UN MUERTO Y 47 HERIDOS EN ACCIDENTES

UN MUERTO Y 47 HERIDOS EN ACCIDENTES

Un muerto y 47 heridos dejaron dos accidentes de tránsito ocurridos este Viernes Santo en Bogotá y Cali.

15 de abril 1995 , 12:00 a.m.

En la capital, 23 personas resultaron heridas cuando un camión que quedó sin frenos chocó contra ocho vehículos en el sector de Monserrate. En Cali una persona murió y 24 debieron ser internadas en centros asistenciales después de que un tren de siete vagones virtualmente arrolló y arrastró 25 metros un bus que atravesaba el paso nivel de la carrera 7D con calle 70, en el oriente de la ciudad.

El accidente en Bogotá se produjo en la Avenida Circunvalar cerca a la estación del funicular, hacia las 7:30 de la mañana, cuando en el sector había gran cantidad de personas dispuestas a subir al Santuario para participar en las ceremonias del Viernes Santo.

Según dijeron algunos testigos, el camión Dodge de placas GUC 151, que era conducido por Jesús Forero Gacha, perdió el control al quedarse sin frenos y arrastró ocho vehículos que también descendían a esa hora por la Circunvalar.

Al parecer, en el camión viajaban varias personas que también resultaron heridas y cuyo destino era Monserrate.

De los 23 heridos, dentro de los cuales hay cuatro menores de edad, siete fueron trasladados al Centro de Atención Médica Inmediata (CAMI) de La Perseverancia. Los más graves fueron conducidos al Hospital de Kennedy.

Según las autoridades de tránsito, el choque no solo lesionó a quienes se encontraban dentro de los vehículos, sino también a algunos peatones y vendedores ambulantes que se disponían a subir a Monserrate.

Los 16 heridos restantes, fueron trasladados al Hospital San Juan de Dios, donde hacia el medio día permanecían en observación, y el estado de salud de todos era estable.

En el CAMI de La Perseverancia fueron atendidos Jenny Velasco de 23 años; Nacianceno Sánchez, de 12 años; Andrea Marín, de 14 años; Ferney Bríñez, de 13 años; Cecilia Castañeda, de 34 años; Adolfo Cubillos, de 46 años y Margarita Andrade, de 25 años.

Mientras tanto, en Urgencias del San Juan de Dios fueron atendidos Doris Ruiz, de 35 años; David Ríos, de 32 años; Margarita Velásquez, de 40 años; Orlando Quitian, de 28 años; María Matilde Vela, de 55 años; Hernando Cantor y Hermes Mateus, de 31 años; Edgar Infante, de 23 años; Sandra Ramírez, de 22 años; Yeiner Tovar, de 27 años; Carlos Cabra, de 30 años; Germán E. Pinar, de 36 años; Yolanda Garzón, de 38 años; María Forero, de 29 años; William Ferney Quitián, de 13 años; y Claudia Bolívar, de 16 años.

El conductor, quien sufrió pequeñas contusiones y algunos rasguños, se encuentra a órdenes de la Fiscalía.

Arrollado por el tren En Cali, el accidente entre un tren y un bus fue atribuido inicialmente a la falta de una adecuada señalización en el cruce de la vía férrea.

De acuerdo con el reporte oficial, el bus de la empresa Gris San Fernando y de placa VJO-040 intentaba cruzar el paso nivel cuando fue arrastrado y volcado por la locomotora 325 de la empresa Transpacífico, que realizaba un corrido turístico hacia el centro del departamento.

El ciudadano fallecido fue identificado como Pablo Julio Moreno, de 58 años, quien llegó sin vida al hospital Primitivo Iglesias, informaron los médicos de ese centro asistencial.

La Policía dijo que los heridos fueron trasladados de urgencia a los hospitales Joaquín Paz Borrero, Universitario del Valle y al Instituto de los Seguros Sociales.

Algunas de las personas que llegaron a estos centros asistenciales con fracturas y contusiones son Germán Delgado, Betti Molina, José Luis Pantoja, Gloria Bonilla, Marisel Roa, Aura Bríñez. Harold Arteaga y Rosa González.

Según Gregorio Ibarbe Mancilla, conductor del bus, no había señales en la línea férrea que advirtieran sobre la cercanía del tren, por lo que no detuvo ni disminuyó la velocidad de su vehículo.

El funcionario encargado de controlar el tránsito en este cruce explicó sin embargo que salió con una bandera roja a detener los automóviles, pero de repente el bus pasó de largo y fue arrastrado más de 25 metros por la locomotora.

Las autoridades confirmaron que este sitio no hay un retén o una barrera protectora para detener el tránsito de los automóviles. En el lugar solo existe una caseta en donde permanece un vigilante que es el encargado de controlar el tráfico equipados con banderas o trapos rojos, tal como sucede en otros puntos de la ciudad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.