NOVELA DE PELÍCULA

NOVELA DE PELÍCULA

Una lápida cubierta por hojas secas deja ver el nombre de María bella y misteriosa mujer en la edad del amor y su corto período presumible de vida (1835-1852). Así se identifica la muy controvertida versión televisiva que sobre la novela homónima de Isaacs hiciera García Márquez hace tres años y medio, con dirección de Lisandro Duque Naranjo, para una emisión nacional de aproximadamente seis horas. Mientras que temas dominantes como el de los amores difíciles pero eternos se desataban con relativa fluidez, una ligera ambientación introducía el momento histórico la libertad de los esclavos con referencias a las inundaciones del Cauca en medio de cartas desesperadas de dos enamorados distantes, recuerdos fantasmales que rondaban sobre los lugares transitados por María y premoniciones de una muerte representada por el vuelo de las aves negras. Todo comenzó a desmigajarse como si... los minutos fueran años (palabras de Gabo en boca de Tránsito).

16 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Lea este libro maravilloso y vea la posibilidad de filmarlo le había dicho el ex franciscano y empresario Francisco José Posada al camarógrafo español Máximo Calvo, quien emprendió la filmación en Buga del primer largometraje colombiano de ficción. Era 1921, y según anotaba Calvo en una entrevista concedida a Hernando Salcedo Silva, en los mismos sitios descritos por la novela, con interiores de casas bugueñas y personajes de la buena sociedad vallecaucana . Con la dirección artística del también español Alfredo del Diestro, sin duda alguna fue la cinta más taquillera del cine mudo nacional y se vio en casi todos los países de habla hispana.

Poses manieristas Aunque cronistas mexicanos como Fernando Macotela y don Emilio García Riera registran una primera versión muda que data de 1918 del productor Rafael Bermúdez Zataraín, sus adaptaciones sonoras sí dejaron huella: con Lupita Tovar y Rodolfo de Anda (hermano del ex presidente Luis Echeverría Alvarez), en 1938, dirigida por Chano Urueta; con Tyron Power y el debutante Fernando Allende (Efraín), en 1971, fotografiada por nadie menos que Gabriel Figueroa y bajo la dirección del argentino Tito Davison.

En busca de María, un mediometraje codirigido por Luis Ospina y Jorge Nieto, se remonta al clásico de 1922 cuyos negativos desaparecieron y sólo quedan fragmentos fotográficos y recuerdos dispersos en el tiempo. Su protagonista doña Estela López Pomareda hablaba hace ocho años con la emoción propia del reportaje, el narrador Salcedo Silva se refería a unas breves tomas de las torrentosas corrientes del río Cauca, actores contemporáneos como Sandro Romero recreaban las poses manieristas de aquellas épocas y María resucitaba en medio de las hojas amarillentas de los libros.

Nota: María Eugenia Dávila y Alberto Jiménez también coprotagonizaron la telenovela grabada en El Paraíso de principios de los 70.

Estella López Pomareda y Hernando Sinisterra, en la producción colombiana de María de 1922, dirigida por el español Máximo Calvo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.