MILICIAS HACEN MASACRE EN PETECUY III

MILICIAS HACEN MASACRE EN PETECUY III

!Mosca que cayeron! fue lo único que alcanzó a decir Arnold García al ver que en el salón de billares y juego de sapo, que había comprado hacía siete años, irrumpieron a las 11:30 de la noche en forma violenta once hombres encapuchados y armados con guacharacas.

11 de abril 1995 , 12:00 a.m.

No hubo más palabras. Solo gritos, llantos y el traquetear de las armas de fuego. En cinco minutos no quedó sino el olor a pólvora, la sangre y la histeria de los vecinos y familiares que vieron cómo en la sala de juegos Arnold en la carrera 1D 77-68 del barrio Petecuy III quedó convertida en un cementerio.

Tres muertos y ocho heridos dejó la incursión de los sicarios.

Ellos hacía rato, desde las siete de la noche, estaban por aquí dando vueltas en compañía del Tombo y de Bareta , dice una de las vecinas del sector. Incluso se alcanzaron a tomar una botella de aguardiente y metieron vicio a lo loco en la esquina de la tienda. Uno de ellos me tocó el trasero cuando fui a comprar una gaseosa continuó y los demás se totiaron de la risa . Ella lo insultó.

Según las versiones del vecindario, los sicarios estaban atalayando al inspector de La Magdalena (corregimiento de Buga), Héctor Fabio Salgado, de 38 años, quien estaba visitando a su esposa que se encontraba de vacaciones donde su madre, quien vive en ese sector, Salgado falleció de tres impactos.

Sin embargo, el secretario de Gobierno, Julio César Martínez, dice que hay versiones de que la acción la cometió un grupo de limpieza que se está gestando en esta comuna, tal como comenzó en Aguablanca.

Esa versión fue recogida por Martínez a los 20 minutos de ocurrido el incidente pues a esa hora se encontraba cerca de la zona realizando operativos de desarme. Al llegar allí se encontró con el cadáver de un hombre de 40 años, era Arnold García. A su lado estaba una mujer de 22 años de nombre María Elena Cossio, quien falleció antes de llegar al hospital. Los levantamientos los diligenció el fiscal 117.

Uno de los siete sobrevivientes, Henry Morales, de 33 años, le dijo a EL TIEMPO que la cosa pasó en cuestión de instantes. Estábamos jugando cuando oímos que gritaron: !quieto todo el mundo. Ustedes al suelo! Y sin más, se agarraron a dispararnos a todos por la espalda. Con ese susto uno no distingue a nadie. Me recogió un taxi, me trajo aquí al hospital y no sé más .

Al igual que Morales resultaron con heridas John Freddy Castillo (25), Holmes Ruiz (16), Frank Eduardo Marín (17), Pedro Pablo Guevara (46), Duberney Andrade (25) y Ramiro Solano (30).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.