POLÉMICA POR DECOMISO DE INSUMOS EN YUMBO

POLÉMICA POR DECOMISO DE INSUMOS EN YUMBO

Aún no hay nada claro acerca del decomiso de 3.000 toneladas de carbonato de sodio en la población vallecaucana de Yumbo.

12 de abril 1995 , 12:00 a. m.

Según el director de la Policía, el general Rosso José Serrano, el cargamento tenía al narcotráfico como único destinatario.

Pero varias de las firmas importadoras y las empresas relacionadas con el transporte del cargamento dijeron que actuaron de acuerdo con documentos legales.

La Administración de Impuestos y Aduanas de Buenaventura, a donde llegó la carga el 4 de marzo, informó que el carbonato de sodio venía de Polonia. De allí salió bajo la responsabilidad de la empresa Polca, con sede en Bogotá.

Hasta el momento se desconoce la posición de la firma Polca. Sus directivos fueron buscados ayer de manera infructuosa.

Cincuenta y dos tractomulas tuvieron que realizar hasta dos viajes por la vía Buenaventura-Cali, entre el 16 y el 22 de marzo, para depositar en dos bodegas de Yumbo las 3.000 toneladas de carbonato de sodio, que desde el pasado lunes permanecen incautadas por las autoridades.

A su vez, varias de las firmas importadoras y empresas relacionadas con el transporte y nacionalización del cargamento, informaron ayer que actuaron de acuerdo con documentos legales. Así mismo, alegaron desconocer la supuesta presencia del narcotráfico en este proceso de comercialización.

La travesía del químico en el país se inició en Buenaventura, hace más de un mes.

Según la Administración de Impuestos y Aduanas del Puerto, a donde llegó la carga el pasado 4 de marzo, el carbonato de sodio provenía de Polonia, país del que salió bajo la responsabilidad de transporte de la empresa Polca, con sede en Bogotá.

Hasta el momento se desconoce la posición oficial de la firma Polca sobre este tema, cuyos directivos fueron buscados ayer de manera infructuosa.

Por su parte, Carlos Alberto Bañol, administrador encargado de la Aduana en Buenaventura, dijo que posee documentos en los que la Sociedad Distribuidora de Antioquia Limitada, Sodia Ltda, aparece como responsable de la carga en el interior del país.

Sin embargo, Alvaro del Corral, uno de los voceros de esta empresa, con sede en Medellín, dijo que esa firma nada tiene que ver con el transporte del carbonato de sodio.

El representante de la firma distribuidora se mostró sorprendido, toda vez que esa empresa no distribuye mercancía por Buenaventura sino por Barranquilla y Cartagena, utilizando siempre a Almagrán, y dijo nunca haber tenido contactos ni negocios con la multinacional Colgate-Palmolive.

Sodia Limitada, dijo el vocero, es una sociedad anónima con más de 45 años de prestigio y rectitud. Hemos manejado el ramo y le hemos prestado servicio a toda la industria antioqueña, especialmente a la textil, y ellas pueden hablar sobre nuestra seriedad .

Otras versiones Por su parte, Bañol dijo que la Aduana se limitó a autorizar el descargue de la mercancía cuando comprobó la existencia de un permiso del Consejo Nacional de Estupefacientes, entidad encargada de controlar la entrada de estos químicos al país.

La autorización habría sido concedida teniendo en cuenta la trayectoria de la Sociedad Distribuidora de Antioquia y en virtud del cupo de importación que posee la empresa.

Una de las hipótesis que tratan de verificar las autoridades, es que los narcotraficantes habrían encontrado la forma de acceder a estos cupos de importación, a expensas de las empresas, para realizar transacciones ilegales.

En Bogotá, un vocero de la Dirección de Estupefacientes dijo que el cupo asignado a Sodia Ltda. fue empleado de manera ilegal por dos firmas.

Permisos a la lata Para poder ingresar las 3.000 toneladas de carbonato de sodio al país, se necesitan básicamente permisos del Instituto de Comercio Exterior. registro de importación, factura comercial, documentos de transporte, permiso del Consejo Nacional de Estupefacientes y el aval del Ministerio de Salud, documentos que presentó ante la Aduana del Puerto, la Agencia de Almacén General de Depósito Mercantil (Almacenar).

Almacenar hizo las funciones de agente de aduana, es decir de intermediario de otra empresa, identificada como Nutrinorte, con sede en Cartagena, y que en últimas sería la dueña de la carga y de su importación, según los documentos que poseen los gerentes de las bodegas de Yumbo, en donde permanece incautado el carbonato.

Nutrinorte --Importadores y Comercializadores--, con sede en Cartagena, reconoció haber enviado carbonato de sodio a la empresa Colgate Palmolive, pero utilizando todos los mecanismos legales impuestos por el Gobierno Nacional y la Dirección Nacional de Estupefacientes.

Eduardo Pardo Porto, gerente general de Nutrinorte, reconoció que efectivamente la empresa importó las 3.000 toneladas de carbonato de sodio por el puerto de Buenaventura y que 400 de ellas, ya nacionalizadas, iban con destino a Colgate-Palmolive. Las restantes 2.600 toneladas estaban en proceso de nacionalización.

De acuerdo con la gerente de recursos humanos y administrativos, Rosario Pardo, esa firma se encuentra autorizada por el Gobierno Nacional para importar este tipo de insumos. Además, en los últimos años ha suministrado el producto a por lo menos 35 empresas diferentes en todo el país.

Nutrinorte está constituida legalmente y cuenta con todos los permisos del Departamento Nacional de Estupefacientes y el Gobierno Nacional, dijo la funcionaria.

Más importaciones Por su parte, el administrador del Departamento Administrativo de Impuestos y Aduanas (Dian), de Cartagena, Fabián García Castañeda, dijo que Nutrinorte ha hecho a través de este puerto 15 importaciones de insumos para agricultura, en lo corrido del presente año, pero ninguna corresponde a carbonato de sodio.

Agregó que dicha empresa está considerada como una de los grandes contribuyentes en la capital de Bolívar. El año pasado realizó importaciones por siete millones de dólares.

Mediante la utilización de la Declaración de Tránsito Aduanero (DTA), Almacenar realizó el traslado de la carga hasta la aduana de Cali, en donde se realizaría su nacionalización para poder entregársela a los destinatarios.

Según Bañol, la salida de las 3.000 toneladas del precursor se autorizó el 16 de marzo, hacia la zona aduanera de Almaviva, situada en el kilómetro dos de la autopista Cali-Yumbo, en donde quedaría bajo el control de la aduana de Yumbo, El carbonato empezó a salir del puerto de Buenaventura a bordo de las tractomulas de la transportadora Sánchez Polo, explicó Gloria Amparo López, gerente de Almaviva.

Según López, el químico llegó el 22 de marzo y sólo se guardaron 2.000 toneladas, pues la bodega no dio a basto, por lo cual se hizo necesario solicitar los servicios de las instalaciones de Almagrario, en donde se almacenaron las restantes 1,000 toneladas .

López dijo que los trámites de nacionalización de la carga se iniciaron el pasado jueves y explicó que horas antes de la llegada de la Policía Antinarcóticos a la bodega, un inspector de aduana autorizó la salida de 400 toneladas a nombre de la empresa Colgate Palmolive.

Habla Colgate Al respecto, Colgate emitió un comunicado para informar que la empresa espera que se aclaren las supuestas irregularidades en la documentación de importación , al tiempo que señala que en sus instalaciones se utiliza un promedio superior a 2,000 toneladas mensuales de carbonato de sodio, con el fin de fabricar detergentes y jabones lavaplatos.

La empresa informó que no tienen relación con la importación y la nacionalización del material químico incautado.

Así mismo, Colgate señala que está autorizada para comprar, importar, distribuir y consumir este producto, y que adelantaba gestiones para abastecerse a partir de este mes a través de la empresa Nutrinorte.

Según las autoridades, la empresa cartagenera Nutrinorte, con más de 7 años de existencia, deberá explicar ahora cuáles son los destinatarios finales del todo el cargamento que se decomisó.

Superbancaria inicia investigación La Superintendencia Bancaria inició ayer una serie de acciones encaminadas a determinar la responsabilidad de los almacenes generales de depósito, que actuaron como almacenadores de los insumos incautados en el municipio de Yumbo (Valle).

La Superintendencia advirtió que, según las regulaciones del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, las instituciones vigiladas están obligadas a adoptar medidas de control apropiadas y suficientes para evitar la comisión de delitos.

Dijo que su actuación puede llevar, incluso, a que se inicien acciones penales o se impongan sanciones, las cuales podrían ir desde $6 474.890 hasta $25 899.560 a la entidad correspondiente.

Explicó, a la vez, que los funcionarios responsables pueden ser multados hasta por $12 949.780 y además ser removidos de sus cargos.

Así lo determinó el superintendente (e), Alejandro Venegas, al evacuar una petición elevada por el director Nacional de Estupefacientes, Gabriel de Vega Pinzón.

En carta a la Superintendencia, De Vega expresó: debo llamar su atención, sobre lo inusual de esta operación, así como el carácter de clientes nuevos de las empresas que la efectuaron, de la calidad de sustancia sometida a control por el Consejo Nacional de Estupefacientes y de los documentos, al parecer ostenciblemente falsos, con los cuales se soportó la importación , dijo.

A su vez, el ministro de Justicia, Néstor Humberto Martínez, llamó la atención del sistema financiero y lo exhortó a que colabore con las autoridades en la lucha contra el narcotráfico.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.