PARA LOS EXPORTADORES, HABRÍA MEDIDAS COMPENSATORIAS

PARA LOS EXPORTADORES, HABRÍA MEDIDAS COMPENSATORIAS

El Gobierno anunció que adoptará medidas compensatorias para las exportaciones que sean afectadas si Estados Unidos aplica sanciones económicas sobre los productos colombianos.

11 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Un documento preparado por la Casa de Nariño explica que no se incurriría en grandes costos fiscales dado el monto de mercancías afectadas y el hecho que enfrentarían aranceles relativamente pequeños .

De acuerdo con el informe, el pago total de nuevos aranceles significaría un sobrecosto de 30 millones de dólares para las exportaciones nacionales, lo cual representa el uno por ciento de las ventas totales a los Estados Unidos.

Sin embargo, el Gobierno asegura que ese incremento también podrían asumirlo los importadores estadounidenses o los consumidores de ese país.

La Casa de Nariño consideró que los eventuales castigos comerciales tendrían efectos sectoriales pero estos no serían dramáticos en el total del intercambio comercial con el país del norte, que representa el 34 por ciento del total de las importaciones y las exportaciones colombianas, pues no se suspendería el flujo de productos entre los dos países.

Aunque algunas de las posibles sanciones podrían afectar la competitividad de ciertas exportaciones, en ningún caso se va a deteriorar de manera significativa la balanza cambiaria, ni la capacidad de pago del país , estima el informe.

La semana pasada la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (Fedesarrollo) reveló un estudio según el cual la aplicación de sanciones sobre el país provocaría una caída en las reservas internacionales equivalente a 1.048 millones de dólares este año.

El estudio también señaló que la suspensión de preferencias contempladas en el Andean Trade Preferences Act (ATPA) a los productos colombianos y la imposición de sobretasas de entre 20 y 40 por ciento provocarían una reducción de 35 millones de dólares en el valor de las exportaciones tradicionales.

Aunque el documento de Palacio no cita explícitamente ese análisis de Fedesarrollo, sí advierte que los estudios realizados por instituciones privadas han divulgado resultados inconsistentes y concluyen apresuradamente que el impacto de las sanciones se reflejará en una caída de las exportaciones, las transferencias y la inversión foránea .

También considera que son especulaciones arriesgadas las emitidas en torno a los efectos de las sanciones y que el tema se ha utilizado como un instrumento para deteriorar las expectativas de los agentes económicos .

Tipo de sanciones El documento oficial precisa que las posibles sanciones podrían afectar los sectores comercial, financiero y de transporte aéreo.

Sobre sanciones comerciales, podrían producirse dos cosas; eliminación de las preferencias arancelarias contempladas en el ATPA y en el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP); o el incremento en los aranceles a los productos no incluidos en el GATT, hasta el 50 por ciento ad valorem.

Con la primera medida se castigaría el 13 por ciento de los exportaciones nacionales hacia Estados Unidos, que vale unos 488 millones de dólares, pues ese porcentaje tendría que pasar de la modalidad de libre arancel a pagar tarifas promedio del 6,0 por ciento.

El sobrecosto por ese concepto sería de 30 millones de dólares. Pero el Gobierno considera que una de las mejores armas para competir en el mercado estadounidense es el good will de los productos colombianos.

Las flores tendrían que pagar 23 millones de dólares de impuesto porque se le aplicaría un arancel máximo de 7,5 por ciento. Otros productos como el azúcar, el plástico y el cuero tendrían que pagar gravámenes por siete millones de dólares.

Si el gobierno de Estados Unidos incrementa los aranceles no podría hacerlo por el 50 por ciento ad valorem puesto que, según el estudio de Palacio, las normas internacionales previstas en el GATT se lo impedirían.

Además, aclara que las disposiciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) también evitarían la modificación de la actual estructura arancelaria de productos como café, banano, carbón, ferroníquel, libros y textos, piedras preciosas, camarones y cemento. Por lo tanto continuarán ingresando a ese país libres de arancel.

Las sanciones recaerían sobre las mercancías que actualmente pagan aranceles y sobre las que están cobijadas por las preferencias o pagan aranceles menores al máximo permitido en el GATT.

En cuanto a sanciones financieras, el documento oficial afirma que podrían llegar a una restricción general de las transacciones electrónicas entre los dos países.

Pero, aclara que los acuerdos multilaterales impedirían este tipo de acciones.

La misma limitante afrontaría el gobierno estadounidense frente a sanciones para el transporte aéreo.

De todas maneras, el documento afirma que de presentarse un veto a este sector, se podrían utilizar canales de transporte alternativo, con sobrecostos.

Los más afectados serán los productos perecederos y el 1,5 por ciento del comercio entre los dos países.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.