EL DAGMA Y CVC SE ENFRENTAN

EL DAGMA Y CVC SE ENFRENTAN

Nuevamente se levantó la polvareda en cuestión de disparidad de funciones ambientales, entre la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (Cvc) y el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma). Todo debido al decomiso de los ramos elaborados con los cogollos de la palma de cera, que ayer no se pudo hacer en Cali como se había programado.

11 de abril 1995 , 12:00 a.m.

En efecto, la falta de coordinación entre las entidades ambientales impidió que el Dagma realizara el decomiso, ya que en el momento de realizar los operativos en las galerías y templos, los vendedores mostraron un permiso de la Cvc.

Así lo informó la directora del Dagma, Margarita Londoño, quien manifestó que cuando fueron a hacer los decomisos con auxiliares de la Policía y funcionarios de Emsirva, todos los vendedores mostraban un permiso de la Cvc para comerciar con palmas de los árboles corozo y táparo.

Es difícil establecer la diferencia entre los cogollos del árbol de cera y los de corozo y de táparo , dijo Londoño. Sólo un biólogo lo puede hacer. La Cvc actuó mal concediendo esos permisos, es una traición al medio ambiente, porque no concibo que se utilicen los recursos naturales , dijo la funcionaria.

Señaló que sin embargo las campañas que realizaron las entidades ecológicas sirvieron para disminuir la utilización de los cogollos de la palma de cera, árbol colombiano que está en extinción.

La Cvc también se pronunció. EL TIEMPO-Cali Valle dialogó con el jefe de la División Territorial de la entidad en Buenaventura, James Ortega, quien concedió los permisos para utilizar los cogollos de palma de corozo y de táparo.

El funcionario explicó que la comunidad del Bajo Calima solicitó la licencia para el corte y transporte de 250 cogollos y se le concedió a cuatro personas.

El corte de los cogollos no perjudica a la palma ya que éstos se regeneran aproximadamente en un período de tres meses. Los permisos no se dan libremente, ya que se cuenta con un equipo de apoyo integrado entre otros por especialistas en bosques y suelos , dijo Ortega.

Aclaró que la palma de corozo es utilizada por las comunidades del Litoral Pacífico para techar sus viviendas y no está en extinción. Alcanza una altura de tres y cuatro metros. Se le considera una palma de tierra caliente, ya que se da en una altitud de 800 metros.

La palma de cera en cambio es de tierra fría y la recuperación de su cogollo demora cerca de 20 años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.