REACCIONE FRENTE A LOS INCENDIOS

REACCIONE FRENTE A LOS INCENDIOS

Los factores de riesgo por incendio o explosión ocupan un lugar prioritario en los establecimientos que manejan combustibles, aceites, solventes y otros, debido a que la falta de control no solo causa pérdidas económicas sino también humanas.

08 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Para que el fuego se inicie y se propague, se requiere la presencia simultánea de un combustible, un comburente y una reacción en cadena.

Se conoce como combustible a cualquier sustancia capaz de arder, después de haberse evaporado, tales como ACPM, gasolina, bencina, thinner, queroseno, etcétera.

Por su parte, el comburente, es el medio donde puede quemarse el combustible. El oxígeno es el comburente más común, al lado del calor, que es la fuente que proporciona la energía calórica suficiente para que el fuego se inicie.

Para que los anteriores componentes produzcan fuego, se requiere de la reacción en cadena, que es el fenómeno exotérmico (liberación de calor), que mantiene la llama.

Clasificación El fuego se clasifica de acuerdo con el tipo de material combustible.

La clase A comprende los producidos por combustibles sólidos (maderas, papel, tela y otros). Dejan brasa o ceniza y humo de color blanco. A los de clase B pertenecen todos los líquidos inflamables, como gasolina, aceites, grasas, pinturas, entre otros, y no dejan brasa, mientras que el color del humo es negro.

Los fuegos que se presentan en equipos eléctricos son denominados clase C.

Aquellos que se presentan por la combustión de metales son los de la clase D.

Y, por último, los que se producen en los sistemas y plantas nucleares son los E.

Agentes extintores Existen cinco sustancias que por sus características especializadas sirven para extinguir cada clase de incendio.

Por ejemplo, el agua, que se emplea a chorro o pulverizada, actúa por enfriamiento. Su eficacia es muy limitada en fuegos producidos por líquidos y gases y, además, tiene el inconveniente de que es conductora de la electricidad.

Otro agente extintor es la espuma, que se produce mezclando agua con productos que le dan esa característica. Se recomienda para fuego de combustibles líquidos, porque flota sobre éstos, separando de esta manera el aire del combustible.

En cuanto al polvo químico, generalmente son muy efectivos para fuegos de gases y líquidos. No son conductores de electricidad e interrumpen la reacción en cadena.

Para extinguir fuegos clase B y C, el gas carbónico actúa eficientemente por sofocamiento. Hay que tener precaución de no tomar con la mano la boquilla del extintor, porque puede ocasionar quemaduras por congelamiento.

Por último, el extintor ABC o multipropósito es el más recomendado, ya que sirve para combatir incendios de gases y líquidos inflamables.

Vea el cuadro adjunto de recomendaciones básicas contra incendios.

Llamaradas - En las estaciones de servicio se debe cumplir con las normas nacionales e internacionales de seguridad, como las ANSI/NFPA, para esta clase de actividad.

- Todas las personas que trabajen en locales o sitios de alto riesgo de incendio deben ser adiestradas en el manejo de extintores.

- Toda empresa debe contar con una brigada de seguridad y contra incendios.

- En los establecimientos donde se expenda combustibles no se permite fumar, tanquear vehículos con pasajeros o con el motor encendido; asimismo, no se permite cebar el carburador, ni otras prácticas similares.

- Se deben observar las normas sobre carga estática en el recibo de combustibles (puesta a tierra del carrotanque), tiempo de espera para descargas la estática, etcétera.

- Los equipos de extinción de incendios deben ser los adecuados y permanecer en perfecto estado de funcionamiento, acceso y visibilidad.

- Es conveniente realizar simulacros contra incendios.

- El uso de equipos que pueden generar incendios, como los de soldadura, mecheros y sopletes, se deben manejar con las debidas precauciones.

- Los locales de trabajo deben contar con suficientes sistemas de ventilación, extractores u otros dispositivos necesarios para la evacuación de gases.

- Los extintores deben ubicarse a una distancia no mayor de 15 metros de los surtidores de combustible, de las bocas de las tuberías para el llenado de los tanques subterráneos y de los respiraderos de los mismos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.