un proyecto de ley presentado al Congreso en octubre de 1994 por el ministro de Justicia Néstor Humberto Martínez.

La iniciativa introduce modificaciones de fondo al Estatuto Notarial colombiano y crea nuevas reglas de juego para quienes aspiran desempeñar tales funciones.

En el proyecto, de 174 artículos, está consignado lo que a juicio de Bonnet constituye la columna vertebral para la recuperación de la credibilidad y la integridad ética y moral de los notarios .

Para empezar, se establece que la interinidad de dichos funcionarios dejará de ser permanente y quien ocupe el cargo en tales condiciones lo hará máximo por un año.

De esta forma pretende cerrarse el paso a quienes han convertido a muchos de estos despachos en prebendas para satisfacer apetitos burocráticos. Aquí estamos hablando de funcionarios en quienes la gente confía todo lo que tiene y eso es algo delicado , dijo Bonnet.

También habrá límite de tiempo para los notarios en propiedad, cuyo período de trabajo sería de cuatro o cinco años y no de por vida, como ocurre hoy.

Bonnet aseguró que de este modo habrá mayores oportunidades para quienes se están educando con el fin de llegar a ser notarios de carrera o en propiedad, de lo contrario no tendría sentido prepararse , precisó.

El proyecto dedica un capítulo especial al sistema de selección y concurso para la carrera notarial que será convocado por el Consejo Nacional de Notariado. Este concurso, que de todas formas está previsto en las normas vigentes, no se celebra desde el año 1989.

Se elimina la categorización para las notarías. Ya no habrá despachos de primera, segunda y tercera categoría porque no hay una fe pública de primera o de segunda categoría, esa es una nomenclatura anacrónica y medieval , expresó Bonnet.

Algunos parlamentarios han propuesto incluir nuevas disposiciones en el proyecto. Entre otras, una norma que acabe con el monopolio en el mercado de las escrituras. Es decir, tales documentos podrían ser sometidos a reparto, con lo cual entran en cintura desde los urbanizadores piratas hasta los mismos notarios , indicó el representante antioqueño Ramón Elejalde.

De cara al ciudadano común y corriente, el proyecto traza el rumbo de lo que debe ser el papel de los notarios hoy día: mediador de conflictos, facilitador de procesos judiciales y una persona aislada de las presiones políticas (ver recuadro).

Cómo le afecta Según el proyecto de ley, las notarías serán ahora un instrumento vital para el acceso de los ciudadanos a la justicia.

- Se podrán hacer trámites matrimoniales, de divorcio y de liquidación de herencias.

- Los notarios podrán ser mediadores en conflictos de derecho civil, de familia y laboral.

- Estos funcionarios estarán en capacidad de dar copias substitutivas de escrituras, labor que hoy cumplen los jueces y cuyo trámite tarda hasta 4 años.

- Podrá tramitarse la liquidación de sindicatos, una labor que hoy es netamente judicial.

- Los notarios tendrán la facultad de servir como mediadores de conflictos entre vecinos o cónyuges. Incluso se establece que pueden decidir, en determinado momento, sobre la custodia de los menores y el calendario de visitas.

- También se les otorgará facultades de derecho civil para atender pleitos entre socios, copropietarios de propiedad horizontal o de accidentes de tránsito.

- Se propone acabar con la autenticación de firmas registradas. La persona tendría que ir personalmente hasta la notaría.

- Algunos parlamentarios sugieren además que la transacción de vehículos se haga a través de escrituras y no por traspaso.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.