¿Quiénes están interesados en enemistarlo con el Presidente?

¿Quiénes están interesados en enemistarlo con el Presidente?

¿Ya arrancó su campaña presidencial? No he querido pronunciarme sobre candidaturas. No presentaré la mía hasta que el panorama político esté claro. Una es la situación si hay reelección y otra si no. Me he impuesto el reto de ir a vivir a cada uno de los departamentos como mínimo una semana para auscultar sus problemas, exponer mis ideas y ver qué tan viable es mi candidatura.

06 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

Viajó a España en espera de que el Presidente definiera sus intenciones acerca de la reelección y a su regreso seguimos en las mismas… Sería inconcebible que el Congreso le diera trámite a la iniciativa del referendo, y que luego la Registraduría entrara a convocarlo, al costo de miles de millones de pesos, para que finalmente el Presidente exprese no estar interesado en su reelección inmediata.

¿Le cree que no es su prioridad? Sí. Pero este proceso no debería avanzar más sin que el Presidente fije su posición. Estoy advertido de que los partidos políticos dentro del Congreso están avanzando en conversaciones para que en la reforma política se incluya en el artículo 20 claramente la posibilidad de que el Presidente pueda ser reelegido en el 2014, y que a cambio se deseche el referendo. Lo que no es posible es mantener ambas opciones simultáneamente, porque entonces estaríamos autorizando la reelección en el 2010 y también en el 2014.

Pues ese es el escenario en el que estamos… Sí. Y si el Gobierno no clarifica su posición, ese trámite va a ser tortuoso. Será imposible tramitar simultáneamente la autorización para realizar un referendo en el 2010 y una reforma política para abrirle en el 2014 la puerta a una nueva reelección, más las reformas política y judicial.

¿Por qué llegó tan callado? Me había impuesto el compromiso de no vincularme a los debates de la mecánica política que se están llevando a cabo en el país. Todos están relacionados con procesos políticos sobre los que no hay claridad.

¿Y por qué ha resuelto romper su silencio con esta entrevista? Porque la semana pasada se produjeron unos señalamientos sobre mi Partido que me incumben y no puedo pasar por alto.

¿Como la acusación del vicepresidente Pacho Santos de que su partido se quiere engullir la Cámara de Comercio de Bogotá? Entre otros. También fui mencionado en una controversia sobre el Superintendente de Salud a la cual también quisiera referirme.

Le achacaron a Cambio Radical la escogencia para ese cargo de un candidato político y nada técnico. ¿Quién lo postuló? ¿Por qué lo desnombraron? Los parlamentarios son testigos de que no participé ni en el procedimiento, ni en la selección de las hojas de vida, ni fui consultado al respecto.

Tampoco fui causante de su desnombramiento. Por decisión propia me retiré del Congreso precisamente para no seguir interviniendo en esa mecánica política tan desgastadora. Fue el Gobierno el que invitó a la bancada de Cambio Radical a que presentara varios nombres para la designación del Superintendente.

¿Por qué a Cambio? ¿Es que ustedes son los dueños de ese puesto? No. Es que como el anterior superintendente era de Cambio Radical, supongo que el Presidente quiso darle a mi partido la oportunidad de depurar esa entidad.

Pero quien venía ocupando el cargo, José Renán Trujillo, salió muy cuestionado.

Todavía no se ha hecho un balance sobre su gestión. Pero cuando se me pidió que fijara mi posición le señalé a mi Partido que el Gobierno debería quedar en absoluta libertad, sin ningún tipo de presiones o de recomendaciones políticas, para hacer ese nombramiento. Nos liberan de la carga de tener que responder por la gestión en esa entidad en circunstancias muy difíciles.

¿A qué atribuye la acusación del Vicepresidente de que Cambio Radical se quiere engullir la Cámara de Comercio de Bogotá? Tengo dos hipótesis. La primera, que el Vicepresidente está mal informado.

En torno a la Cámara de Comercio, de tiempo atrás, los sectores mayoritarios del comercio vienen formulando cuestionamientos muy severos sobre los procesos licitatorios y asignación de contratos, que no han tenido una respuesta adecuada, por lo que el jueves el propio sector del comercio pidió una auditoría. Que la opinión pública se atenga al veredicto de esa investigación. Para encubrir el verdadero fondo de este debate han querido señalar que hay un interés mezquino de Cambio Radical para apoderarse de esa entidad. Nada más falso. Mi hermano fue designado por el Presidente para que ejerciera su representación en su junta directiva.. Todas sus actuaciones son consultadas con Palacio. Si el Gobierno creyera que el doctor Enrique Vargas está actuando de mala fe, no es sino pedirle la renuncia. Además, esta no es la primera vez que se presenta un incidente de esta naturaleza.

El doctor Fabio Echeverri fue representante del Presidente y durante dos años no concurrió a la junta directiva. Finalmente, renunció.

Si no se está preparando ningún zarpazo jurídico de la entidad, ¿qué explicación tiene que Pacho lo crea así? No lo sé. Cambio Radical jamás ha recomendado persona alguna en la Cámara de Comercio ni participado en ningún trámite de contratación. Pero hay una segunda explicación de este incidente que no quisiera pensar que es cierta: que el doctor Santos, aprovechando su alta investidura, inicia así una campaña política de cara a la alcaldía de Bogotá. No tiene explicación que sin haberme preguntado primero haya lanzado esa teoría , atacándome de esa forma. El me conoce bien. En la segunda campaña fue mi partido el encargado de presentarlo y promoverlo en todos los barrios de Bogotá, gracias a nuestro trabajo político.

¿No habrá iniciado el Gobierno esta controversia para partir cobijas políticas con Cambio Radical? Si esa es su intención debería hacerla expresa, y no acudir a circunstancias de tal naturaleza para propiciar el rompimiento.

¿Cree que el Presidente está detrás del regaño de Pacho? No lo sé. No será la primera vez ni la última que el vicepresidente actúe por cuenta propia. Espero que este incidente no sea el preámbulo de una campaña sucia de cara a las próximas elecciones.

¿Si ese enfrentamiento evoluciona hacia un distanciamiento con el Gobierno, usted estaría dispuesto a lanzarse por fuera del uribismo? Si la coalición de Gobierno considera que estorbamos en este proceso político, tendríamos que tomar una opción distinta. No descarto entonces participar en otro tipo de consultas, incluyendo la liberal. Me interesaría que una vez definido el tema de la reelección se abran paso unas reglas de juego para que la coalición de Gobierno pueda llegar unificada al 2010. Fui yo el primero en sugerir ese procedimiento. Hace ocho días, para sorpresa suya y de muchos, tuve la oportunidad de reunirme con el Ministro Juan Manuel Santos para tratar de avanzar en ese camino.

¿Y como le fue? Bien.

¿Por qué tan lacónico? No. Es que fue una conversación profesional, no fue una reunión social.

¿Será que hay interesados en que usted pelee con Uribe? ¿Quiénes son? En la antesala de una campaña política puede haber interés en que Cambio Radical y yo, en particular, rompamos con el Gobierno para evitar nuestra presencia en una eventual consulta popular para la designación del candidato.

¿Los primos Santos estarían detrás de esos intereses? Claro. Mi rompimiento con el Gobierno les facilitaría la agenda política a muchos de los que dentro de la coalición aspiran a suceder al Presidente.

Sería un competidor menos, que cuenta con respaldo político y con una organización nacional.

¿Pero mientras pueda evitar que lo saquen del uribismo, ahí va a seguir? Tengo que evitar caer en la trampa de que por asuntos menores como este se propicie ese rompimiento.

¿Siente que le están tendiendo una celada? Si es una celada, es injusta. Creer que estoy estimulando la llegada de un miembro de mi partido para apoderarse de la Cámara de Comercio y de su contratación es no conocerme. En mi vida jamás he participado o sugerido vinculación alguna con el tema de la contratación. Es un principio de mi vida política. No hay un funcionario en Colombia que pueda decir jamás que ha recibido una sugerencia mía en materia de un contrato ¿Por qué esa fama de Cambio Radical de ser un partido puestero? Si se evalúa la composición del Gobierno, se encontrará que todo el poder público en Colombia se concentró primero en manos del Partido Conservador, después en las de ‘la U’. Cambio Radical tiene muy poca o ninguna presencia.

Bueno, finalmente habló… Resultó inevitable, porque mi propósito era el de no involucrarme en este tipo de controversias. Me he abstenido incluso de participar en las reuniones de la bancada de Cambio Radical para sustraerme de este tipo de debates de carácter burocrático o mecánico. Habría preferido hablar de temas mucho más de fondo, más importantes. Como, por ejemplo, de mi propuesta de restituir el Ministerio de Justicia, porque fue un error fusionarlo con el de la política. Estoy seguro de que si existiera ese ministerio, no existiría la tensión con la Corte Suprema y se habría podido levantar hacer rato el paro judicial. Pero me obligaron a romper mi silencio para hablar de pequeñeces y mezquindades. Por lo tanto, volveré a callarme, me dedicaré a seguir visitando las diversas regiones del país y evitaré nuevas provocaciones

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.