SE ABRE PASO LA BÚSQUEDA DE ACUERDOS

SE ABRE PASO LA BÚSQUEDA DE ACUERDOS

Dos fuerzas no samperistas del liberalismo coincidieron esta semana en una cosa: sin la búsqueda de acuerdos será imposible solucionar la crisis política.

09 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Humberto de la Calle, vicepresidente de la República, lo dijo sin ambages desde Madrid en entrevista exclusiva que se publica en la página 8A de esta edición: Deben buscarse acuerdos que garanticen que el país sale de la crisis y que se elimina la polarización que hoy existe .

Y el ex designado Juan Manuel Santos lo dijo en su columna de opinión del viernes pasado, tras advertir que no habrá participación suya en el Gobierno: A lo que sí estoy dispuesto es a colaborar en cualquier solución de fondo. Por eso estaré listo a dialogar con el Gobierno cuando sea y donde sea, para sacar el país adelante .

Por qué estas declaraciones pueden cambiar el panorama? Porque podrían estar indicando que el liberalismo se va a unir no para facilitar el famoso gabinete de unidad liberal del que se viene hablando, sino para atacar la crisis desde su raíz.

El liberalismo está dividido entre samperistas y no samperistas. Si el Presidente, que maneja a sus anchas la maquinaria de ese partido, y De la Calle y Santos, que tienen diversos grados de ascendencia en la opinión pública, inician un debate sobre la solución a la crisis, estaría sentada la primera piedra para salir del atolladero.

Esta hipótesis, por su puesto, sobre la base de que la Cámara absuelve a Samper, que parece ser lo más probable.

Las maquinarias no son sólo del lado liberal. El Gobierno y la larga escuela de lentejismo que ha habido en Colombia ponen de frente un nuevo hecho: que hay un sector del conservatismo dispuesto a meterse en ese diálogo.

Se trata del sector que orienta la representante a la Cámara Isabel Celis. No deben ser pocos si su candidato a un cargo de menor importancia, la primera vicepresidencia de la Cámara, está asegurado para el isleño Julio Gallardo Archibold.

Entonces el acuerdo pos absolución comenzaría con un banderazo de Partido Liberal y algo así como la mitad del conservatismo. No debe descartarse que también entre a buscar el acuerdo el senador Fabio Valencia Cossio, cacique de caciques del conservatismo y miembro del Directorio de ese partido, que oficialmente ya declaró culpable al Presidente, que se declaró partido de oposición y que ve como única salida la renuncia del Presidente.

Pero el país es mucho más que los partidos.

Y esta crisis ha servido para que salten a la arena empresarios, organizaciones no gubernamentales, gremios de la producción, medios de comunicación e importantes sectores de la sociedad civil.

Un sector de gran beligerancia ha sido el de los empresarios. Han hecho banquetes en Medellín, Cali y Bogotá. Pero es fundamental mirar los matices de cada uno de esos eventos.

Los de Medellín son línea dura. Recibieron a Samper con un enorme aviso en El Colombiano en el que pidieron su renuncia como base para solucionar la crisis.

El banquete de Cali fue, sin duda, antisamperista. Pero hay que dividirlo en dos: la declaración oficial y el banquete mismo.

La declaración oficial empieza por admitir que la crisis institucional tiene una raíz en el deterioro ético del cual todos, en mayor o menor grado, por acción y por omisión, somos responsables .

Y cuando propone el retiro de Samper dice que debe ser el resultado de un acuerdo nacional que comprometa a diversos sectores de la sociedad civil.

En esa tarea pondrán todos los recursos necesarios y todos los instrumentos lícitos a nuestro alcance . Una manera de advertir que no le jalarán a paro alguno? Así las cosas, un sector de los empresarios podría entrar al banderazo inicial para la búsqueda de los acuerdos.

En suma, influyentes dirigentes del país estarían en un plan distinto al de o se va o lo sacamos .

Eso sí, el telón de fondo seguirá siendo si Samper se va o se queda. Si los acuerdos (reformas a fondo al sistema político y penal; inversión social y lucha contra el narcotráfico y la guerrilla) los va a poner en marcha Samper o su sucesor.

Pero si Samper decide irse, lo hace después de tejer la base de importantes reformas. Paradojas de la vida: perdiendo gobierno gana importancia política , dijo un congresista al comentar esta hipótesis.

Sea como fuere, la búsqueda de acuerdos puede dar la sensación de un país unido que busca sus propias soluciones. En ese panorama nadie, ni los más recalcitrantes enemigos de Samper, jugarían al juego de ya casi vienen las sanciones y ahí sí podremos sacarlo .

Aunque, definitivamente, la presión de los Estados Unidos será clave para saber cuánto debe durar la búsqueda de una solución y cuál debe ser su desenlace.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.