EN ARAUCA, DIVERSIÓN Y JUEGO PARA PASAR LOS DÍAS SANTOS

EN ARAUCA, DIVERSIÓN Y JUEGO PARA PASAR LOS DÍAS SANTOS

La Semana Santa en Arauca este año no se circunscribirá a los actos litúrgicos programados por la curia.

13 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Se rompió la tradición cristiana, y el Instituto de Cultura y Turismo decidió promover algunos torneos de juegos populares con elementos propios de la idiosincrasia llanera.

El jueves y el viernes se realizarán competencias de trompo, zaranda, huesa y mararay, que forman parte del folclor típico de la región.

En trompos, se calificará al más sereno, al más zumbador, al más grande, al más tatareto (brincador) y al jugador que demuestre mayores habilidades.

La zaranda es un juego eminentemente femenino, y consiste en una pequeña calabaza que es atravesada por un estaca para convertirla en una especie de perinola. Al mismo tiempo se le abren dos huecos a los costados por los cuales se introduce una cuerda para envolverla y hacerla girar. Para ello se requiere destreza y habilidad.

El juego consiste en que la mujer lanza esta perinola y los jugadores de trompo (que son hombres), deben despedazarla. Es decir, la mujeres ponen y los hombres destruyen. Esta contienda se le denomina normalmente desafío, pues tratar de acabar con una zaranda es muy difícil, debido a la movilidad que se le imprime.

La huesa consiste en tomar un pequeño hueso de la rodilla de un venado, que tiene dos caras, y el cual debe ser lanzado al piso, y de acuerdo al lado por el cual caiga, se define el ganador. Es un torneo para dos personas, similar a la taba del interior del país.

El mararay es un pequeño corozo negro con el cual se practican juegos como la quiriminduña, corriendo caballos, pares o nones, chaparrito floriado, en la tapa o en la olla y castillos.

Estas actividades recreativas se llevaran a efecto en el barrio Miramar. Paralelo a los juegos, los habitantes de Arauca podrán disfrutar a partir de este jueves de los más variados platos de la comida llanera de Semana Santa.

Es así como en los siete potajes se podrá consumir piscillo de chigiro y de bagre, galápago guisado, empantalonados de galápago y morrocoy, hayaca de galápago, chicha, buñuelos con miel de abejas y otras comidas típicamente llaneras.

Pero en el parque Simón Bolívar, en el centro de la ciudad, se realizará una exposición de pintura alusiva a la Semana Santa. También se programaron conciertos de violín y piano a cargo del maestro Víctor Borja.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.