QUÉ DIFÍCIL ES VIVIR POR AQUÍ!

QUÉ DIFÍCIL ES VIVIR POR AQUÍ!

Escombros, huecos, tráfico lento, negocios llenos de polvo, alcantarillas tapadas y un maizal conforman el panorama de los carriles oriental y central de la avenida Boyacá entre la diagonal 42 Sur y la avenida 1o. de Mayo.

10 de junio 1996 , 12:00 a.m.

La Escuela Distrital Antonia Santos I está ubicada en la esquina de la Boyacá con calle 39A. Para Heider Areli, de 7 años, estudiante de tercero, es difícil llegar a clase porque según afirma, cuando llueve se hacen muchos charcos y no puedo pasar la avenida .

Nubia Usme, Oliva Casallas y Edilma Cartagena, que tienen a sus hijos en este plantel, aseguran que cruzar la avenida siempre es complicado, pues si no son los charcos, es el trancón y que los niños se enferman constantemente de gripa por el polvo que levantan los carros al pasar.

Por su parte, las 114 familias del Conjunto Residencial San Lucas, ubicado en el número 38B-20 Sur de la avenida Boyacá, también sufren por el mal estado de la vía. Solo tienen una portería, ubicada precisamente en uno de los tramos más dañados de la Boyacá.

Oscar Silva, el portero, asegura que allí todos los días se forma trancón, sobre todo cuando los camiones pesados se quedan enterrados en los huecos.

En el separador central de la avenida, frente al número 41-08, donde funciona el taller El Exhosto, está una caseta quemada que alguna vez sirvió para controlar el paso del tren.

Hoy es un botadero de basura y un foco de contaminación. Según Argelio Meléndez. el dueño del taller, el problema aumenta por el mal olor que sale de una alcantarilla tapada y que está contra el separador de los dos carriles que van hacia el norte.

Meléndez asegura además, que cuando los carros pasan rápido y cogen el hueco, de 1,7 metro, que está frente a su negocio, todas las casas vibran como si se tratara de un temblor.

Tal como aseguró un cliente de la Serviteca Carvajal, ubicada en el número 38-65, este tramo de la vía más parece un camino de herradura mal hecho que una verdadera avenida.

Una cosa común entre comerciantes, habitantes y usuarios es la afirmación de que ya están cansados de solicitarles a las autoridades que arreglen las vías, pero nunca obtienen respuesta.

Usos y cobertura de estas vías Tanto la avenida Boyacá como la 1o. de Mayo son por su cobertura, ejes metropolitanos ya que conforman la estructura primaria vial de la ciudad, según el Estatuto para el ordenamiento físico de Bogotá.

Además, la Boyacá entre la 1o. de Mayo y Autopista Sur está clasificada como residencial general en cuanto al uso del espacio público.

Esto quiere decir que el uso predominante del espacio en este sector es la vivienda y como usos complementarios puede haber comercio local, institucional local y algunas industrias.

El comercio local debe desarrollarse en un área no mayor a 100 metros cuadrados.

Según Jairo Tovar Garcés, presidente de la Junta Administradora Local de Kennedy, la avenida Boyacá está incluida en el plan de recuperación 24 horas de la Secretaría de Obras del Distrito. Sin embargo, no se ha definido la fecha para empezar a trabajar en el sector.

Plantas sí, basura no Luis Alberto Escobar y su esposa María Luisa decidieron acabar con el basurero que había frente a su casa en el separador central de la Boyacá.

Desde Octubre de 1995 se dedicaron a sembrar maíz, cilantro, árboles de saúco y palmas.

En mayo de este año Parques y Avenidas, una sección de la Secretaría de Obras Públicas del Distrito, les regaló 20 árboles que enseguida fueron sembrados.

Algunos de sus vecinos colaboran manteniendo limpio el separador pero otros, a pesar de la presencia de los árboles, botan basura.

Los esposos Escobar quieren extender su programa de arborización por todo el separador y para ello solicitan la colaboración de todos los vecinos del sector.

También quieren colocar avisos alrededor de este espacio para que permanezca en buen estado.

Los carros se dañan Melitón Rodríguez es taxista y explicó que por el mal estado de las vías, cada seis meses debe cambiar los axiales de la dirección de su carro. El costo de los repuestos y de la mano de obra es de 60.000 pesos, aseguró Rodríguez.

Explicó además, que cuando hay ciclovía todos los carros deben transitar por el carril dañado. Esto agrava el problema.

Por su parte, Aura Santos, que transporta niños, afirma que lo peor es cuando los carros se quedan patinando en el barro. Esto sucede cada vez que llueve.

Luis Carlos Guevara, taxista que frecuenta la calle 39A, aseguró que la vía está supremamente mala y que esto afecta tanto a los conductores como a los peatones.

En barro te convertirás Si para los habitantes del sector, la vía es un problema, para los dueños de los negocios es una pesadilla. Alfonso Matamoros, dueño del almacén El palacio del tornillo, ubicado en el número 37B-92, asegura que las ventas han bajado en el 50 por ciento.

Ricardo Gutiérrez, empleado de Hierros Bogotá, localizada en el número 38F-68, explica que en invierno se forma una piscina frente a este local porque la alcantarilla está tapada.

En esos 40 metros de vía hay tres huecos de 2, 3 y 4 metros de largo cada uno. Esto hace que los carros opten por subirse al andén para evitarlos.

Carlos Moreno, que trabaja en el taller Direcciones Mecánicas ubicado en el número 38-80, señaló que los clientes han disminuido mucho y por eso tuvieron que empezar a vender exhostos para no morirse de hambre .

Para Marta Arévalo, dueña del taller Eléctricos Piraquive, en el número 40A-26 de la misma avenida, el hueco de 1,7 metro que está frente a su local aleja a los clientes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.