NO SE DEJE VENCER POR SU TALÓN

NO SE DEJE VENCER POR SU TALÓN

Para muchas personas el talón es el punto más débil y vulnerable de su cuerpo.Y no precisamente porque hayan seguido los mismos pasos de Aquiles, el mítico personaje griego que fue sumergido por su madre a una laguna para hacerlo invulnerable, pero no tuvo el cuidado de humedecerle el talón, sitio por el que lo había cogido. Al final, Aquiles murió de una herida en esta parte del cuerpo.

09 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Pero a pesar de que ahora es posible que nadie muera de una herida en el talón, si muchas personas sufren diariamente de dolores y molestias en esta parte del pie, las cuales aumentan con la edad y son más comunes en los deportistas.

Si sus talones duelen présteles atención, puede ser más que un simple cansancio por una jornada extenuante de trabajo o por el uso de un mal par de zapatos. A veces hay lesiones serias que pueden hacercese más graves si no les presta atención.

Ese dolor puede aparecer en el talón (parte anterior), sobre la planta del pie o sobre el Aquiles (parte posterior). Se nota fácilmente ya que el talón es un punto fundamental de apoyo y suele soportar todo el peso del cuerpo.

En términos generales, el dolor se presenta cuando hay apoyo del talón, al estar de pie o caminar, especialmente en las mañanas. Igualmente se puede sentir cuando hay ganancia de peso o cambios en la rutina de ejercicios , dice Iván Múnera Posada, médico ortopedista y traumatólogo, consultor de la Clínica Palermo y especialista de la Clínica Reina Sofía.

Aunque muchos creen que cambiar de zapatos es la mejor solución, esto no ayudará a todos, ya que algunas personas pueden tener ya lesiones intolerables, que incluso, requieren de cirugía.

Algunas causas El síndrome de talón doloroso también se conoce como fascitis plantar, talón del tenista, del policía (por aquello de permanecer de pie) y calcaneodinea, entre otra variedad de nombres. Dentro de los problemas más comunes se encuentran: - Bursitis. A veces el talón duele porque hay bursitis superficial del Aquiles, es decir, inflamación de la membrana que lo separa de la parte superior del calcáneo (hueso del talón).

Es más común en las mujeres, y se localiza en el borde superficial del contorno del zapato, en donde aparece engrosamiento de la piel y dolor. Generalmente se trata con plantillas y medias especiales de fisioterapia, acompañado por drogas antiinflamatorias.

- Síndrome de Hanglund. En este caso, la punta de atrás del calcáneo (hueso) se agranda y se hace prominente, produciendo una bursitis posterior del Aquiles , dice Múnera.

Para tratarla se requiere una plantilla de realce y la disminución del contorno del zapato. Preferiblemente se recomienda usar chanclas o botines. El zapato plano no es recomendado, porque presiona más el Aquiles sobre esa prominencia.

A veces se requiere de cirugía para resecar la punta que se hizo prominente , explica Múnera.

- Calcificación del Tendón de Aquiles. Se produce porque se forman depósitos de calcio o de hueso en el tendón, secundarios a inflamaciones y a presiones repetidas, a depósitos de ácido úrico o a fenómenos como la artritis.

- Tendinitis o inflamación del tendón. Suele ser común en deportistas.

- Edad. Otros tipos de dolor en el talón tienen su origen en la almohadilla grasa, un tejido adiposo que está en el talón y que, a partir de los 40 años de edad, sufre adelgazamiento progresivo, pérdida del colágeno, del tejido elástico y de agua.

- Rama nerviosa. Otra causa es el atrapamiento, en la zona del tobillo, de la rama nerviosa o nervios de la planta del pie. Tiene diferentes causas, como traumas repetitivos, gota, artritis y otras desconocidas. Se produce adormecimiento de la planta del pie y del dedo gordo, cambios en la sensibilidad y dolor y sensación de corrientazo al tocar. Requiere tratamiento médico y a veces cirugía.

Consejos para seguir en pie Si usted tiene molestias en sus talones seguro las notará, especialmente por el dolor.

También por los cambios en la piel, que sueña adelgazarse o no puede caminar.

Cuando sienta esas molestias no dude en consultar con su médico para iniciar un tratamiento adecuado. Por lo demás siga estos consejos: * No sea esclavo de la moda. Elija unos zapatos cómodos, adecuados a su pie, no puntudos sino redondos y que no sean de tacón no muy alto.

* Mantenga una correcta higiene en sus pies. Lávelos diariamente, séquelos por todas partes y revise que no haya cambios en las estructuras, en las características de la piel ni en la de los huesos.

* Masajee sus pies con frecuencia, haga baños de contraste (calor y frío) lo que los aliviará y los hará sentirse cómodos y frescos, * A veces deberá usar vendajes adhesivos, plantillas duras o taloneras. Su médico le dirá qué es lo más aconsejable según su problema.

* Si le recomiendan medias de fisioterapia o plantillas para elevar el tacón, no olvide colocárselas.

* Si requiere cirugía cuídese bien y no olvide cambiar su moda en materia de zapatos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.