DINERO PARA UN HOGAR FANTASMA

DINERO PARA UN HOGAR FANTASMA

La española Carmen Valverde atravesó el océano y recorrió más de 13 mil kilómetros para nada. En la que considera como una de las experiencias más frustrantes de su vida, viajó desde la región de Cata luña (España) hasta Lérida en Colombia con una ilusión que no pudo hacer realidad.

07 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Esta dinámica enfermera, especiali zada en gerontología, llegó al país el viernes 31 de mayo con 20 millones de pesos para mejorar las condicio nes de los 33 niños especiales que habitaban el Albergue La Esperanza, en Lérida (Tolima).

Pero al llegar a su destino, Carmen Valverde apenas pudo ver a esos pe queños que un año atrás la habían conmovido profundamente, pues los 33 niños abandonaban el albergue para irse a vivir a una estrecha casa de Ibagué. El director regional del Instituto de Bienestar Familiar (ICBF), César Carrillo, entregó el cui dado de los niños a otra entidad que tomó la decisión de ubicarse en la capital tolimense.

Los 33 niños fueron obligados a abandonar un lugar que ocupa una manzana completa, tiene cinco pabe llones y está colmado de árboles de mango, limón y palmas, un pequeño cultivo hidropónico y una pileta de agua. Ahora habitan una casa de dos pisos que tiene 7 metros de frente por 15 de fondo, en Ibagué.

El cuidado de los niños estaba en manos de una organización no gu bernamental (ong) de Lérida, que también tenía a su cargo un jardín in fantil en esa ciudad. Sin embargo, inesperadamente el ICBF decidió cambiarle los administradores al al bergue.

Tras un concurso de méritos, del cual no fue notificada la ong de Léri da, el contrato para la administración del albergue pasó a manos de la em presa Cedesnid, que decidió irse con los 33 pequeños, algunos de ellos ciegos e inválidos, a una casa en Ibagué.

Los términos del contrato también cambiaron. Por el cuidado de cada niño el ICBF pagaba 283.000 pesos mensuales. La nueva administradora del albergue recibirá ahora 305.000 pesos.

El director del ICBF en el Tolima, César Carrillo, afirmó que para la reasignación del contrato sí hubo concurso de méritos y que se hizo una convocatoria pública a través de los principales diarios del país. Dice que no es culpa suya si la junta administradora del albergue no había participado.

Sin embargo, la directora del al bergue en Lérida, Belisa Restrepo, manifestó que en ningún momento el director regional del ICBF había sido claro en cuanto a la reasignación del contrato para la protección de los niños.

El señor Carrillo debió comuni carnos por escrito dos meses antes, según consta en el contrato. Para mí la piedra del escándalo está en por qué razón, a pesar de que él sabía que ya se estaban recogiendo fondos en España, dejó que todo conti nuara , dijo Restrepo.

La gestión de Carmen Cuando vino por primera vez al país, Carmen se dio cuenta que el programa para los menores, en su mayoría abandonados por sus pa dres, requerían de una ayuda ur gente.

Entonces volvió a España y empezó a tocar todas las puertas de Lérida, una próspera ciudad agrícola del norte de España. Carmen organizó al gunas exposiciones con obras ma nuales hechas por los niños del al bergue que eran enviadas desde Co lombia.

El pasado 28 de mayo realizó un desfile artístico al que denominó Es peranza en concierto . Al evento asistió el vicepresidente y actual embajador de Colombia en España, Humberto de la Calle Lombana. Así mismo, estuvieron presentes dos cónsules colombianos, el alcalde de la Lérida española, el gobernador de Cataluña y los diputados de la región, entre otros personajes.

El mismo De la Calle señaló que el evento tuvo una extraordinaria res puesta de todos los medios de co municación de Cataluña, logrando una gran movilización de opinión hacia Colombia. Se recaudó una im portante suma de dinero para la administración del albergue .

De ahora en adelante las dos Léri das serían hermanas y la rica ayuda ría a la pobre en dos programas: la Casa de la cultura y el albergue de niños especiales.

Indignación de De la Calle El traslado de los 33 niños a la casa de Ibagué, decidida por la nueva administración del albergue, originó la reacción del vicepresidente De la Calle Lombana, quien en una carta enviada a la directora nacional del ICBF, Adelina Cobo, le advierte sobre las implicaciones diplomáticas que traería la decisión tomada por la regional Tolima.

Le ruego me disculpe por esta obligada intromisión, la cual efectúo en consideración a las implicaciones diplomáticas que se pueden originar en nuestras relaciones con el ayun tamiento, medios de comunicación y opinión pública de Lérida (Cataluña), como consecuencia de una determi nación administrativa del ICBF , dice De la Calle en la carta enviada a Cobo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.