POLÉMICA EN MEDELLÍN POR FUTURO DE E.P.M.

POLÉMICA EN MEDELLÍN POR FUTURO DE E.P.M.

El Concejo de Medellín abordará hoy un crucial debate sobre la transformación de las Empresas Públicas de Medellín, en el cual se decidirá si se transforma en una sociedad de economía mixta como lo propuso el alcalde, Sergio Naranjo Pérez, o en una empresa industrial y comercial del Estado, como lo quiere un bloque mayoritario de la corporación.

11 de junio 1996 , 12:00 a.m.

La transformación del ente autónomo tiene enfrentados al Concejo y Alcalde que no coinciden en la alternativa final sobre la entidad cuya propiedad plena la ejerce actualmente el municipio de Medellín, pero que está obligada a transformarse, según lo dispone la Ley 142 sobre servicios públicos domiciliarios.

La propuesta del alcalde Naranjo Pérez consiste en dividir a las Empresas Públicas de Medellín en dos empresas independientes, organizadas como sociedades anónimas. Una de ellas agruparía los servicios de acueducto, alcantarillado, energía y gas y la otra se dedicaría exclusivamente a las telecomunicaciones.

Mediante una amplia campaña publicitaria la administración municipal se ha encargado de precisar que no se trata de privatizar las Empresas Públicas sino de democratizar su propiedad, mediante la creación de dos empresas de economía mixta. Es decir con participación del capital oficial y privado.

De la primera empresa se vendería el 11 por ciento de sus acciones y de la segunda el 49 por ciento, mediante el proceso de democratización de la propiedad previsto en el artículo 60 de la Constitución y de la Ley 226 de 1995.

En este sentido, pueden ser socios de la entidad sus empleados, trabajadores y jubilados y también los usuarios, así como los fondos mutuos de inversión, las cooperativas, los fondos de empleados y de pensiones. Se ha previsto incluso que estas personas puedan comprar una acción mediante el pago, de 100 mil pesos, pagaderos en cuotas de 4 mil pesos, durante cinco años.

La propuesta del Alcalde incluye además la creación de un Fondo de Desarrollo Social con los recursos que resulten de la venta de la enajenación parcial de estas dos empresas y el cual se dedicaría exclusivamente a la financiación de la inversión social prevista en los planes de desarrollo de Medellín.

Así como defiende su propuesta bajo el convencimiento de que es la opción que mayores beneficios le reporta a la ciudad, Naranjo cuestiona el preacuerdo alcanzado en el Concejo para votar a favor de una conversión del ente autónomo en una empresa industrial y comercial del Estado, alternativa que cuenta con una mayor aceptación entre los distintos representantes de la comunidad y diversas entidades gremiales.

Esta propuesta será sustentada por los concejales Fabio Villa, Luis Carlos Díaz, Jorge Mario Uribe y Fabio Estrada quienes insisten en que el Municipio de Medellín siga siendo el propietario único de las Empresas Públicas, como una misma empresa integrada.

En su documento cuestionan además que a casi dos años de la vigencia de la Ley de Servicios Públicos Domiciliarios ni siquiera conozcan la valoración de la empresa. Vamos a vender y no sabemos cuánto cuesta lo que nos van a comprar .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.