A PROPÓSITO DE LA MANIFESTACIÓN DE LAS NEGRITUDES

A PROPÓSITO DE LA MANIFESTACIÓN DE LAS NEGRITUDES

La reciente manifestación realizada por las negritudes en esta ciudad con ocasión de celebrarse el Día mundial contra la discriminación racial fue plausible por lo oportuna. En cambio, no tanto por algunos de los slogan y expresiones con que sus participantes pretendieron motivarla impulsados por los sentimientos puramente emocionales, que en cierta forma deterioraron el impacto favorable que se busca, así como la buena imagen de aquellos eventos en que seamos los negros los protagonistas.

12 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Considero que los negros, al menos los de Colombia, debemos asumir una actitud diferente en todas nuestras manifestaciones, ya sean individuales o colectivas. Porque haríamos mal en representarlos como los impacientes aspirantes a la aceptación generosa de los demás estamentos de la sociedad. Y menos como los mendicantes de benévolos miramientos de nuestros connacionales.

Conscientes de nuestra propia valía, debemos estar persuadidos de que significamos tanto como el más valioso de nuestros conciudadanos; pero desde luego, en la medida de nuestra preparación; en la medida de nuestra honradez, de nuestra honorabilidad, de nuestro proceder ecuánime; en fin, en la medida que irradiemos señorío en todos los actos y circunstancias de nuestra vida, lo cual debe constituirse en una especie de imperativo categórico para con nosotros mismos, en procura de nuestra superación .

Esa convicción hará que aquello de la discriminación racial no sea indiferente; que no nos sintamos aludidos y menos afectados, puesto que para nosotros ese problema no será nuestro sino de quienes discriminan. Y en consecuencia nos sentiremos emancipados de aquella gama de prejuicios y complejos que enerva nuestras potencialidades innatas de progreso y nos conduce hasta subestimar nuestra propia identidad. Pues, es que ser negro no constituye un estigma, para que lleguemos a sentirnos disminuidos por el simple pigmento de la piel, y en ocasiones a presumir de blancos, sin serlo.

Así comprendemos también que no es un favor sino un derecho, escalar posiciones acordes con nuestras aptitudes en el amplio espectro de las actividades humanas. Y entenderemos así mismo que las alcanzadas no representan una prebenda graciosa sino la culminación de un esfuerzo y, además la reparación de una injusticia fruto del oscurantismo mental del Medioevo, desafortunadamente aún no del todo superado.

Que somos idóneos para conquistarlas, lo confirman San Martín de Porres, los cardenales Laurian Ruganbwa y Emile Biayenda, la Premio Nobel de Literatura Toni Marrinson; los caudillos y conductores de pueblos Martin Luther King y Nelson Mandela, los parlamentarios Luis A. Robles, Diego Luis Córdoba y Natanael Díaz entre otros; el profesor José Francisco Socarrás, los hermanos Zapata Olivella, el poeta Jorge Artel, la cantante Leonor González Mina, Candelario Obeso, Pelé y tantos otros, todos exponentes destacados de la raza y ejemplos elocuentes de cuanto los negros podemos ascender en la escala de los valores positivos, sin más estímulo que la certidumbre de sentimientos capaces y a despecho de la mirada de obstáculos que se tenga que vencer.

Por eso estimo que a nuestras exhibiciones multitudinarias no debe dárseles el carácter de airadas protestas y menos el de quejas dolientes, que entonces se revelarían como una reacción delatora de un complejo de inferioridad que no debemos padecer. A mi juicio, ellas deben constituir espectáculos de altiva serenidad que sólo reflejan el propósito solidario en que los negros estamos empeñados por despejar nuestro propio destino, y con nuestras propias fuerzas.

Ahora, si el Estado contribuye a ello, es apenas su obligación hacerlo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.