EL CARGAMENTO IBA PARA EL NARCOTRÁFICO : SERRANO

EL CARGAMENTO IBA PARA EL NARCOTRÁFICO : SERRANO

El decomiso de tres mil toneladas de carbonato de sodio -una de las principales sustancias para la producción de cocaína- en el municipio de Yumbo (Valle) debió producirse virtualmente el pasado viernes, pero a última hora la Policía, la Fiscalía y la Dirección de Estupefacientes decidieron aplazarlo.

12 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Temían echar por la borda varias semanas de rastreos e inteligencia, y por eso, tras verificar que la importación se realizó con documentos falsos y sin ninguna autorización legal, decidieron permitir que el traslado continuara hacia dos bodegas, localizadas en la autopista Cali-Yumbo, a dos kilómetros de la capital del Valle.

Según la Dirección Nacional de Estupefacientes, las bodegas pertenecen a las sociedades Almaviva y Almagrario S.A.

El decomiso de la mercancía -cuyo valor asciende a los 24 mil millones de pesos- se produjo desarrollo de la Operación Brisa .

Según el director de la Policía, general Rosso José Serrano Cadena, el cargamento tenía solo un destinatario: el narcotráfico.

Sin embargo, sólo hasta el lunes pasado a las 5 de la mañana, un comando de 100 agentes de la Policía al mando de un oficial de la Policía Antinarcóticos, un fiscal y un agente del Ministerio Público, partió de Bogotá hacia Yumbo, a fin de ultimar los detalles de la operación. Al anochecer se dio la orden para decomisar la mercancía.

La misma que -según fuentes de la Dirección de Estupefacientes- fue embarcada hacia Buenaventura desde el puerto de Gdynia, en Polonia.

Captura clave En el país, la captura de un ciudadano alemán -Hans Joajchim Mar- el pasado 28 de marzo en un apartamento de Cali, se convirtió, según un alto oficial de la Policía, en una pieza clave para detectar, en últimas, el embarque de carbonato de sodio.

El extranjero -a quien las autoridades alemanas sindican de ser enlace del cartel de Cali en Europa- llevó a la Policía a confirmar la conexión desde Polonia. Así se estableció, explicó la Policía, con base en documentos y libretas telefónicas que según las autoridades, le fueron halladas.

Joajchim -aprehendido por el Bloque de Búsqueda- es acusado por las autoridades alemanas de ser el contacto del cartel de Cali para la distribución de estupefacientes entre Alemania y Polonia.

Desde entonces, las autoridades continuaron con las labores de inteligencia destinadas a confirmar los indicios que había sobre la conexión entre la mafia colombiana y Europa.

Según la Policía y la Dirección de Estupefacientes, la importación del cargamento de carbonato de sodio se manejó de manera fraudulenta desde Bogotá y aprovechando un cupo asignado a una firma importadora de alta respetabilidad en los círculos empresariales.

La firma, según la Dirección de Estupefacientes, es Sodia S.A.

El cupo asignado a esa empresa, que no tiene nada que ver en esto, fue empleado por otras dos firmas. Una dedicada a la importación y comercialización de productos nacionales y extranjeros y la otra a la representación y agenciamiento de personas naturales y jurídicas, integrada por algunos ciudadanos polacos , explicó una alta fuente oficial.

Un alto oficial de la Policía dijo que las autoridades están tras la pista de dos ciudadanos polacos, implicados al parecer en el ilícito.

En una rueda de prensa, el general Serrano pidió a la Fiscalía iniciar la respectiva investigación penal. No descartó incluso que existan servidores públicos involucrados en el ilícito.

Para nosotros es muy claro -dijo- que la importación iba para el narcotráfico y se realizó con documentos falsificados y sin una autorización de la Dirección de Estupefacientes .

Consultado sobre los reclamos de las empresas que se han visto involucradas en el decomiso, el alto oficial dejó en claro que no va a polemizar con ninguna firma y espera, por lo tanto, los resultados de la investigación de la Fiscalía.

El director Nacional de Estupefacientes, Gabriel de Vega, dijo que este es el golpe más importante, por cuanto lo tradicional es el decomiso anual de 80 ó 90 toneladas de insumos, pero en esta ocasión se incautaron 3.000 toneladas .

Esto demuestra la inmensa voluntad y capacidad del Estado colombiano y su Gobierno para combatir contra el fenómeno del narcotráfico en todas sus manifestaciones , concluyó.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.