BRASIL MOSTRÓ TODO SU PODERÍO

BRASIL MOSTRÓ TODO SU PODERÍO

La lluvia volvió a servir, como en los tiempos antiguos, de motivo para el juego, de bálsamo aliviante, perfecto punto final para que los más de 300 atletas que se reunieron en el Campeonato Suramericano Juvenil de Atletismo armaran la fiesta de despedida.

11 de junio 1996 , 12:00 a.m.

En medio del agua y de la grandiosa aclamación de los aficionados que alentaron sin cesar a sus pupilos, los participantes volvieron a ser niños.

Fue todo un homenaje a un Brasil que se mostró avasallador y que en todas las clasificaciones posibles, la de medallas, la de puntos, en damas y en varones, venció sin atenuantes y sin excusas a una Colombia que nunca se rindió, que jamás dejó de mover las manos ni las piernas en la lucha, y que siempre, a pesar de la inmensa superioridad, puso su alma en cada una de sus presentaciones.

La diferencia de 20 medallas sobre Colombia, 11 de ellas de oro, dejó muy bien sentado que si bien es cierto Colombia ha tenido evidentes progresos en el atletismo, aún le falta un trecho largo para intentar ponerse hombro a hombro con el gigante vecino.

Sin embargo, las nueve medallas de oro de Colombia y el segundo lugar en la clasificación por puntos, están muy lejos de las cinco que se consiguieron en el pasado Suramericano de Santiago de Chile y del cuarto lugar por puntos obtenido en el mismo certamen.

En esa historia quedarán escritos los nombres de Paola Restrepo, Alexander Mena, Mauricio Ladino, Sandra Zapata, Johnie Rodríguez, Sabina Moya, Clara Inés Córdoba, Mary Vásquez y Sandra Espinosa, como aquellos artífices de la mejor participación colombiana en unos juveniles de atletismo, al lado de aquellos que consiguieron las platas y los bronces que empujaron en la tabla de puntuación.

Esa misma historia contará que el brasileño Pablo Poersch batió el récord suramericano juvenil de los 100 metros con 10s 1c (manual), y que la saltadora de garrocha del mismo país, Marcia Hennemann, rompió la marca de esa prueba con un 3,22.

Y si se voltea la página, se encontrará el nombre de la guyanesa Onika Fraser, tan lejana en su origen y en su idioma al resto de pueblos de Suramérica, pero tan cercana en el lenguaje común de correr y competir.

Ella, por primera vez en la historia de su país en unos Suramericanos juveniles, conquistó una medalla de oro (400 metros). Y luego, en una sobrada actuación repitió la dosis y se colgó otro oro en los 200.

Pero más allá de eso, este Suramericano quizás se va a recordar porque se batió el récord de participación en un torneo de esta naturaleza con 13 países, lo que dice bastante de la capacidad de convocatoria de una nación que está en permanente estado de desorden.

Aún no se puede decir si este Suramericano tuvo éxito. En la mente de estos 300 jóvenes de entre 17 y 19 anos está latente la imagen de participar por su país en los V Mundiales Juveniles de Sydney (Australia), en agosto próximo, y luego, en las Olimpiadas en la misma ciudad en el año 2.000.

Solo en ese momento se podrá verificar si esta camada de muchachos que salieron a jugarse el alma en la nueva pista del estadio de la Flora de Bucaramanga tienen la fibra para conseguir triunfos más altos.

Por ahora, tienen el sagrado derecho de jugar sobre la pista húmeda, de reunirse en círculos y gritar hasta desgañitarse el nombre de su país, de tomarse fotos con todos sus compañeros de batalla y de pasear a la estrella como si estuvieran dando una vuelta olímpica.

Tiene derecho porque la lluvia se hizo juego, volvió a ser propicia, y ellos, después de la ardua competencia, tuvieron que ser niños de nuevo...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.